Molino Romero Gil, Molino rromeroxil, en Matasejún

 

(Pulsar sobre la foto para ampliar)
Molino Romero Gil en Matasejún (Soria)

En el término de Matasejún, en la actualidad Barrio del Ayuntamiento de San Pedro Manrique, se encuentran los restos de lo que un día fue un pequeño y poco habitado barrio o pueblo, llamado indistintamente en los diferentes documentos como Molino Romero Gil, Romero Gil, Romero Xil, y rromeroxil. A partir de 1635 el nombre utilizado es el de Romerogil.

El padre Gonzalo Martínez le llama El Molino: “En el término de Matasejún, 1700 metros al O/NO, en las majadas llamadas de Romero Gil, en la ribera izquierda y lindante con el río Mayor, a 400 metros aguas abajo de la raya divisoria entre Matasejún y El Collado; se recuerda la existencia de un poblado llamado El Molino en el lugar, y puede verse la cimentación de los edificios”. (Las Comunidades de Villa y Tierra. Gonzalo Martínez Díez)

Habría más de un molino, tal y como se desprende del documento de 1671, donde puede leerse “excepto la mitad de un molino harinero debajo de Romero Gil que al presente está caído”. En la actualidad al paraje se le denomina, “el molinillo” o “los molinillos”, indistintamente.

(Pulsar sobre la foto para ampliar)
Molino Romero Gil en Matasejún (Soria)

Durante años fue molinero Miguel Hernández, quien demanda a Pedro Martínez, vizcaíno, del Valle del Guriezo en las montañas, por no haber hecho ni acabado en perfección el cubo de un molino harinero.

La compra de cueros por parte de Francisco Sáenz, hace pensar que se dedicara a la fabricación de botas para vino o calzado. Por su lado, Blas Hernández primero y Juan de las Heras después,  compran paño catorceno, lo que tal vez signifique que se dedicaban a la confección de prendas.

“Lidia Lafuente, de Matasejún, nos dijo que en su pueblo se reunían [para hacer trasnochos] en Romero Gil, hasta donde hacían el camino con velas, faroles de cristal, o candiles. En el edificio había luz cuando ella era pequeña, que llegaba desde un molino de Palacio. Contaban cosas de brujas, cosían, hacían punto. (…). Sus ruinas, conocidas en la actualidad como los molinillos, se ubican a unos dos kilómetros de Matasejún por lo que la costumbre de caminar hasta allí, pese a las buenas edificaciones del propio pueblo, se puede analizar como una distracción más unida a la propia del trasnocho”.  (Isabel Goig. “Tal y como vivíamos”).

(Pulsar sobre la foto para ampliar)
Molino Romero Gil en Matasejún (Soria)

En los documentos consultados en el Archivo Histórico Provincial de Soria, sección de protocolos notariales de San Pedro Manrique, aparece el primer documento en el año 1599 y el último en 1694. El pueblo estaba habitado desde antes (desconocemos la antigüedad), pero la documentación conservada comienza a final del siglo XVI principios del XVII. Por ellos se deduce que el número de habitantes era muy corto y que uno de ellos se dedicaba, o bien a tejer, por la compra de sayal pardo, y paño catorceno, o bien lo transportaba (documento de 1609). De 1617 a 1628 era molinero Miguel Hernández, quien fallecería antes de 1632 cuando ya aparece María Hernández como su viuda.

Residía al menos un trashumante (se desconoce el cargo dentro del rebaño, quizá propietario), de nombre Francisco Sáenz, ya que su viuda, Ana Marín da poder, en 1640, a dos vecinos, uno de El Collado y el otro de San Andrés, para que vayan a la villa de Piedra Buena (Ciudad Real), donde murió su marido, para que cobren todos los bienes y ganado.

Topónimos: “la Matilla”, “el Molino”, “Los prados grandes”, “Regaxonavavellida”, “prado de la Membrera”, “los prados cebaderos”, “las Paretillas”, “el pradal de la Oya”, “Navar somero”, “el prado PascualMaría”, “el prado Laoya”, “El prado somero”, “herrañe del Egido”, “la era de Miguel Sanz”, “la fuente del Molino”, “prado de la Tarranquera”, “el barranco de la Pesquissa”, “Canto blanco”.

Nota: para algunos nombres y topónimos hemos conservado la grafía del documento.

(Pulsar sobre la foto para ampliar)

La documentación, por orden de fechas, es la siguiente:

10-8-1599, escritura de obligación al pósito. (Documento que se reproduce)

17-3-1607, Francisco Sáenz, obligación de devolver a Martín de Alfaro 118 reales que le ha prestado “por hacer bien y buena obra”.

14-6-1607, Miguel Hernández, obligación con la alhóndiga.

6-11-1607, Francisco Sáenz, obligación de pagar a Martín de Alfaro 30 arrobas de lana y aniños (1).

