CLICK!! SORIA PUEBLO A PUEBLO

Soria Pueblo a Pueblo

Berlanga de Duero

Atrás / Inicio / Adelante

¡CLICK!pulsar para ampliar las fotos bajo este icono

Berlanga de DueroEscorada hacia el sur-oeste, abrigada por calizas del Secundario, discurrida por tres ríos: Duero, Escalote y Talegones, la villa de Berlanga de Duero resulta, sin lugar a dudas, uno de los lugares más bellos e interesantes de toda la provincia de Soria.

La singular belleza de su entorno se halla recortada por los Altos de Barahona al sur, el portillo de Andaluz a tres kilómetros, y el abrazo del Duero. Al abrigo del relieve calcáreo surgen microclimas como el que se da, en el discurrir del Escalote, en lo que se conoce como "La huerta de Morales". Su altura más significativa, "El Coborrón", protege el cerro sobre el que se asienta el VER ENLACEScastillo, pensado también como protección.

¡CLICK!
¡CLICK! Castillo de Berlanga de Duero
La importancia histórica de la villa se comprende por hallarse en la línea del Duero, divisoria, durante toda la Edad Media, de los reinos moros y cristianos primero, y de los castellanos y aragoneses más tarde. Formaba, junto con las fortalezas de Gormaz, Osma, San Esteban y Atienza, esa línea real que era conquistada una y otra vez, tanto por la media luna como por la cruz.

El Castillo de Berlanga de Duero

Calleja de Berlanga de DueroEl esplendor llegaría en el Renacimiento, cuando los condestables de Castilla, los Fernández de Velasco, duques de Frías, Haro y unos catorce títulos más, fueron "premiados" con Berlanga y los pueblos de alrededor, por los servicios prestados a la corona. Allí sentaron sus reales, engrandecieron la villa, mandaron construir la colegiata, edificaron su propia residencia, rehicieron los restos del emblemático castillo, fundaron un monasterio, un hospital, alzaron el rollo o picota a la entrada para decir a todo el que pasara, de quién era la villa, a quién se debía respeto y obediencia, quién imponía y ejecutaba la ley, y, en definitiva, a quienes debían pagar sus impuestos los súbditos de la majestad de turno.

Y de aquella época son todos los restos que el visitante puede contemplar.

Rollo gótico de Berlanga de DueroA la entrada, en las eras, junto al silo, se alza majestuoso el rollo gótico, dicen que el ejemplar más bello y mejor conservado de toda la provincia. Objetivamente es cierto. Sólo desdice su ubicación, sin duda la primitiva. En su día el emblema sería visto desde todos los lugares, pero, con el discurrir del tiempo se ha edificado a todo alrededor, escondiéndolo a la vista del visitante.

Muy próximo a él, el único resto visible de lo que fue el recinto murado que cerraba la villa: la Puerta de Aguilera, en la que puede verse, coronando la entrada, una gran concha del peregrino. Frente a ella, la ermita de las Torres alberga la imagen del mismo nombre, por la que los berlangueses sienten veneración, ofreciéndole una fiesta el 24 de septiembre, con subasta de banzos y cánticos en el convento. Esta ermita formaba parte del hospital de peregrinos, del que sólo se conserva la enorme chimenea, alrededor de la cual se reunían los peregrinos para comer una sopa, calentarse y curarse, en su caso, de heridas y enfermedades.

Ermitas de Berlanga de Duero

Se pasa al interior de Berlanga por la puerta de Aguilera. La calle que desciende hasta la plaza Mayor es porticada, algo tan usual en Castilla. Y la plaza, castellana y recoleta, muy bien restaurada y amueblada, nos transporta a otra época. Esa plaza, como todas las de estas tierras, ha sido y sigue siendo el centro de reunión, de juegos infantiles, de fiestas y bailes; antaño de corridas de toros, letanías, rogativas y procesiones.

¡CLICK!
Colegiata de Berlanga de DueroDe la plaza irradian varias calles. La Real, donde todavía puede verse algún escudo, algún palacete, las ruínas de otro, y la primera casa de los Frías, hoy convertida en hotel, del que hablaremos después. Otra calle se dirige al río Escalote, a la arboleda, a la "huerta de Morales"; antes estos eran los parajes de verano de los berlangueses, desde hace años se trasladaron hacia las piscinas, el polideportivo y el albergue.

