Ermita de San Miguel, Las Cuevas de Soria

 

Isabel Goig Soler

 

En la actualización de invierno 2011, anotábamos la existencia de una ermita, bajo la advocación de San Miguel, en la localidad de Las Cuevas de Soria, y aneja a ella, el establecimiento de un hospital. La ermita, decíamos entonces, de existir sólo lo hacía documentalmente. De ella daban referencia Morales y Teófilo Portillo, además de la ubicación de lápidas romanas, que puede leerse en el trabajo titulado “Algunas anotaciones a la Historia de Las Cuevas de Soria”.

Fue Palmira Cabrerizo, vecina de Las Cuevas, quien había trabajado, junto con su esposo, en la villa romana, quien nos puso sobre la pista de dónde podían estar los documentos en la actualidad, después de haber permanecido muchos años en la parroquial de Los Llamosos.

En el Archivo del Obispado, en El Burgo de Osma, hemos expurgado algunos documentos, y lo primero con lo que nos encontramos es que el libro de fábrica de la ermita se perdió, por lo que, hasta la fecha, ignoramos cuándo se construyó la ermita y un hospital, que en efecto debía llevar aneja. 

La primera documentación que encontramos pertenece al año 1653, 13 días de un mes que, debido al mal estado del documento, no se puede precisar. Recoge la visita de don Antonio de Valdés, obispo de Osma, del Consejo de S.M.

“visitando este dicho lugar visitó el Hospital que ay en él y hermita de S. Miguel y halló que al presente no avia libro de la [fábrica] del que se avia perdido y llegando ajustar la quenta”.

Por las visitas que se habían hecho anteriormente, años 1649 y 1651, se recoge constaba que había administrado la hacienda de dicho hospital muchos años Mateo de Morales, regidor que fue de la Ciudad de Soria, a quien se le había hecho cargo de 35 ducados de principal de un censo que tenía el dicho hospital y se había redimido y entrado en poder del dicho Mateo de Morales. Y asimismo de los réditos de otros censos que todo ello montaba poco más de cuarenta mil maravedíes.

“Y por cuanto a dicho Matheo de Morales ya era difunto, el obispo compelía al licenciado don Juan de Morales, caballero de la Orden de Calatrava y colegial en el Colegio Mayor del Arzobispado de Salamanca como hizo y heredo de don Mateo a que diese y pagase a dicho hospital la dicha cantidad, y porque no hubo dinero en que poder pagar de contado, S.S. se convino con Juan de Morales a que por toda la cantidad que debía Mateo al Hospital le hiciese cesión de un censo de mil reales de principal que Mateo tenía contra Hernando de Vinuesa, vecino que fue de San Andrés (borrado).

El obispo manda que se haga libro nuevo, donde se recojan los bienes del Hospital y que se pongan mayordomos que administren y cobren, para lo cual nombró de mayordomo del Hospital a Dionisio Barranco, vecino,

“al qual mandó acete y sirva dcho oficio sopena de excomunión mayor, con apercibimiento de agravación”.

Inventario de la ermita

Censo contra Hernando de Vinuesa (borrado) de mil (borrado) de principal otorgado en el Lugar de San Andrés el 22-5-1570, ante Francisco Escarduy, escribano, y cedido por el licenciado Juan de Morales, caballero de la Orden de Calatrava, colegial, ante Mateo Sanchez de Peralta, escribano de número en la Ciudad de Soria a 12-3-1652, cuyos réditos montan 1.700 maravedíes y que se deben desde dicho día.

Otro censo de 170 maravedíes de renta y 3.400 de principal contra Juan Aragonés el Mayor, que se deben desde el dicho 12-3-1652.

Otro censo de 3.400 maravedíes de principal y 170 de renta contra Juan de Castejón que debe los réditos desde el 12-3-1652.

 

La siguiente visita tiene lugar el primer días del mes de noviembre de 1659, y la lleva a cabo don Bartolomé Sanz de Vera, capiscol de la Iglesia de Osma, visitador general del obispado. Pidió cuentas del hospital, de los bienes y rentas, al mayordomo Diego Barranco. Después de las cuentas, donde aparece en el Inventario los censos, hay una lista de cargos, por lo que sabemos que se llevaron a cabo obras de: retejo y aderezo del hospital; transporte de madera; posada; candado; madera; cal; puertas; cera; teja; dinero a cuenta de obra.

El mismo visitador de 1659, acude de nuevo a Las Cuevas el 24 de octubre de 1661. Es entonces mayordomo Miguel Valero, y está ausente. El visitador insta al cura, licenciado López, para que “compela por censuras y todo rigor al mayordomo” para que ocho días después tenga hechas las cuentas

En abril de 1664, ante Francisco Martínez Serrano, maestrescuela en la Iglesia de Osma y visitador general del obispado, el vecino de Las Cuevas, mayordomo de la ermita, Lucas Mateo, informa sobre las cuentas, y sólo se refiere al hospital. Se hace cargo el dicho mayordomo de 3.113 maravedíes “en que fue alcanzado el mayordomo en las cuentas del año pasado de 1659”.