20-2-1608, Miguel Hernández, obligación de pagar a Juan González de Vidaurra 16 ducados y 7 reales por un rocino color rucio (2).

10-3-1608, Joan Hernández, obligación pago dinero prestado.

28-3-1608, Miguel Hernández compra a su hermana Catalina una tierra en Molino Romero Gil.

31-3-1608, Juan Hernández, obligación.

15-5-1608, Juan Hernández, fiador en una obligación para la alhóndiga de Villa y Tierra.

2-11-1608, Francisco Sáenz, obligación de pagar a Martín de Alfaro 27 arrobas de lana.

1609, Manuel Fernández casado con María Mínguez, obligación lana.

1609, Pedro Sanz casado con Catalina Delgado, obligación lana.

24-3-1609, Juan Hernández, obligación de pagar a Cosme González 120 reales por 32 varas de sayal pardo.

1-5-1609, Miguel Hernández y su mujer María Martínez, venden a (¿) Beltrán, de San Pedro Manrique, la mitad de un prado.

23-7-1609, Miguel Hernández, obligación alhóndiga Villa y Tierra.

7-8-1609, Miguel Hernández, obligación alhóndiga.

26-10-1609, Francisco Sáenz, obligación de pagar a Martín de Alfaro, 28 arrobas de lana y aniños todo blanco estremeño (3).

30-9-1610, Miguel Hernández, poder

5-10-1610, Francisco Sáenz, poder

25-10-1611, Miguel Hernández y su mujer María Martínez, venden una pieza en La Ventosa.

27-10-1611, Cosme Gonzalez, de San Pedro Manrique, arrienda a Miguel Hernández (vecino de Molino Romerogil) un prado de siego en “la Matilla”, de Molino Romero Gil., con árboles de roble.

14-4-1612, Miguel Hernández, obligación.

3-10-1612, Francisco Sáenz, obligación.

10-11-1612, María Mínguez casada con Miguel Hernández, carta de poder.

14-7-1615, María Martínez, vda de Juan Hernández, venta.

2-10-1616, Miguel Hernández, poder.

19-6-1617, Miguel Hernández, obligación.

10-7-1617, Miguel Hernández Molinero, obligación del tercio.

23-8-1619, Miguel Hernández, obligación.

20-3-1620, Miguel Hernández, como padre y legítimo administrador de Marcos Hernández (y otros administradores de otras personas), aceptan el inventario de bienes de Francisco Vallejo, hermano y cuñado de todos ellos.

14-7-1623, María Martínez, viuda de Joan Hernández, obligación con Cristóbal Sáenz (San Pedro), como depositario de la alhondiguilla.

21-5-1624, Miguel Hernández, con otro de Matasejún, se obliga con Francisco Sanz en 25 fanegas de trigo por préstamo de ellas. En otro documento hace de fiador.

5-7-1624, Miguel Hernández, obligación con la Iglesia de San Martín de 401 reales y medio por 14 corderos y chotos churros que le ha comprado.

12-7-1624, Miguel Hernández, y otro, obligación con Francisco Marín (San Pedro Manrique) y morador en Rabanera, depositario de la alhóndiga, 6 fanegas.

17-8-1624, Francisco Sanz, poder a Diego Sanz Descobosa, para un pleito que tiene con el regidor y vecinos de Navavellida por ocupación de egido y abrevadero.

13-10-1624, Diego Malo (San Pedro Manrique), arrienda a María Martínez, viuda de Juan Hernández, un prado de siego en el dicho lugar (Molino Romero Gil) “el prado la Membrera”.

25-10-1624, Miguel Hérnandez, y otro, obligación con Francisco Sáenz, cura de la Virgen de la Peña, por 24 fanegas de trigo.

1-12-1624, Francisco Sáenz y Miguel Hernández, y otros de Matasejún, venden a Diego López de la Lobera, un censo anual sobre sus bienes. Hipoteca un prado que tiene por aledaños por una parte el río y por la otra la senda que va para la peña del Caballero.

16-12-1624, Miguel Hernández, molinero, demanda a Pedro Martínez, vizcaíno, del Valle del Guriezo en las montañas, por no haber hecho ni acabado en perfección el cubo de un molino harinero.

11-5-1628, Miguel Hernández, fiador de un vecino de Navavellida en la alhóndiga.

19-7-1628, Miguel Hernández, molinero, da poder general a Juan Beltrán (San Pedro Manrique), procurador.

24-7-1628, Miguel Hernández, obligación de la alhóndiga.

27-2-1630, Miguel Hernández, casado con María Martínez, solicita para su hijo del mismo nombre se le adjudique una beca para estudios que fundó un pariente suyo.

5-7-1630, Juan Hernández y su esposa Catalina Alcalde, venden todos los bienes raíces que Catalina tiene en Oncala a Blas Hernández, de El Collado, “desde las hojas de los árboles a las arenas del río y desde las arenas del río a las hojas de los árboles” (4).

