La ermita de Santa Marta, en Matasejún

 

Isabel Goig Soler

 

El pueblo de Matasejún, a 1191 metros de altitud, en la comarca de Tierras Altas, pertenece al Ayuntamiento de San Pedro Manrique. Con 18 habitantes, durante el invierno descienden todo lo que permite el parco número de censados.

Durante muchos años vivieron de la trashumancia, aunque en el siglo XVIII sólo se censan, en el Catastro de la Ensenada, sólo 446 cabezas de merinas muy repartidas entre los vecinos. Tal vez aumentarían años después. En cambio el ganado churro ascendía a casi mil doscientas cabezas. Por esos mismos años el número de vecinos que habitaban Matasejún era de sesenta, más 14 viudas, y 4 pobres de solemnidad. Trabajaban allí un sastre y un tejedor, y contaban con taberna, mesón y panadería, en un sólo edificio, que no producía renta alguna ya que funcionaba por adra.

Muy cerca del caserío todavía pueden verse los restos de un antiguo pueblo que se llamó Molino Romerogil, y que en la actualidad se conoce como “los Molinillos” (1).

En el término de Matasejún existió una ermita que generó documentación, la Ermita de Santa Marta. Según descripción del emplazamiento, hallada entre los papeles que se conservan en la Biblioteca Pública de Soria, en el Legado del padre Zamora Lucas, parte del cual fue utilizado por Gervasio Manrique para ofrecer datos sobre la comarca de San Pedro Manrique, se recoge así:

Se sabe con toda seguridad que la ermita de referencia estuvo situada dentro del término de Matasejún en el sitio que lleva por nombre dicha santa y junto a los prados colindantes con la margen derecha del arroyo que baja de Peña-mañera; en dicho sitio, por cierto muy pintoresco se ven diseminados algunos restos junto al solar que ocupó y es de suponer que si hicieran algunas excavaciones se encontrara algo notable. El que escribe estas líneas encontró hace años un tornillo de hierro, algunas monedas de cobre, huesos, ladrillos, tejas, una piedra con inscripciones latinas, otra piedra con diversos dibujos calados con bastante perfección, etc., etc. según datos tomados de un antiguo manuscrito de apeos de los bienes de dicha ermita consta que tenía su hermosa casa para el santero junto a la ermita, cuya casa estaba situada linde del camino que sube a los prados, que estos prados eran propiedad de la santa, así como bastantes heredades de secano y regadío dentro del término de Matasejún, y poseía dos casas en el pueblo y otra en San Pedro   Manrique (...). Se hacía una romería con procesión desde la matriz, san Martín, el día segundo de letanías de la Ascensión. Al terminar la misa se reunían en casa del santero donde sacerdotes, sacristanes, monaguillos consumían algunos manjares preparados para ellos, como eran sardinas, huevos, pan y vino. Los demás asistentes comían extendidos por aquellas praderas junto a la ermita. (…). Apenas existen vestigios de la misma, aunque algunos supervivientes han conocido parte de sus muros que por cierto eran todas las esquinas de piedra arenisca o silícea labrada con toda firmeza y gusto, siendo de notar que dichas piedras debieron transportarse de fuera de la jurisdicción de Matasejún, por creer no existen por aquellas cercanías canteras de esa clase.

En el mismo legado, y en el apartado de procesiones para todas y cada una de las ermitas de Villa y Tierra de San Pedro Manrique, se lee:

(…) el abad ha de llevar de comer a las ermitas y procesiones siguientes: Santa Martha, el día que se va a esta ermita llévese sardinas y huevos y picado todo, bien aderezado, por valor de seis reales.

En la sección de protocolos notariales de San Pedro Manrique, que puede consultarse en el Archivo Histórico Provincial de Soria, y a a lo largo de dos siglos (de 1661 a 1868), se han conservado algunos documentos referidos a la ermita de Santa Marta. No resulta tan abundante como la documentación sobre otras ermitas pertenecientes, como la de Matasejún, a la parroquia de San Martín, de San Pedro Manrique: el Espino de Oncala y Nuestra Señora del Monte, de Sarnago. Podría ser que existieran más documentos en otra notaría, por ejemplo la de Magaña o Ágreda, tanto de Santa Marta como de las otras dos mencionadas. De momento vamos a referir la que obra, fotografiada, en nuestro poder. Lo haremos en orden cronológico y con grafía actual, salvo que consideremos necesario conservar la usada en los documentos.

