Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, Barca

 

José Vicente Frías Balsa e Isabel Goig Soler

 

En el centro-sur de la provincia de Soria, próximo a Almazán, se asienta la villa de Barca, sobre una suave elevación, cuyo punto más alto lo ocupa la iglesia de Santa Cristina. El término está regado por el río Duero, que sirve de límite con la localidad de Ciadueña, perteneciente al municipio de Barca.

Perteneció al señorío de los Mendoza y, en cuanto a lo eclesiástico, al obispado de Sigüenza. El rollo que preside la plaza principal denota su condición de villa con estatus propio y cierta importancia que la incluyó en litigios medievales sobre límites entre las tres diócesis que se repartieron la actual provincia de Soria. Osma, Tarazona y Sigüenza.

Por su situación estratégica junto al Duero, y para vigilancia del mismo, todavía, arrasados, se conservan restos de una antigua fortificación.

Ermita de la Soledad de BarcaA la salida del pueblo, formando conjunto con el lavadero recientemente restaurado, se asienta la ermita de la Soledad. El haber pertenecido Barca al obispado de Sigüenza, hace difícil el hallazgo de datos en los archivos de Soria, por lo que, en principio, sólo hay una referencia en “Censo de Ermitas de Soria”, llevado a cabo por Sorondo, prestada del inventario que hizo, para la diócesis de Osma, el sacerdote Florentino García Llorente:

“Edificio restaurado de planta rectangular, con atrio de obra y tejado a tres aguas (a cuatro en la zona del ábside). Sobre la entrada, espadaña de ladrillo con una campana”.

Pero en el Archivo Diocesano de Osma se conserva, según informó José Vicente Frías Balsa, los libros de fábrica de todos los templos de la provincia, hubieran o no pertenecido a ese obispado. De él hemos extraído los siguientes datos, relativos a la ermita de la Soledad, de Barca.

De los datos extraídos de los libros de limosnas y fábrica, que se copian textualmente al final, podemos deducir:

1.     Que podría existir una ermita más pequeña, del tipo humilladero, anterior a la que hoy se puede ver, y que estaría dotada con ganado lanar, ya que se contabiliza el producto del esquileo para beneficio de la ermita.

2.     La ermita, tal y como ahora se ve, con posteriores añadidos y restauraciones, se empezaría a construir o reconstruir a principio del siglo XVIII, alrededor de 1711-1714. Se deduce por los gastos que se anotan de madera, yeso, cal y otros materiales de construcción.

3.     La obra la llevó a cabo el vecino de Soria, Juan Alonso, quien escrituró las condiciones con el escribano de hechos de la Villa, Juan Vallestero. Posteriormente (1724) se conoce que el maestro Carlos del Monte subcontrató o continuó la obra, al pagársele 155 reales y medio a “Carlos del Monte, maestro que ha ejecutado la obra de la ermita”.

4.     En 1715 se fundió la campana, que fue anterior a la que existe en la actualidad, de 42 cms. de diámetro, fundida en 1811, de nombre “Jesús y Ntra. Sra. de la Soledad”, cuya epigrafía dice: “ME HICIERON SIENDO CURA ECONOMO EL R.P. FR. FRANCISCO GONZÁLEZ”.

5.     Hasta 1742 se prolongan las obras de la construcción de la ermita, en la que intervienen: José de Paniagua, de Berlanga, para la instalación de las vidrieras. Marcos Martínez, de Villasayas, en el retejo y paredes del pórtico. Francisco Hernando, de Villasayas, que embaldosó la ermita. Y Jerónimo de Valladolid, quien hizo el nicho de madera y escultura para Nuestra Señora de la Soledad.

 

Sobre los bienes muebles de la ermita, Florentino García Llorente hizo, hace aproximadamente veinticinco años, un censo de los templos de toda la provincia. para la ermita de Nuestra Señora de la Soledad inventarió:

-        Virgen de la Soledad del siglo XVIII, de madera policromada, estilo barroco, en el presbiterio.

-        Ecce Homo, escultura-“maniquí”, madera policromada. Siglos XIX-XX

-        San Joaquín y la Virgen. Óleo sobre lienzo del siglo XVII. Ubicada en el presbiterio.

-        Jesús con la Cruz a cuestas. Óleo sobre lienzo. En mal estado.

-        Asunción de la Virgen. Escultura en madera policromada, primera mitad del siglo XVIII.

-        San Pablo. Óleo sobre lienzo. Siglo XVIII.

-        Altar mayor de la Piedad. Madera, estilo barroco. Segunda mitad siglo XVIII.

-        Santiago. Óleo sobre lienzo. Siglo XVIII. Ubicación cabecera al lado de la Epístola.

-        Dolorosa. Óleo sobre lienzo. Ubicación Presbiterio lado de la Epístola.

-        Nazareno. Escultura-“maniquí” en madera policromada.

-        Cristo yacente. Escultura de madera policromada muy deteriorada. Ubicación Presbiterio lado de la Epístola.