20-9-1630, Miguel Sánchez, obligación por venta de lana.

24-3-1631, Miguel Hernández, venta de una casa en la Ventosa

21-5-1631, Jerónimo Hernández obligación de pagar a Miguel Hernández (los dos de Romero Gil) 11 ducados por una pollina negra de seis años.

21-5-1631, Miguel Hernández, obligación a la alhóndiga.

12-6-1631, Miguel Hernández, obligación alhóndiga.

17-6-1631, Felipe y Francisco Sáenz, hermanos, obligación de pagar 70 arrobas de lana blanca y aniños estremeña a Diego Ruiz Heredero.

23-6-1631, Miguel Hernández, obligación de la alhóndiga.

13-7-1631, Felipe y Francisco Sáenz, venta de un prado con árboles donde dicen “el arroyo de Matasejún”.

25-9-1631, Francisco Sáenz, hijo, obligación de pagar 6 arrobas de lana.

28-9-1631, Miguel Hernández, obligación por la compra de un rocín rubio de seis años.

14 (¿)-10-1631, Felipe Sanz, obligación de pagar 263 reales que ha recibido adelantados por la compra de 22 arrobas de lana blanca estremeña, sin roña, a Diego López de la Lobera.

19-1-1632, Domingo Hernández, obligación.

27-5-1632, Miguel Hernández, obligación alhóndiga.

Agosto 1632, Miguel Hernández alquila un prado de siego del que es propietario Diego López de la Lobera, donde dicen “el Molino”.

7-8-1632, Jerónimo Hernández, obligación de pagar a Juan Hernández (Molino Romero Gil) su hijo, 11 ducados por una venta.

16-9-1632, María Ballexo, viuda de Phelipe Sanz, como testamentaria de su primer marido y de Miguel Ballexo, su padre, vende a Diego rruiz heredero una pieza de tierra de pan llevar en San Pedro.

16-9-1632, María Ballexo, viuda de Phelipe Sanz, se obliga a Diego rruiz heredero con 20 arrobas de lana y aniños.

10-10-1632, María Martínez, viuda de Juan Hernández, se obliga junto a otros de otros pueblos, a Gabriel Çapata, de San Pedro, en 400 reales por una mula castaña de edad cerrada.

3-11-1632, María Hernández, viuda de Miguel Hernández, se obliga a Juan Sanz de Millán y a Cosme Pérez (San Pedro).

23-1-1633, María Mínguez, viuda de Miguel Hernández, y su hijo, Juan Hernández. Obligación.

4-2-1633, María Martínez, viuda de Juan Hernández, y Domingo Hernández, su hijo, venden a Diego Lopez de la Lobera un prado en “Los prados grandes”.

6-3-1633, Juan Hernández, obligación por la compra de un rocín.

2-7-1633, Juan Hernández y su mujer Catalina Alcalde, obligación de pagar a Tomás Ortíz 174 reales y un cuarto, por 35 corderos que le han comprado.

12-7-1633, Gil López, regidor de la Villa, da en arrendamiento a Juan Hernández (Molino Romero Gil) un prado en ese lugar.

25-9-1633, Juan Hernández, obligación por préstamo sobre lana churra.

5-12-1633, Domingo Hernández, obligación de pagar a Tomás Cortés 40 ducados de a 11 reales cada uno, para junio y san Miguel de septiembre, mitad y mitad, por un macho negro de seis años bocirrubio.

24-1-1634, Juan Hernández compra a Francisco Garrido, de Matasejún, una pieza en La Ventosa, paraje “Los invriados”, de 8 celemines, por 55 reales.

9-4-1634, (¿ roto) Hernández, obligación de pagar a Pedro López de la Moreda 147 reales en ovejas churras.

30-6-1634, Juan Hernández vende a Sebastián Marqués, de Valdelavilla, un pedazo de pieza en Matasejún.

14-9-1634, Domingo Hernández, obligación de pagar a Catalina de la Vega, viuda de Martín Beltrán (San Pedro Manrique) 700 reales (la mitad San Juan, la otra san Miguel) por una mula color castaño de 4 años.

6-7-1635, Xil Hernández se obliga a pagar a Miguel Sáenz, cura de Valdemoro, 178 reales y medio a pagar el día de Pascua del Spiritusanto, por 34 corderos que le ha vendido.

18-8-1635, Francisco Sáenz vende a Pedro Martin de la Solana (Navavellida) una herrañe y una era en Navavellida.

13-10-1635 (sólo Romerogil). Juan Hernández se obliga a Diego Lopez de la Lovera en 90 reales y 7 fanegas de cebada por alquiler de prados.

13-10-1635 (sólo Romerogil). Juan Hernández se obliga al bachiller Roque Sáenz, beneficiado de San Martín, en 151 reales por el pago de una carta de censo.

27-3-1636, Joan Hernández arrienda a Ines Sáenz, viuda de Xil López (San Pedro), dos prados, uno en “La Mata” (Matasejún) y el otro en “El barranco”, de Navavellida.