Siguen disfrutando los censos, y también en esta visita se indica que han hecho obras en la ermita: 92 reales ha gastado en el tiempo de su mayordomía en retejar la ermita y encalar, dos reales en bajar la piedra, y más adelante aparece la anotación de 67 para materiales y oficial para revocar la ermita. 22 reales ha pagado de subsidio en cuatro años hasta fin de 1663. Cuatro reales de cera ha gastado en esos años. Debía haber recaído el censo sobre Francisco Cerón, como marido de doña María Madalena, puesto que el mayordomo justifica el gasto de 23 reales contra ellos sobre réditos de censo. Por último se anota la cantidad de 6 reales por derechos de los señores visitadores y de los notarios de las visitas.

El 2 de noviembre de 1667, es visitador del obispado, de donde era obispo el ilustrísimo y reverendísimo fray Pedro de Godoy, fray Francisco de Ayllón, de la orden de Predicadores. Eran entonces mayordomo Vaqueo García, o Baquio, en honor, suponemos, a uno de los cuatro santos mártires, cuyas reliquias se veneran en la ermita de San Cristóbal. Han tenido que pleitear también para cobrar la renta del censo, contra D. Francisco Zeron, 20 reales y medio. 8 reales en cera para alumbrar. Y vuelven a hacer obra, pues anota el mayordomo 55 reales “que costó la tabla que se compró para aderezar la ermita”.

Documento del Archivo sobre la Ermita de San Miguel de Las Cuevas de SoriaLa siguiente referencia nos la ha facilitado José Vicente de Frías Balsa, también del Archivo del Obispado (caja referencia 258/16-17). Es de fecha 17-7-1740, visita pastoral que lleva a cabo el obispo Pedro de la Cuadra y Archiga. La ermita estaba arruinada, aunque había tenido dos censos de cien reales cada uno de capital y otro litigioso de mil contra don Juan de Vinuesa, vecino de Soria (los mismos que el siglo anterior). El obispo manda al Concejo que en seis meses repare la ermita y se reconozcan los censos so pena de excomunión al alcalde y al regidor más antiguo.

El censo principal del que se sufragaban ermita y hospital, había sido cedido por el licenciado Juan de Morales. En la caja nº 635, del Archivo Histórico Provincial de Soria se encuentra un documento donde se lee:

“Doce de marzo de 1652, el licenciado don Juan de Morales, caballero de la Orden de Calatrava, natural de Soria, colegial en el Mayor de la Universidad de Salamanca, hijo y heredero de Mateo de Morales, regidor que fue de la Ciudad de Soria, y de Ana de Morales, vecinos que fueron de Las Cuevas, donde tengo mi casa y muchos bienes de mi mayorazgo. (…). Por cuanto Antonio de Valdés, obispo de Osma, y sus visitadores han visitado el Hospital y la Ermita de San Miguel, y han hallado que por cuenta de mi padre y mía está la satisfacción de 35 ducados de principal de censos redimidos y sus réditos (…). He decidido ceder, dar y traspasar para el Hospital y la Ermita un censo de mil reales de principal contra Hernando de Vinuesa…”.

En censo lo había heredado de su madre, doña Ana de Morales, mujer de Mateo de Morales. A ella se lo habían donado, en escritura de 25 de mayo de 1624, Antonio de Medrano y su mujer, Jerónima de Morales, vecinos de Peroniel, y Melchor de Morales, vecino de Aldealpozo:

“…donan a doña Ana, su hermana, un censo al quitar de mil reales de principal contra Hernando de Vinuesa, difunto, vecino que fue de San Andrés. (…) Para tres es poco y a uno le hará utilidad, y porque tenemos mucho amor y voluntad a doña Ana”.

El primer beneficiado de este censo fue un cura de La Mayor, tío de la siguiente, madre a su vez de Ana, Jerónima y Melchor.

Ubicación de la Ermita de San Miguel de Las Cuevas de SoriaUbicación de la Ermita de San Miguel de Las Cuevas de Soria

El lugar donde estuvieron ubicados hospital y ermita, de los que esperamos seguir encontrando documentación, se ve desde la carretera que discurre de Las Cuevas a Izana, en las proximidades de la Villa Romana, donde también hay una pequeña fuente con el nombre de San Miguel. Podría ser que el montón de piedras que se ve en la foto, correspondan a la ermita.

© Isabel Goig Soler

(Pulsar sobre las fotos para ampliar)

Inicio
Las Ermitas, Soria
Ermita de Santa Marta, en Matasejún
Ermita Virgen del Espino, Oncala
Ermita Ntra. Sra. Concepción, Ventosa de San Pedro
Ermitas de la Ciudad de Osma
Ermita de las Magdalenas, El Burgo de Osma
Ermita de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Peroniel del Campo
Ermita de San Miguel, Las Cuevas de Soria
Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, Barca
Ermita de San Pedro del Haya, Oncala

 

Anotaciones a la historia de Las Cuevas. Ermitas de los Santos Mártires y San Miguel de Las Cuevas de Soria

Villa Romana "La Dehesa" de Cuevas de Soria

 

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com