Feria del Acebo en Oncala, Diciembre 2016

 

 

VIII Feria del Acebo en Oncala, Diciembre 2015

 

Oncala, mucho más que acebo

“Reunidos a campana tañida, como lo tenemos de costumbre”, que dicen los documentos antiguos, los oncaleses, un año más, otro esfuerzo más, dan la campanada de salida para las celebraciones navideñas. Nada sería igual en Soria y sus tierras, sin este evento convertido ya en costumbre, que este año, con el sol y la buena temperatura a su favor, ha reunido en torno a él a centenares de personas.

El pueblo mismo, sin el evento festivo-religioso, luce limpio y cuidado, verde el entorno todavía pese al invierno, tan temido otros años. Nada más real que los pastores de Oncala haciendo al Niño sus regalos. Bellísima estampa hasta para los más reacios a la celebración de las fiestas navideñas. Nada tiene que ver esta sencilla y hermosa representación con las chillonas luces de neón y las no más recatadas voces saliendo de los altavoces, mezclando zéjeles con anuncios de nécoras o coches teledirigidos. Alegría, sencillez y autenticidad es lo que puede vivirse, año tras año, el puente de primero de diciembre en Oncala. 

Y junto a ello, las muestras de acebo, tan propio de nuestras Tierras Altas. Unos árboles que tanto sirven para cobijar en sus entrañas a animales que huyen de la mosca, como a gnomos de la inventiva infantil. O liga para cazar pájaros. Con sus drupas rojas, adornos navideños. Y muy importante, nadie se puede llevar los árboles, ni los frutos estos últimos años, atentos los serranos a ello. 

Felicidades a los oncaleses, a quienes volveremos a felicitar al inicio del verano, cuando entren las merinas.

 

VI Feria del Acebo en Oncala, Diciembre 2013


Click! sobre las fotos para ampliarlas

VI Feria del Acebo en Oncala, 2013VI Feria del Acebo en Oncala, 2013

El pueblo de Oncala que ya, desde la primera visión del mismo desde el Puerto, tiene aspecto de Belén, volvió a congregar, un año más, a cientos de personas en la VI Feria del Acebo y Productos Navideños. Es el resultado de las cosas bien hechas y de la implicación de todo el pueblo.

Hemos escrito mucho sobre este pueblo, la novela “La vida entre veredas” transcurre en él, conocemos a sus habitantes, pero añadiremos algo más por si alguien no lo recuerda.

Oncala, con Ayuntamiento propio que agrupa a los pueblos de El Collado, Navabellida y San Andrés de San Pedro, ronda los cien habitantes, cifra que, para un municipio de Tierras Altas no es demasiado baja. Fidel Las Heras es el joven alcalde de Oncala. A más de mil trescientos metros de altitud, la actividad más importante de este lugar fue la trashumancia de merinas a tierras del Sur. En su término nace el río Linares, con el nombre de Mayor, que discurre por una zona donde casi todos los pueblos están abandonados, entra en tierras de La Rioja que antaño fueron de Soria, y desemboca en el río Ebro. Tiene Oncala dos barrios. En el de arriba, La Revilla, se asienta la iglesia del patrón San Millán, y en el de abajo la ermita de la Virgen del Pilar, patrona. Tenía una ermita (que estamos investigando dado la abundancia de documentos que van apareciendo en el AHPSO a lo largo del siglo XVII y XVIII), llamada de Nuestra Señora de Honcala, con santero y abundantes bienes, de la que solamente resta un viejo edificio en ruinas llamado “el caserón de la Virgen”. Y tiene acebo en su término, pequeños árboles, también arbustos, de los que podan ramas y dan lugar a la Feria del Acebo celebrada el fin de semana del puente de la Constitución.

VI Feria del Acebo en Oncala, 2013VI Feria del Acebo en Oncala, 2013

Durante dos días en los que el tiempo acompañó, Oncala ofreció a todos los que se acercaron hasta allí suficientes actividades para acaparar la atención de niños, medianos y maduros. Este año con el añadido de una pista de patinaje sobre hielo para los chavales.

Junto a los ritos navideños, los oncaleses recrearon las costumbres y los oficios de aquellos años en los que el pueblo se hallaba nutrido de habitantes, en especial en verano, cuando los trashumantes llegaban de extremo. Religiosidad y costumbre siempre unidas, imbricadas.

Por unos días, y hasta que las merinas, allá por junio, hagan su entrada en el pueblo –este año toca Oncala- el sol, el colorido, los niños corriendo por calles y praderas, las mesas del bar ocupadas, los nobles y jubilados trashumantes, algunos apoyados en las cayatas, sonrientes, nos hacía pensar en tiempos no tan lejanos.

Todos trabajan esos días en el pueblo. Unas lavan la ropa, otros atienden la vieja taberna, aquí el barbero, allá el merinero guisando caldereta, cerca amasan el pan que será signado, el herrero endereza las herraduras, y las mujeres a la luz del candil hacen filandones o hilorios, que en Oncala llaman, con toda propiedad, trasnochos. Todo ello enmarcado por casonas de piedra perfectamente restauradas, calles empinadas y adoquinadas, el muy digno Museo Pastoril, y arriba, como observatorio, la iglesia de San Millán, que guarda en sus paredes unos tapices de la escuela flamenca regalados por un mecenas local.

VI Feria del Acebo en Oncala, 2013VI Feria del Acebo en Oncala, 2013

En la nave del Ayuntamiento, cerca del bar, se pueden comprar los productos de la zona de Tierras Altas: embutidos, queso, miel, acebo, cardo rojo de Ágreda, y tomar un caldo o un perolo que han hecho las mujeres de Oncala, además de otros productos navideños que llegan de lugares más remotos.

Excursiones al acebal, patinaje para niños, en fin, un fin de semana especial, gracias a todos los oncaleses y a la Mancomunidad de Tierras Altas.

 

© soria-goig.com


Oncala se viste de Acebo, Diciembre 2012
Oncala, Diciembre 2011
Oncala. Fiesta del Acebo, 2010
Elaboración del Queso en Oncala
Museo Pastoril de Oncala 
Oncala
Tierras Altas o Sierra del Norte (1)
Oncala, ayer y hoy de Pedro Iglesia

Pastores de Oncala

 volver a
GASTRONOMÍA/LABORES DEL CAMPO

  volver a 
PÁGINAS DE ETNOLOGÍA

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com