1-2-1637 (sólo Romerogil). Testamento de María Mínguez, viuda de Miguel Hernández. Manda enterrarse en la iglesia de Santo Domingo de Silos (Matasejún) y deja para la ayuda de la fábrica de la iglesia y luminaria, una pieza de tierra. Manda una media de trigo a Nuestra Señora del Rosario del dicho lugar.

1-2-1637 (sólo Romerogil). Juan Hernández, hijo de María Mínguez, vende a Diego Perez (Rabanera), por poder de su madre, unas tierras en Rabanera, herencia de su tío.

2-2-1637 (sólo Romerogil). Juan Hernández, hijo de María Mínguez, vende a Pedro Sáenz Ydalgo (Rabanera), cuatro pedazos de finca herencia de Pedro Mínguez, su tío.

4-2-1637, (se firma en Romerogil), María Mínguez, viuda de Miguel Hernández, da poder general a su hijo, Juan Hernández.

12-2-1637, contrato entre Francisco Sanz (sólo Romerogil) y Domingo Sanz, su cuñado, de Navavellida, sobre la dote de la mujer de Francisco con la hermana de Domingo y los bienes de los padres.

12-2-1637, contrato entre Francisco Sanz (sólo Romerogil) y el sargento Juan Beltrán (San Pedro) sobre la venta de ganado de primero al segundo.

12-3-1637, (sólo Romerogil), Juan Hernández vende a Domingo Marín (La Ventosa) una pieza de tierra.

3-6-1637, (sólo Romerogil), Juan Hernández se obliga a Francisco de Vigas (San Pedro) 54 reales por una carga de trigo de 3 fanegas.

21-6-1637, (solo Romerogil) Juan González y Francisco Sáenz, obligación con el señor Pablo Sáenz de 105 reales por 15 cabezas de aniños y churros.

9-11-1637, (sólo Romerogil), Pedro Sáenz Ydalgo, de Rabanera, se obliga a Juan Hernández en 100 reales por el resto de unos pedazos de tierra que le ha vendido.

27-11-1637, Juan Hernández (sólo Romerogil), se obliga a Miguel Martínez de Lama en 25 ducados por un rocín negro de edad cerrada con una matadura en los hombros.

26-7-1639, Francisco Sáenz se obliga a pagar a Jorge Sáenz (San Pedro) 10 arrobas de lana y aniños blanca estremeña.

17-9-1639, Francisco Sáenz, se obliga a pagar al alférez Juan Malo, familiar del Santo Oficio, por 3 arrobas de cueros terrenos al pelo indianos buenos y de dar y tomar sin sal(5), para San Juan de Junio, y para ello le ha adelantado 87 reales.

5-1-1640, Juan Fernández y otros dos, uno de Matasejún y el otro de Valdelavilla, se obligan a pagar a Martin Lopez, alhondiguero.

22-5-1640, Ana Marín, viuda de Francisco Sáenz, como tutora de Francisco Sáenz, su hijo, da poder a Joan Marín (El Collado) y a Miguel Ximenez (San Andrés de San Pedro) para que vayan a la villa de Piedra Buena (Ciudad Real), donde murió su marido, para que cobren todos los bienes y ganado.

29-6-1640, (sólo Romerogil) María Mínguez, viuda de Miguel Hernández, vende a D. Diego de Gante, capitán de Infantería, un prado en Navavellida.

8-10-1640, Domingo Hernández, se obliga con el licenciado Pedro Sanchez de Rodrigañez, cura de Matasejún, en 707 reales por un macho color castaño oscuro de 4 ó 5 años.

15-10-1640, (sólo Romerogil) Ana Marín, viuda de Francisco Sáenz, vende a Francisco Ximenez (Matasejún), un prado en Romerogil en el “regajo de Navavellida”.

12-3-1641, (sólo Romerogil), Ana Marín, viuda de Francisco Sáenz y otros de Matasejún, obligación pósito.

11-6-1641(sólo Romerogil), Ana Marín, viuda de Francisco Sáenz, ante el teniente de gobernador de Villa y Tierra, Francisco de Camporredondo, pide la tutela de su hijo.

15-5-1642 (Romerogil), Domingo Hernández, obligación a Pedro Sáenz derrodigañez, San Pedro. (anulado).

8-10-1642, Ana Marín (Romerogil), viuda de Francisco Sáenz, vende a Juan Manuel, de San Pedro, un prado en Romerogil, donde dicen “regaxonavavellida”, de tres fanegas. Aledaños camino de San Andrés y por otro un ulagar.

14-5-1643, Juan Hernández, hijo de Miguel Hernández y de María Martínez, vende a Ana Hernández, viuda de Francisco Marín, vecino de Rabanera, 5 piezas de tierra blanca en Rabanera, para cumplir con las mandas testamentarias. En los parajes “La cuerda del Vallexo” y “el Cerrillo” (por debajo del camino que va a Taniñe).