Colegiata de Berlanga de DueroUna calle más asciende hacia la colegiata. La mandaron edificar los condestables y, para ello, utilizaron las piedras de unas siete iglesitas románicas. Sólo queda, de aquella época, un tímpano colocado sobre la entrada a la iglesia del convento. La colegiata, renaciente en su exterior, es gótica por dentro. Majestuosa "como para una capital de reino", que se llegó a decir. Las riquezas de su interior lo son en forma de retablos góticos, altar mayor barroco con la imagen de la virgen del Mercado, enterramientos de nobles en alabastro, y la capilla del obispo de Panamá, Fray Tomás de Berlanga, figura universal del Renacimiento, consejero de reyes, descubridor de las Galápagos, dominico nacido en Berlanga, suya casa todavía se conserva.

Al pie de la mole del castillo pueden verse los restos del palacio de los condestables. En él recibieron a reyes, príncipes y nobles. "Sabiduría para edificar la casa y prudencia para mantenerla", dice el lema de los Frías. Y la mantuvieron durante siglos, hasta después de la abolición de los señoríos.

¡CLICK!
Palacio de Frías
Una visita a las Juberías nos trasladará a la época en que las tres religiones, es de suponer, convivieron pacíficamente en la villa. En lo que fue sinagoga se enclava el convento de Concepcionistas, fundado también por los Frías, para que fuera dirigido por una hija de ellos, muda de nacimiento.

En la calle Real, ubicado en la que fuera primera casa de los Tovar, duques de Frías y condestables de Castilla, se ubica el restaurante Casa Vallecas. Está dirigido por sus propietarios, los hermanos De Pablo. Carlos, uno de ellos, ha sido nombrado, recientemente, Maestre de Cocina de Castilla. Podéis pernoctar en el Hotel Fray Tomás, también de ellos. Han conservado lo mejor de la antigua y noble casa, y, el resto, lo han restaurado combinando solera y comodidad. Desde algunas habitaciones se contempla el castillo.

© Isabel Goig

 

Curiosidades berlanguesas en la noche de San Juan

Ermitas de Berlanga de Duero
por Isabel Goig y Leonor Lahoz

El Castillo de Berlanga de Duero
por Isabel Goig
¡CLICK! Castillo de Berlanga de Duero

De Bandidos y Bandoleros Sorianos
en la Berlanga del
XVIII

por Isabel Goig

De lo que El Cid y los suyos yantaron
    a su paso por Berlanga

Isabel Goig
Documentos del Archivo Histórico Municipal de Berlanga de Duero

Restauración de la ermita de Carrascosa

 

Tomás de Berlanga

Fray Tomás de BerlangaEste fraile soriano llegó a obispo de Panamá y se le tiene por descubridor de las Islas Galápagos. En su localidad natal, Berlanga de Duero, es sobre todo famoso por haber traído a su colegiata al ardacho (lagarto), que en realidad es un caimán del que sólo quedan unos descoloridos restos. Hasta unos lagartos de Fray Tomás, como especialidad repostera, pueden consumirse en esta pequeña localidad soriana.