 

1-4-1661. Arrendamiento a Cathelina Recio, viuda de Andrés de la Mata. Una casa propiedad de la ermita, en San Pedro, calle de la puerta de la Cava, con huerto. Se arrienda por cuatro años, a 25 reales año.

9-5-1663. El licenciado Francisco de Gante, beneficiado de San Martín, mayordomo de la ermita, cede, renuncia y traspasa a la iglesia de San Martín unos censos (2) de Juan de Verdonces dela Yglessia y su mujer Maria Mrz, de Matasejún, de 25 ducados(3) de principal. Más otros 25 ducados de censos contra Prudencio Carrascosa y su mujer, de Matasejún, porque la iglesia está pobre (4). Este traspaso de produce a raíz de la visita del licenciado Joseph de Argaez, visitador general, quien en la misma fecha (más o menos) visita la ermita de la Virgen del Monte, a cuyo mayordomo manda también se traspase dinero a San Martín.

18-4-1665. El licenciado don Francisco de Gante, beneficiado de San Martín, mayordomo de la ermita de Santa Marta, aneja a la iglesia, arrienda a Yldefonso de Muro, de San Pedro, una casa de la ermita sita en San Pedro, en el barrio de la puerta la nava, aledaños casa de herederos del licenciado Jorje Gonzalez por 25 reales al año.

5-2-1667.  Arrendamiento de las heredades y prados de la ermita a Miguel González de Remiro. Todas las heredades de Santa Marta, en Matasejún, de tierra blanca y prados de siego, por diez años, y 6 fanegas de trigo al año.

19-6-1667. En el barrio de Romerogil. Testamento de Juan de las Heras, vecino de Matasejún, residente en Romerogil. Se digan dos misas (entre otras muchas) en el altar de la ermita de Santa Marta y se de dos reales y medio de limosna. En esa fecha vivía también en el barrio Juan Marqués, quien le debía 3 fanegas de trigo. De Romerogil debía ser su mujer, Isabel Hernandez, quien llevó al matrimonio, entre otros bienes, “una casa en este barrio de Romero Gil que es la que al presente vivimos”.

8-9-1669. Diego Peña y Cathelina Hernandez, matrimonio, se obligan a la ermita de Santa Marta, de Matasejún, y en su nombre y como mayordomo y administrador de rentas, al licenciado Domingo Saenz, beneficiado de San Martín, en 140 reales en una sola paga para San Juan de junio, por un préstamo.

8-9-1669. Juan de las Heras y su mujer Ysavel Hernandez, de Matasejún, se obligan a la ermita de Santa Marta, de Matasejún, y en su nombre y como mayordomo y administrador de rentas, al licenciado Domingo Saenz, beneficiado de San Martín, en 55 ducados de vellón, en una paga, para San Juan de junio, por un préstamo.

11-9-1669. Miguel Ximenez casado con Christina Saenz de Hidalgo, de San Andrés, se obligan a la ermita de Santa Marta, de Matasejún, y en su nombre y como mayordomo y administrador de rentas, al licenciado Domingo Saenz, beneficiado de San Martín, en 561 reales a pagar junto para San Juan de junio, que le ha prestado.

17-9-1671. Obligación en favor de la ermita de Sta Marta. Marcos Martinez, de Matasejún, se obliga a la ermita y su mayordomo en 132 reales de vellón, juntos en una paga para San Juan de junio del año siguiente, por razón de que por hacerle bien y buena obra le ha prestado el mayordomo Domingo Saenz, beneficiado de San Martín. Hipoteca una tierra blanca en la Çeladilla, de Matasejún.