24-9-1643, Juan Hernández, como hijo de María Martínez y sobrino de Pedro Martínez (Rabanera), y heredero de ellos, vende a Prudencio Marín (Rabanera) y morador en Alconaba, las suertes y acciones que su madre heredó de su hermano Pedro.

26-3-1647, Domingo Hernández, obligación a Francisco de Camporredondo en 720 reales por un mulo negro de 5 años.

(¿)-2-1648, Joan (roto), arrendamiento.

24-2-1650, Blas Hernández, vecino de Matasejun, residente en rromº xil, venta en Navavellida.

20?-8-1651, Blas Hernández, casado con Ana Marín, vecinos de Matasejún, residentes en rromero jil, venden unas tierras.

25-11-1652, Domingo Hernández, vecino de Matasejún, residente en rromerogil, se obliga a Miguel López (San Pedro) en 600 reales por un macho negro de edad cerrada.

6-7-1654, Joan Hernández, romero jil, se obliga al licenciado Juan Domínguez, beneficiado de la iglesia de San Juan, en 54 reales por tres fanegas de trigo.

17-9-1655, Blas Hernández, romerogil, vende a Domingo Sanz, Matasejún, un pedazo de tierra blanca “encima la vereda de los serrarijos aledaños por una parte tierras ermita de santa Marta y “el barranco de la Pesquissa”.

18-3-1656, Juan Hernández, vecino de Matasejún, residente en Romerogil, obligación trigo.

19-3-1656, Juan Hernández, vecino de Matasejún, morador en el molino de Romerogil, y otros de Matasejún, obligación trigo.

19-8?-1656, Blas Hernández, Matasejún, residente en Romero gil, vende a un vecino de Matasejún una tierra blanca de pan llevar cerca de la ermita de San Roque.

18-9-1656, Blas Hernández, romerogil, se obliga a Francisco Sanz Malo, San Pedro Manrique, en 149 reales por 13 varas de paño catorceno pardo(6).

27-3-1657, Juan Malo, hijo de Diego, San Pedro, vende al licenciado Pedro Martínez de Oncala, beneficiado de la iglesia de la Peña, un prado de siego con sus árboles, en término de Romero gil en “prado de la membrera”, de dos fanegas, linda herederos de Diego López y el río que viene de esta villa, por 50 ducados de vellón de a 11 reales, con la condición de que si el día de Todos los Santos, Juan Malo le pagare esa cantidad “tenga obligación, el cura, a entregármelo y que asi sea”.

6-3-1658, el licenciado Domingo de Muro, beneficiado de La Peña, vende y arrienda a Diego Vallexo, de San Andrés, todas las heredades de tierra blanca de Romero Gil y San Pedro Manrique “que son todas de la puente de ravanera a aquella parte a humo muerto desde las oxas del monte asta las arenas del rio”.

30-6-1658, Cathelina alcalde, viuda de Juan Hernández, de Matasejún y moradora en el molino de Romero gil, se obliga al licenciado Diego gomez rezio, notario del Santo Oficio y beneficiado de la iglesia de san Miguel, en 6 fanegas de trigo.

25-4-1659, Blas Herz, vecino de Matasejún, residente en romerogil, da poder a Diego del rrincon, San Pedro Manrique, para que cobre un dinero que le adeuda Pedro Sanz del rrio.

29-5-1659, Blas Hernández, Romerogil, vende a Domingo Sanz, Matasejún, un linar en Matasejún, en “Las herrañes”.

26-8-1659. Reconocimiento de censo dela hermita de Sta Mª del Mte. Catalina Alcalde, viuda de Juan Hernández y Juan de las heras, vecinos de Romerogil, como herederos de Miguel Hernández y Juan ballejo, vecinos de Romerogil, tienen un prado de pasto y siego en Matasejún en “el Balle”, de una fanega de sembradura más o menos. Otro pedazo de prado en romerogil con su monte de 10 celemines. Otro prado de pasto en San Andrés paraje “los Casallejos”, de 8 celemines de sembradura. Otro de pasto en romerogil “los prados cebaderos”, de una media. Una pieza de tierra blanca de pan llevar en romerogil “las Paretillas” de 2 fanegas. Otra pieza blanca de pan llevar en romerogil en “el Pradal de la oya” de 1 fanega. Otra en romerogil “Navar somero” de 1 fanega. Otra nava en romerogil “el prado PascualMaría” de 4 celemines. Un molino caído y sin aderezo, solo el solar, debajo romerogil, en término y río de esta villa con su represa, acequia, con un pedazo de linar a la parte de abajo del molino, hecho prado, de una media, con los aledaños, puestos en una carta de censo. Sobre estos bienes y otros están fundados 700 reales de principal de un censo a razón de 20.000 maravedíes al millar a favor de la hermita de Santa Mª de Seces y de sus mayordomos. Se le paga 35 reales de réditos al año, en Nuestra Señora de agosto. El censo se hizo ante Luis González el 8-11-1604. El actual mayordomo, Martin Sanz de Alfaro les pide que lo reconozcan.