En el año de 1541 Tomás de Berlanga, en el ocaso de su vida, regresó a la península con la voluntad de abandonar su obispado ultramarino y recogerse a morir en algún convento dominicano, órden a la que pertenecía. Este último viaje estuvo rodeado de circunstancias adversas y a punto de terminar en naufragio. En medio de una terrible tormenta los barcos de la armada española, en uno de los cuales viajaba Tomás, se vieron en trance de perecer, agitados por vientos contrarios, entrechocando las naves entre sí con terrible fragor, juguetes todos de olas inmensas que parecían superarse de hora en hora. Hasta los marineros más avezados abandonaron toda maniobra y daban ya por segura la muerte, quedando extáticos sobre las cubiertas. Sólo se escuchaban voces y lamentos impetrando a la divinidad y, sobre todo, a la intercesión de María, la Estrella de los Mares, en la cual todos cifraban las únicas esperanzas postreras. En esta tesitura, el obispo Tomás se invistió de todos sus aditamentos y apareció en la cubierta de la nave que le transportaba. Con gran dominio de sí mismo instó a todos a recogerse y rezar con él, hacendo acto de contricción de los pecados, suplicando todos a María que abogara por ellos. Por el momento el mar, lejos de aplacarse, pareció bramar con mayor furia y mientras los clamores del fervor mariano se elevaban en las trémulas gargantas todos pudieron ver con ojos empavorecidos cómo una ola, mayor de todas cuantas habían conocido, venía desde el horizonte, encampanándose sobre el nivel del mar a una altura descomunal. En su cresta se distinguía un objeto de contornos imprecisos que a todos congeló de terror. ¿Monstruoso pez abisal sacado de sus dominios por la furia del océano? ¿Delericto marino de alguna nao hundida a quien la tormenta había despertado de un sueño venerable?

Y ya la ola, inmensa, amenazaba con romper sobre ellos cuando, en medio de un horrísono lamento de todos los presentes que invocaban el nombre de María, el bucle pelágico se disolvió en inofensiva espuma y el objeto que levantó tantos temores quedó plácidamente flotando junto a la embarcación. Se trataba de la imagen de María.

© Antonio Ruiz Vega

Museo judío

¡CLICK!
Berlanga de Duero
La oferta cultural y turística se verá ampliada en la villa berlanguesa con la creación de un Museo Judío. Si todo discurre como está previsto, será para el próximo mes de agosto cuando berlangueses y visitantes podrán acercarse a este museo, que se instalará en una casa de las Juderías o Yuberías, como se conoce a este barrio en Berlanga.

Junto con las de Ágreda y Soria, las juderías de Berlanga fueron las más importantes de la provincia de Soria. Cuando Alfonso I el Batallador (rey de Aragón y Navarra, casado con una infanta castellana, Urraca), repobló la zona, hasta donde a veces llegaba la frontera entre los reinos castellano y aragonés, se asentaron también judíos, quienes convivieron pacíficamente, con los recortes propios de la época, en relación con los cristianos. Allí vivieron pacíficamente, hasta que las cosas comenzaron a ir mal con la llegada al poder del primer Trastámara, Enrique II, quien no siguió la política de su hermano Pedro I el Justiciero, considerado protector de judíos y musulmanes.

Al parecer, una parte de lo que desde el siglo XVI es monasterio de Concepcionistas, fue en su día la sinagoga del Barrio.

Casa de Cultura Gervasio Manrique

La Casa de Cultura de Berlanga de Duero será bautizada con el nombre de Gervasio Manrique. Ya el grupo escolar de la localidad llevó su nombre durante la II República, pero, en la época franquista, fue sustituido por el de una virgen. Manrique nació en Osona, localidad próxima a la villa berlanguesa y ejerció de inspector de Enseñanza Media en la década de los años treinta, del pasado siglo. En el Archivo Local de Berlanga se guarda correspondencia sobre los acuerdos tomados para nominar al centro pedagógico con su nombre y agradecimientos varios, todos respondidos por Manrique.

Hay que recordar que Gervasio Manrique fue el padre de la esposa del director de cine García Berlanga y, por consiguiente, abuelo del fallecido Carlos Berlanga, cantante, compositor y componente activo de la movida madrileña de los años ochenta.

Gervasio Manrique

 

CLICK!! DICCIONARIO DE HABLA SORIANAToponimia y Vocabulario

Del latín "Valeranica", derivado de "Valerius", gentilicio romano muy antiguo usado también como nombre individual. Con el sobrenombre de "de Duero",

Algunas voces propias de Berlanga de Duero, enviadas por nuestros Colaboradores: Juan José Blanco Ortega, Yolanda Isla, Jesús Crespo Serrano y Aurea Moreno que podéis consultar en vuestro

Vocabulario Soriano

(pulsar sobre la palabra para ir a la definición)

A desoniche Ababol Ardacho Aulaga Barda Cazao Coción Dita
Esbarar Escriño Figón Gallina ciega Gamello Grajilla Jarcia Lagotera
Levantadera Llantal Llantas Marro Quebranto Tasugo    