-        San Miguel. Óleo sobre lienzo. Ubicación Presbiterio lado Epístola.

-        Varias esculturas de escayola sin valor.

 Ermita de la Soledad de Barca

Apéndice documental

Libro de limosnas de Nª Sª del Rosario y de la Soledad (1711-1832). Caja 482.

1711, 21 rs. el esquileo del rebaño del año pasado de 1708; 23 rs. de mesa de altar; 459 rs. importó la guarda del ganado de la imagen; 8 rs. coste del libro de cuentas; etc. 

            1712, otra cantidades por parecidos conceptos.

            1714, esquileo, guarda ganado, etc. “Más da en data cincuenta y dos rs. y once mrs. de gastos que se han ofrecido en la hermita; azeite que se ha gastado; pagar la visita; y gasto que se hizo cuando se trajo la madera para la fábrica de dicha hermita, que sacó licencia del visitador, para vender ganado”. Más 504 rs. y 13 mrs. de “madera; cal; y al maestro que empezó la obra”.

1715, 297 rs. “por el yeso que se ha gastado en la obra”. 341 rs. de cal. 204 rs. y medio de la teja y ladrillo. 87 rs. y medio de la piedra. 17 rs. de componer la lámpara más 22 y medio “que se gastó en lavar el blanqueo de la obra”. 177 rs. los 144 de de comprar la campana de la ermita y los restantes de clavazón para la obra. 131 rs. de madera. 2.350 rs. satisfechos a Juan Alonso, vecino de Soria y “maestro que ajustó la obra de la ermita de la Virgen, según parece en la obligación que hizo en 25de febrero de 1714, ante Juan Vallestero escribano de hechos de esta villa”.

1722, 101 rs. “que se le debían al sr. Cura de los que puso para la capilla que se hizo para la Virgen”. 7 rs. y medio una biga para la obra. 17 rs. y 2mrs. de 10 caices de cal.

1724. 155 rs. y medio pagados a Carlos del Monte, maestro que ha ejecutado la obra de la ermita. 48 rs. del coste de la madera para la obra. 25 rs. de clavazón. 35 rs. de cinco tajones de tabla. 18 rs. del importe un ara para el altar.      

            1729. 57 rs. 17 mrs. retajar toda la ermita, del maestro y tejas y cal y demás materiales. 4 rs. componer la campana y sogas para ella.

            1736. 7 rs. y medio de las vidrieras con sus bastidores “que puso en las ventanas de la ermita”. 12 rs. de dos redes de alambre “que están en las ventanas”. 3 rs. de dos barras de hierro de las ventanas. 6 rs. por poner las vidrieras, rejas a José de Paniagua, vecino de Berlanga. 25 rs. y medio a Marcos Martínez, albañil, vecino de Villasayas, por el retejo de la ermita y componer las paredes del pórtico.

1739. 60 rs. de 1.000 ladrillos “que se gastaron en embaldosar la hermita de Nª Sª de la Soledad, septiembre de 1739, por Francisco Hernando, vecino de Villasayas”. 12 rs. por la conducción de los ladrillos. 20 rs. a Francisco por su trabajo y ocupación en enladrillar la ermita. 6 rs. de tres caices de cal. 8 rs. a un peón “de hacer la arena para mezclar la cal y el agua para hacer el barro para dicho enladrillado en dos días con una caballería”. 5 rs. a Francisco jornal de un día que se ocupó en quitar las goteras.  

            1742. 60 rs. a Jerónimo Valladolid, “para ayuda a hacer el nicho de madera y escultura que se fabricó para Nª Sª de la Soledad, que es el que tiene hoy. Y se previene que aunque di más a dicho maestro aquello fue limosna mía y esto es del caudal e Nª Sª”. 38 rs.

            1756. 9 rs. y medio de las redes y clavos para poner en las ventanillas y puertas de la ermita. 5 rs. de dos candeleros. 4 rs. componer la lámpara y ramales para la campana. 12 rs. de cuatro ramilletes “para adorno del altar de Nª Sª”. 12 rs. y medio “de componer la peana del altar y la mesa para poner el vestuario los días que se dice misa”. 17 rs. una mesa con su cajón y cerraja para tener la cera que ofrecen los devotos. 15 rs. de dos cuadros para el adorno de la capilla “pues los otros dos y las demás efigies nuevamente colocadas, lo ha ajenciado el mayordomo con su devoto celo a esta ermita de Nuestra Señora”.

1758, 50 rs. en componer la pared principal que mira a poniente, en pagar al maestro, que fue Venancio Alban, cal, arena, etc.           

1760. 8b rs. 13 mrs. “componer el aguilón del tejado de la hermita que se calaba y se seguía daño ha la carpintería de dicha hermita”.

1762. 26 rs. una cerraja nueva con su llave. 3 rs. de tejas “para retejar un pedazo de tejado”.

1764. 145 rs. “que constó el estandarte y dos faroles que se le mandó comprar para andar el Calvario y rezar por las calles desde la  Iglesia hasta la ermita el Rosario”. 36 rs. una cruz de metal y dos remates de lo mismo para el estandarte.   