18-4-1660, Magdalena Lopez, viuda de Juan Calvo, San Pedro Manrique, arrienda a Domingo hrz, de Matasejún, un prado en romerogil donde dicen “El prado Laoya”.

21-4-1660, Magdalena López, viuda de Juan Calvo, San Pedro Manrique, arrienda a Catalina alcalde, viuda de Juan herz, de romero gil, un prado en romero gil, donde dicen “El Prado somero”, de trigo y pasto.

12-5-1660, Ana Marín, viuda de Blas Hernández, Romero gil, vende a Domingo Sanz, Matasejún, medio huerto en el “El Rio gil andres”.

31-8-1661, Catalina de las heras, viuda de Anton Medel, de San Andrés, vende a Juan de las heras, vecino de Matasejún residente en el varrio de Romero Gil, una pieza de tierra blanca de pan llevar en Matasejún “pradal dela oya”, pieza de “los tormos”. Entre otras lindes, el molino.

13-6-1662, Catalina Alcalde, viuda de Juan Fernández, vecina de Matasejún, residente en rrmo Gil, se obliga a Juan Ruiz Heredero, familiar del Santo Oficio, vecino de San Pedro Manrique, en 180 reales pagados así: 12 varas de paño catorceno estambrado por el precio que le ha vendido una novilla roya de tres años.

14-9-1664, Juan de las heras, romero gil, se obliga al licenciado Domingo Sanz, beneficiado de San Martín, en 11 fanegas de trigo.

21-3-1665, Juan Marques casado con Catalina Hernández, vecinos de Matasejún, residentes en rrmo Gil, se obliga al ldo. Domingo de Muro, beneficiado de Nuestra Señora de la Peña, en la cantidad que montaren 3 fanegas de trigo.

12-9-1666, Cathalina Alcalde, viuda de Juan Hernández, vecina de Matasejún, residente en el barrio de Romerogil, vende a Juan de las Heras, vecino de Matasejún, residente en Romerogil, un pedazo de prado de pasto en el barrio Romerogil, de 8 celemines, en “la herrañe del egido”, más un pedazo de huerto cerca de la puente, de un celemín, cerrado de pared, por 150 reales de vellón.

3-2-1667, Cathalina Alcalde, viuda de Juan Hernández, vecina de Matasejún, residente en el barrio de Romerogil, otorga que para pagar a Úrsula Beltrán, vda. de Jorxe Beltrán, San Pedro, cierta cantidad que su marido le quedó debiendo de un paño que le fio, le vende a Prudencio de Carrascosa, vecino de Matasejún, una pieza de tierra blanca en “el Corralijo”, en dicho lugar, de dos fanegas.

19-6-1667, en el barrio de Romerogil. Testamento de Juan de las Heras, vecino de Matasejún, residente en Romerogil. Se digan dos misas (entre otras muchas) en el altar de la ermita de Santa Marta y se de dos reales y medio de limosna. En esa fecha vivía también en el barrio Juan Marqués, quien le debía 3 fanegas de trigo. De Romerogil debía ser su mujer, Isabel Hernández, quien llevó al matrimonio, entre otros bienes, “una casa en este barrio de Romero Gil que es la que al presente vivimos”.

29-8-1667, Catalina Alcalde, viuda de Juan Fernández, de Matasejún, residente en Romo gil, vende a su yerno, Juan Marques, natural de Valdenegrillos, vecino de Matasejún y residente en el Barrio de Romo gil, una herrañe cerrada en Romo gil “a otra parte del Rio debajo La peña”.

6-9-1667, Juan de las Heras, vecino de Matasejún, residente en Romerogil, se obliga a Bernardino Mrz de San Juº Gurruchategui (residente en San Pedro), en 246,5 reales de vellón, juntos, por 17 varas y media cuarta de paño pardo catorceno.

21-9-1667, Juan Marqués, casado con Catalina Hernández, Matasejún-Romerogil, se obligan a Juan del Rincón, San Pedro, en 22 ducados de vellón, a pagar en dos veces, por un pollino negro de edad cerrado.

25-9-1667, Juan Marqués, casado con Catalina Hernández, Matasejún-Romerogil, se obligan al licenciado Bartolomé Sáenz de Pablo, presbítero, en la cantidad de maravedíes que montaren 3 fanegas y media de trigo que nos ha vendido.

17-6-1668, Cathalina Alcalde vda. de Juº Fernández, y Juan Marques, y Catalina Hernández, su mujer, yerno e hija, vecinos de Matasejún, vecinos del Barrio de Romero Gil, venden al licenciado Custodio Fernández, La Ventosa, cura de Navavellida, una pieza de tierra blanca en Navavellida, en “la oya”, cerca de la Cruz de Almajano, de 10 celemines por 64 reales de vellón.