9-12-1671. Redención de un censo de 40 ducados de vellón a favor de la ermita que tomaron el lugar y concejo de Castillejo.

12-12-1671. Obligación en favor de la ermita de Sta Marta. Miguel González de Remiro y Marcos Martínez, de Matasejún, se obligan con sus bienes muebles y raíces habidos y por haber en 440 reales de vellón, juntos, en una sola paga para el 12 de diciembre de 1672, que les ha prestado el mayordomo de la ermita, Domingo Saenz, por hacerles bien.

20-4-1673. Censo en favor de la Hermita de Sancta Marta. Juan Saenz Tundidor y María de la Mata, casados, de San Pedro Manrique, venden un censo al quitar a la ermita, aneja a San Martín y en su nombre al mayordomo, por 20 ducados de vellón “que salen y son a razón de a 20.000 maravedíes/millar”.

2-3-1676. Censo en favor de la ermita de Santa Marta. Juan Sáenz Tundidor, casado con María de la Mata, de San Pedro, venden por venta real y juro de censo al quitar a la ermita, aneja a San Martín, 5 reales y medio de réditos al año hasta que se quite el principal. Hipotecan la casa morada, tres pares de tijeras para el oficio de tundidor con un tablero y lo demás correspondiente al dicho oficio. El capital es de 110 reales vellón.

19-5-1676. Obligación(5) a favor de la ermita. Miguel González de Ramiro y Marcos Mrz., su yerno, de Matasejún, se obligan al beneficiado en 754 reales de vellón “que de todas cuentas, dares y tomares” que hasta hoy hemos tenido con la ermita, que le ha dado el cura a Miguel por hacerle buena obra. Lo pagarán junto para Ntra. Sra. de Agosto.

29-7-1677. Obligación a favor de la ermita. Francisco Medel y Miguel Marín, de San Andrés, se obligan a la ermita y en su nombre al licenciado Domingo Sáenz, presbítero de San Martín, en 462 reales de vellón en una sola paga para el día de Santa Marta, el 29 de julio, por un préstamo.

9-9-1677. Censo en favor de la ermita. Juan Sáenz Tundidor casado con María de la Mata; Joseph Jiménez Duque casado con María Cruz Sáenz, todos vecinos de San Pedro Manrique, solicitan censo de 17 reales y 20 maravedíes de rédito al año. Hipotecan las casas donde viven.

20-10-1678. Censo en favor de la ermita. Miguel González de Remiro, Domingo Martínez Cantullera casado con María Pérez, de Matasejún, venden un censo de 45 reales/año de rédito por 900 reales de vellón de principal.

1-6-1679.  Arrendamto dela Hermita de Sta Martta del ttrmo de Mattasexun. El cabildo de la iglesia de San Martín “juntos como acostumbramos en semexantes actos” y especialmente don Juan y don Francisco de Gante, Andrés Sanz Malo, cura, Domingo Saenz, don Diego y don Martín de Gante, Jorge Beltrán, Diego Saenz Malo, don Agustín de Gante, beneficiados de San Martín, otorgaron y nombraron por casero de la casa y ermita de Santa Marta a Miguel González y Blas González, su hijo, vecinos de Matasejún. Por nueve años, desde el primero de marzo del presente año. Les dan en arrendamiento prados, heredades, casas, corrales y demás bienes de la ermita por seis fanegas de trigo al año, pagados para el día de Nuestra Señora de Agosto “y aunque succeda piedra niebla u otro casso forttuito sean de pagr dhas seis fanegas de trigo ala dha hermita y su maymo en su nombre y las heredades y prados an de quedar cumplido el arrendamto enel ser y estado que están…”.

29-9-.1682.  Blas González de Remiro, Matasejún, da “en venta real y juro de censo al quitar” a la ermita de Santa Marta, sita en los términos de dicho lugar, 13 reales de vellón al año de réditos, pagados el 29 de septiembre de cada año por 260 reales de vellón que el licenciado Domingo Sáenz, beneficiado de San Martín les ha prestado.