1766. 110 rs. 25 mrs. blanquear la ermita: jornales de oficiales, yeso y su conducción, dos paños para las mesas y componer una escalera. 

9-XII-1771. El cura solicita poner las cruces para el Viacrucis, lo que le autoriza fr. Francisco López, franciscano del convento de Cogolludo. Indica donde puso las cruces: Iglesia, ermita de Soledad y las tierras.

Ermita de la Soledad de Barca. Dibujo de Jaime del Huerto

 

Libro de fábrica de la iglesia parroquial de esta villa de Barca. Caja 483.

 

Barca, 17-VI-1749, visita de Andrés Cano, obispo de Araden, auxiliar de José García, Sigüenza. “Visitó su Illma. la hermita de Nuestra Señora de la Soledad la que halló con decenzia; y para ella le corresponde un zenso de cincuenta ducados que se ha --- otorgado por Agustín Lázaro y Phelipa Pasqual vezinos de esta Villa a 4 de Marzo de 1732 en testimonio de Alonso Cano Palomo escribano de Almazán con cuios réditos y limosnas se repara dicha hermita y de todo se hallan formadas cuentas rezibidas hasta el año de 478 ynclusive bien sumadas y restadas porque las aprobó su Illma. en cuanto a lugar; y mandó que en primeras se carguen los quarenta y nueve rs. y veinte y dos mrs. que resultan de alcance en la última y por cuanto son pasados los diez años desde el otorgamiento de dicha escritura la que se mandó asegurar en la visita antecedente con otras ypotecas ademas de Las puestas en ellas lo que no se a efectuado, manda su Illma. que el administrador o mayordomo a cuyo cargo corre el cuidado de dicha ermita solizite en el término de seis meses bajo la multa de dos ducados el reconozimiento de dicho zenso, y que se agreguen ypotecas seguras libres y quantiosas según está providenziado pena de que se prozederá a lo que aya lugar y encargó el aseo y limpieza de dicha hermita, y devoción a la santa Imajen”.               

 

Barca, 28-X-1755, visita Dr. D. José Martín Pérez de Castilla, del gremio y claustro de la Real Universidad de Salamanca, visitador por D. Francisco Diaz Santos Bullón, obispo y señor de Sigüenza. “Visitó su Merced la hermita de la Soledad y aviendola hallado con aseo y decencia  encargó a continuación y en el libro de quentas de sus caudales queda la apreciación de ellas”.

 

Barca, 21-V-1757, visita el Lic. Pedro García Garijo, abogado de los reales consejos  y visitador po el obispo Diaz Santos Bullón. “Asimismo visitó su merced el Santuario de Nuestra Señora de la Soledad, y quentas de sus caudales de que ai libro aparte y en él queda el auto de lo que se deve axecutar”.

 

Barca, 18-X-1767, visita Andrés cano, obispo de Araden, auxiliar de José de la Cuesta y Velarde, obispo de Sigüenza. “Visitó S. I. el libro y quentas de el caudal de la Hermita de la Soledad y en el queda el auto correspondiente que se verá”.

 

Barca, 23-VII-1771. Lic. Gregorio de Zayas, abogado de los reales consejos, visitador por Francisco Delgado y Venegas, obispo de Sigüenza. “Igualmente visitó el libro y cuentas del caudal de la hermita de la Soledad y en él se hallará el auto correspondiente”.

 

Barca, 24-I-1820. Visita Manuel Fraile, obispo de Sigüenza. “Haviendo expuesto dicho Cura que en tiempo de su antecesor de había estraviado y perdido el libro de visitas u quentas del Santuario de Nuestra Señora de la Soledad, y que sus caudales únicamente consisten en diez y seis rs. anuales réditos de un capital fe censo y limosnas que ofrecen los fieles con lo que se mantiene el Santuario, y que se ha formado un quaderno en que se lleva razón de todo de: Y enterado S.S.I. manda a dicho cura –José Benito Atance- practique eficaces diligencias en busca del citado libro, y que no pudiendo averiguar su paradero, se forme otro de nuevo poniéndose por cabeza el citado quaderno y calendación de la escritura censual que el santuario tiene a su favor, formándose enseguida anualmente quentas de las limosnas que se recauden, y réditos del censo con su distribución y todo deverá presentarse en primera visita”.

 

© José Vicente Frías Balsa e Isabel Goig

(Pulsar sobre las fotos para ampliar)

Inicio
Las Ermitas, Soria
Ermita de Santa María del Monte, en Sarnago
Ermita de Santa Marta, en Matasejún
Ermita Virgen del Espino, Oncala
Ermita Ntra. Sra. Concepción, Ventosa de San Pedro
Ermitas de la Ciudad de Osma
Ermita de las Magdalenas, El Burgo de Osma
Ermita de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Peroniel del Campo
Ermita de San Miguel, Las Cuevas de Soria
Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, Barca
Ermita de San Pedro del Haya, Oncala

 

Barca

 

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com