15-7-1668, Juan de las heras, vecino de Matasejún, residente en Romero Gil, compra a Miguel Sierra, de Matasejún, un pedazo de tierra blanca de pan llevar en Matasejún, “El mojón”, de una fanega más o menos y otra en “El corralejo”, de una fanega más o menos, por 264 reales de vellón.

13-9-1668, Juan delas Heras, vecino de Matasejún, residente en Romero Gil, se obliga a don Bernardino Martínez de San Juan, abogado, vecino de San Pedro, en 616 reales de vellón, todos juntos, para San Juan de junio, por 35 varas menos cuarta de paño pardo catorceno y el resto (120 reales y 3 cuartillos), que le ha prestado por hacerle bien.

Marzo? 1669. Testamento de Catalina Alcalde, viuda de Juan Fernández, vecina Matasejún, residente Romero Gil.

13-6-1669. Juan de las Heras, vecino Matasejún, residente Romero Gil, da poder general a Pheliciano Pérez

29-6-1669, Cathelina Alcalde, viuda de Juan Fernández, de Romerogil, vende a Juan de las heras, Matasexun, morador en su anexo Romerogil, una pieza en “el Corralixo”.

6-9-1669. Juan de las Heras, vecino Matasejún, residente en Romero Gil, por una parte. Por otra Francisco Sáenz Soriano, vecino de San Andrés. “Entre los dos tuvieron cierto enfado y pesadumbre” cerca de las eras de San Andrés. Salió herido Francisco Sáenz y preso el otro. Se perdonaron “sin reserva ni limitación, como si no hubiera pasado cosa alguna”. Juan de las Heras se hace cargo de los gastos de botica, cirujano y Justicia.

6-9-1669. Juan de las Heras, Romero Gil, vecino Matasejún, y otros, venden a Pedro Jiménez, de San Andrés, un linar de regadío cerrado de pared donde dicen “El noçado”, de dos celemines y medio de sembradura, por 80 reales de vellón.

14-9-1669. Juan de las Heras casado con Isabel Hernández, se obliga al licenciado don Bernardo Martínez de San Juan G., vecino y abogado de San Pedro, en 245 reales y medio de vellón por 16 varas y media menos media cuarta de paño catorceno pardo.

24-7-1670, Cathelina Alcalde, viuda de Juan Fernández, de Matasejún, vende a Juan de las heras, vecino de Matasejún, una herrañe en Romerogil, donde dicen “la fuente el Molino”, de 4 celemines, por 80 reales.

8-9-1670, Cathelina Alcalde, viuda de Juan Fernández, de Romerogil, vende a Juan de las heras, una cabezada de una heredad de tierra blanca, de 4 celemines, otra en “Canto blanco”, un naval en “la hera Miguel” de 4 celemines. Todo en Romerogil, por 122 reales.

20-5-1671. El licenciado Martín Sáenz de Alfaro, beneficio de San Martín, mayordomo y administrador de la hermita de Sta María del Monte que llaman Seces y de sus bienes y hacienda, en nombre de la ermita, cede, renuncia y traspasa a la memoria de misas que dejó agregadas a la fundación de la misa de once el beneficiado Marcos Lopez de Moreda, de Bos. Tiene la administración de ese legado (la memoria de misas) la iglesia de San Martín y la ermita del Monte, y Martín Sáenz les da permiso a los beneficiados de San Martín para que en nombre de la ermita puedan pedir, recibir y cobrar en juicio y fuera de él a Miguel Hernández y Juana Vallexo o a sus herederos, vecinos del Molino Romero Gil, 700 reales que deben en vellón a la ermita por escritura de censo al quitar por escritura de 8 de noviembre de 1604.

17-8-1671. Miguel Gonzalez, Matasejún, albacea de Catalina Alcalde, viuda de Juan Fernández, difunta, residente Romero Gil, vende propiedades para pagar las deudas y funerales de Catalina.

8-9-1671. Juan delas Heras e Isabel Hernández, marido y mujer, vecinos de Matasejún, residentes en rromero jil, dijeron que Miguel Hernández, suegro y padre de los otorgantes, y Juan Ballejo, su mujer, vecinos del Molino de Romerogil, vendieron a la ermita 35 reales de censo y tributo redimible y al quitar en cada un año, por 700 reales de vellón de principal, otorgado el 8 de noviembre de 1604. La condición era que los herederos sucedieran en el censo “excepto la mitad de un molino harinero debajo de Romero Gil que al presente está caído”, más un prado. En lugar de esas dos propiedades hipotecan otras.

8-9-1671. Los anteriores se obligan al licenciado Bernardo Martínez de San Juan Gurruchategui en 70 arrobas de lana blanca extremeña de nuestro ganado y señal.