Isabel y Luisa Goig, Diccionario de habla soriana

 

¡CLICK!Mapa de la zona (27 KB)

Despoblados ¬  Cabreriza y Alconeza

La senda del río Talegones (2)
La ruta de la resina
Caminar por Berlanga y su tierra de Sur
El Castillo de Berlanga de Duero
Restauración de la ermita de Carrascosa
Fuentes y Manantiales de J. I. Esteban JaureguiFuentes de Berlanga de Duero por José Ignacio Esteban
Recetas de Berlanga
Leyendas  y Tradiciones por Ángel Almazán

Berlanga de Duero, en el blog de Juan Carlos Menéndez
de la parte Berlanga
CASTILLOS DE SORIA de Jaime de SosaCastillos de Soria --> Berlanga de Duero

VIKENSROBBOTDonde comer y dormir

Palacio de Brías

No te olvides de descubrir otros pueblos

Inicio ] Agreda ] Aguaviva de la Vega ] Alcoba de la Torre ] Alcozar ] Alcubilla de Avellaneda ] Aldealseñor ] Almaluez ] Almarza ] Almazán ] Almenar ] Andaluz ] Añavieja ] Arcos de Jalón ] Arévalo de la Sierra ] Arguijo ] Ausejo de la Sierra ] Barca ] Barcebalejo ] Barcones ] Bayubas de Abajo ] Beltejar ] Beratón ] [ Berlanga de Duero ] Bocigas de Perales ] Borobia ] Brías ] Calatañazor ] Caracena ] Carrascosa de la Sierra ] Casarejos ] Castilfrío de la Sierra ] Cigudosa ] Cihuela ] Ciria ] Covaleda (1) ] Covaleda (2) ] Débanos ] Deza ] Duáñez ] Duruelo de la Sierra ] El Burgo de Osma ] Espeja de San Marcelino ] Esteras de Lubia ] Fuencaliente del Burgo ] Fuentearmegil ] Fuentecambrón ] Fuentelárbol ] Fuentelmonge ] Fuentepinilla ] Fuentes de Magaña ] Fuentes de San Pedro ] Fuentetovar ] Garray ] Gómara ] Gormaz ] Herreros ] Huérteles ] Judes ] La Cuenca ] Langa de Duero ] Ledrado ] Los Campos ] Los Rábanos ] Magaña ] Matamala de Almazán ] Medinaceli ] Miñana ] Miño de Medinaceli ] Monasterio ] Montaves ] Montenegro de Cameros ] Morón de Almazán ] Muriel Viejo ] Muro ] Nafría la Llana ] Narros ] Navaleno ] Nieva de Calderuela ] Nograles ] Noviercas ] Oncala ] Orillares ] Osma ] Piquera de San Esteban ] Quintana Redonda ] Quintanas de Gormaz ] Quintanilla de Tres Barrios ] Rebollo de Duero ] Recuerda ] Rejas de San Esteban ] Rello ] Renieblas ] Retortillo de Soria ] Romanillos de Medinaceli ] San Andrés de Soria ] San Andrés de San Pedro ] San Esteban de Gormaz ] San Leonardo de Yagüe ] Sarnago ] Serón de Nágima ] Sotillo del Rincón ] Suellacabras ] Tajueco ] Talveila ] Tardajos ] Tardelcuende ] Taroda ] Torralba del Burgo ] Torrearévalo ] Torresuso ] Torrubia ] Tozalmoro ] Trébago ] Valdeavellano de Tera ] Valdelubiel ] Valdenarros ] Valdenebro ] Valduérteles ] Valtajeros ] Velamazán ] Ventosa de Fuentepinilla ] Villabuena ] Villaciervos ] Villalvaro ] Villar del Ala ] Villar del Río ] Villarraso ] Villasayas ] Vilviestre de los Nabos ] Vizmanos ] Vozmediano ] Yanguas ] Zayas de Torre ]

Y aún hay muchos más en la Red, inténtalo con elVikensRobbot, todos los pueblos de Soria

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com