22-9-1686. Domingo Saenz, presbítero beneficiado de San Martín, mayordomo de la ermita de Santa Marta, Matasejún, da en renta y arrendamiento a Blas Gonzalez y Juan Martinez de Marco, Matasexun, los bienes de la ermita, prados, casillas y tierras por nueve años, 6 fanegas de trigo a fruto sano al año, en una sola paga, para Nuestra Señora de Agosto.

30-9-1694. Venta a favor de la ermita a María González, viuda de Marcos Martínez, de Matasejún. Vende María una casilla y horno; un corral; doce heredades de tierra blanca, todo en Matasejún. Topónimos: el castillixo, oya ernal, oyo de la celadilla, la matolaya, el pradal de la serna, cantos de la serna, ugallano, cuesta de la oya de los rabillos… Todo tasado en 1771 reales que es la cantidad que le debía de los censos otorgados en 20-10-1678 y 29-9-1682, más intereses. (La misma vende otras propiedades a la capellanía de María López de Medrano).

5-12-1714. Arrendamiento de la hacienda. Don Carlos de Gante, presbítero beneficiado de San Martín, mayordomo de la ermita, arrienda a Blas González e Inés González, viuda de Juan de Marco, vecinos de Matasejún, toda la hacienda raíz, prados y heredades de la ermita en término de Matasejún, por nueve años, por 8 fanegas de trigo justo, limpio y de buen recibo, pagados el día de Nuestra Señora de Agosto.

Catastro de la Ensenada, 27-4-1752. Censo redimible a favor de la ermita de 220 reales/v., contra Miguel de Subirán, de San Pedro Manrique, sobre una casa en San Pedro. Otro censo de 32 reales/vellón contra Leonardo López Garixo, de San Pedro, sobre una casa en San Pedro.

19-2-1758. Poder otorgado por los patronos de la ermita a favor de Pedro Sáenz de Rodrigáñez y demás. Patronos don Juan Bautista Beltrán Sánchez-Malo, don Pedro de la Mata, don Manuel Ruiz y don Gaspar González, curas y beneficiados de san Martín, “beneficiados más antiguos a cuyo cargo está la percepción de sus caudales y recibir sus cuentas al mayordomo que se nombra de dos en dos años según la costumbre inveterada”, dan poder para que acudan a la villa de Cervera, ante el juez comisionado por el Real Consejo de Castilla (el juez es el alcalde mayor de Cervera), sobre el derecho legítimo que tiene la ermita para la cerradura del hortal sito confinante a ella.

29-3-1759. Poder que da el Regimiento y vecinos de Matasejún a don Martín de Villanueva, procurador de los RR Consejos. Los vecinos: Juan Martínez Cantullera, regidor; Diego Pérez, Pedro Llorente; Joseph Fernández joven; Josep Martínez, Juan Martínez, Pedro Llorente, Domingo Martínez, Juan Llorente y Juan Delgado, en su nombre y por los ausentes, enfermos e impedidos. A son de campana tañida. Han seguido cierta instancia contra el cabildo, cura y beneficiado de San Martín, como patronos de la ermita de Santa Marta, sita en el lugar el Hortal, sobre la demolición de la cerca o cerrado que voluntariamente, sin título ni pertenencias hicieron los patronos de ciertas heredades. Los vecinos la han demolido gastando mucho dinero. Han propuesto que puesto que han cedido en demoler en beneficio común por la comunión de pastos le ayudasen a la contribución de gastos, sin conseguirlo.

22-9-1766. Censo a favor de la ermita de Santa Marta. Lo toman Manuel Ximénez, casado con Manuela León, de Vea. 6 reales y 20 maravedíes de vellón de réditos por 220 reales de vellón. Lo gestiona don Javier Pérez de Arteaga, beneficiado de San Martín, cura de Matasejún, mayordomo de la ermita.

Treinta años después del anterior asiento, la ermita desapareció, tal y como se deduce del siguiente documento que tratará sobre la pertenencia de los bienes de la ermita “que fue de santa Marta”.