24-9-1673. Juan de las Heras e Isabel Hernández, casados, vecinos Matasejún, residentes Romero Gil se obligan al licenciado Domingo Sáenz, beneficiado de San Martín, en 3000 reales de vellón en una sola paga para el día de San Juan, que les ha prestado por hacerles buena obra.

29-9-1673. Juan delas Heras y su yerno Diego Medel, de San Andrés, se obligan a don Bernardo Martínez de San Juan en 40 arrobas de lana blanca de nuestro ganado y señal.

25-5-1674. En un testamento de Martín Sanz, de Matasejún, le deben a él 185 reales.

22-10-1674. Juan de las Heras, vecino Matasejún, residente Barrio de Romero Gil, se obliga en 37 arrobas de lana blanca a don Bernardino Martínez de San Juan Gurruchategui, abogado.

13-9-1676. Juan delas Heras, vecino M., se obliga a don Bernardino Martínez de San Juan Gurruchategui, abogado, en 18 arrobas de lana extremeña de su hierro y señal…

25-8-1677. Juan delas Heras, vecino de Matasejún, casado con Isabel Hernández, firma censo a favor del licenciado Juan de Gante, presbítero, beneficiado de San Martín, de 16 ducados año. Vivían en una casa, en Romero Gil, con corral a la entrada, era de trillar cerrada a la parte de arriba, aledaños camino real.

18-10-1678. Juan delas Heras se obliga a don Bernardo Martínez de San Juan en 10 arrobas de lana blanca extremeña de mi ganado, hierro y señal,

26-9-1679. Juan delas Heras se obliga al licenciado Antonio Domínguez en 253 reales de vellón juntos, que de él ha recibido.

26-9-1679. El anterior se obliga a don Juan de Gante, beneficiado de San Miguel, en la cantidad que montaren 10 fanegas de trigo.

28-9-1680. Juan delas Heras, vecino de Matasejún, residente Romero Gil, se obliga a don Bernardino Martínez de San Juan Gurruchategui, abogado, en 586 reales de vellón por préstamo.

30-9-1682. Juan delas Heras, como fiador de Domingo Martínez Cantullera, de Matasejún, en una obligación a don Diego de Gante, beneficiado de San Martín, que le ha prestado 134 reales de vellón y 10 maravedíes.

3-10-1683. Juan delas Heras, casado con Francisca Hernández, se obligan al licenciado don Bernardo Martínez, de San Juan Gurruchategui, en 210 reales de vellón juntos, de otra deuda anterior.

27-7-1686. Juan de las Heras se obliga a Bernabé León, San Pedro, en 242 reales de vellón, 100 para el día 15 de agosto y 142 para San Juan de junio, por un rocín negro con pelos blancos en la frente y una pinta blanca en el bebedero, de cinco años.

15-10-1687. Juan de las Heras, documento de haber recibido dinero de dote.

11-10-1689. Juan delas Heras arrienda a la memoria y obra pía de Pablo López de la Lobera y del licenciado Juan Calvo, presbítero y su patrón, un prado de siego de hasta 40 fanegas de sembradura a linde el camino Real y rio Mayor, en término de Romero Gil que dicen el “prado de la Tarranquera”, por 9 años y renta de 140 reales al año.

3-6-1694. Juan delas Heras, hijo único y universal heredero de su padre, Juan delas Heras (natural de Romero Gil), el hijo vecino de Fuenteovejuna, vende a don Jorxe de Gante, teniente de gobernador y Justicia en San Pedro Manrique y su tierra, un prado de pasto cerrado de pared en San Andrés, “los Cassarejos”, de 10 celemines y medio, por 131 reales de vellón y cuartillo.

11-6-1694. el anterior vende a Martín Ridruejo mejor, de San Andrés, varias piezas de tierra blanca.

22-6-1694. El anterior vende a Francisco Pérez de la Plaça, de La Ventosa, una pieza de pan llevar en La Ventosa, “los Ombriaços”.

 

Documentación del Archivo Histórico Provincial de Soria. Sección de protocolos notariales de San Pedro Manrique. Cajas 2620, 2623, 2630, 2637, 2650, 2651.

(1) Se refiere a añino “Pieles no tonsuradas de corderos de un año o menos”. En general, también, “lana de corderos”. (DRAE).

(2) De color pardos claro, blanquecino o canoso. (DRAE).

(3) Extremeño, de ganado trashumante.

(4) Fórmula que se repite en las ventas de todos los bienes raíces.

(5) Estos cueros de origen americano llegaba generalmente desde Sevilla, transportados por carreteros.

(6)  El paño catorceno tiene una urdimbre de 14 centenares de hilos.

** Agradecemos a Luis García, de Matasejún, el envío de las fotos del despoblado de Molino Romero Gil.

© soria-goig.com

La ermita de Santa Marta, en Matasejún

Móndidas de Matasejún

Matasejún y la Trashumancia

Tierras Altas Archivadas

 

 

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com