10-12-1797. Bienes de Santa Marta. Se reúnen para “tratar y ver lo que conviene” a un pleito que mantienen con el cabildo de la matriz sobre “la pertenencia de los bienes de la hermita que fue de santa Marta”. Conformes en que los caudales que existen de la ermita (dos mil reales de vellón) pasen al Concejo e iglesia de Matasejún. De las tres partes del ingreso de rentas y frutos que se devenguen desde 1798, dos partes para la matriz de san Martín y otra para la iglesia de Matasejún

Setenta y un año después, se subastan las tierras de la ermita de Santa Marta. La última desamortización que se hizo en España vino a responder a la Ley Madoz, de 1-5-1855, que podría ser la que motivó la siguiente subasta:

Subasta tierras ermita Santa Marta, en Matasejún. Boletín de ventas de bienes nacionales de la provincia de Soria. Número 305, martes 4-2-1868. Ermita de Santa Marta. Números 2260 del inventario y 139 de permutación. Una heredad compuesta de 19 pedazos de tierra de labor y dos prados, sitos en término de Matasejún, procedentes de la Ermita de Santa Marta que lleva en renta Juan Carrascosa por la anual de 33 escudos, y tienen todos los expresados pedazos linderos conocidos y notorios, según expresa la certificación pericial que corre unida al expediente. Su cabida en junto es la de 10 fanegas y un celemín de marco real, equivalente a 6 hectáreas, 98 áreas y 3 centiáreas. Se ha fijado en Matasejún anuncio para la subasta de esta finca que ha sido tasada por los peritos don Ciriaco Neya, por la Hacienda, y don Juan Carrascosa, práctico, en 112 escudos y capitalizada por la expresada renta en 742 escudos 500 milésimas, igual a 7.425 reales tipo para la subasta.

Hemos utilizado fotos de la web www.idoubeda.com, del arqueólogo Eduardo Alfaro, quien visitó el lugar donde estuvo ubicado el edificio. Es el mismo que en reciente visita a Matasejún nos indicaron Antonio Barrero Mainez y su hijo.

 

AHPSo. Sección protocolos notariales de San Pedro Manrique. Cajas 2629, 2648, 2630, 2626, 2650, 2652, 2653, 2655, 2657, 2640, 2667, 2642, 2644, 2673, 2701, 2708, 2716, 2706 y 6244 (orden 32).

 

(1) Romero Gil, Molino Romero Gil, o Romero Xil, es un despoblado perteneciente al pueblo de Matasejún. Se conoce habitación desde que en 1607 firma una obligación el vecino Francisco Sáenz, hasta que el 22 de junio de 1694 Juan de las Heras vende a don Jorge de Gante un prado.

(2) Los censos redimibles y al quitar fueron lo que ahora llamamos préstamos hipotecarios. Se trataba de una forma de rentabilizar el capital. En el siglo XVII el interés aplicado al préstamo era del 5%, en el XVIII del 3%.

(3) Moneda no acuñada equivalente a once reales de vellón (DRAE)

(4) Fue práctica común el traspasar dinero de las ermitas a las parroquias de las que dependían.

(5) Según el DRAE, una de las acepciones de “obligación”, es: “Título, comúnmente amortizable, al portador y con interés fijo, que representa una suma prestada o exigible por otro concepto a la persona o entidad que lo emitió”.

© Isabel Goig Soler

Inicio
Las Ermitas, Soria
Ermita de Santa María del Monte, en Sarnago
Ermita de Santa Marta, en Matasejún
Ermita Virgen del Espino, Oncala
Ermita Ntra. Sra. Concepción, Ventosa de San Pedro
Ermitas de la Ciudad de Osma
Ermita de las Magdalenas, El Burgo de Osma
Ermita de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Peroniel del Campo
Ermita de San Miguel, Las Cuevas de Soria
Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, Barca
Ermita de San Pedro del Haya, Oncala

 

IDOUBEA ETNO: Ermita Santa Marta (Matasejún)

Molino Romero Gil, Molino rromeroxil, en Matasejún

Móndidas de Matasejún

 

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com