Museo Pastoril de Oncala

 

Museo Pastoril de OncalaSi existen dos lugares en la provincia de Soria ligados tradicionalmente al mundo de la trashumancia, estos son, sin duda, Oncala y San Pedro Manrique. Oncala, a cuyos habitantes les apodan, precisamente, merineros, se enclava en un valle rodeado por las sierras de Alba, Calva y San Miguel, y su término se halla flanqueado por los altos del Coronito y del Monte, ambos de más de mil cuatrocientos metros de altura.

Por su término, fertilizando los pastos de verano, discurren los ríos Valondo y Abrigaño, así como el Linares, el cual nace en término de Oncala, en el paraje del "prado de la dehesa", junto a la fuente del "Espino".

La poderosa Mesta tuvo representación en esta villa por medio de uno de sus agentes, el cual residía en ella y se sentaba, según nos contaron, a la derecha del presidente del Consejo. Todavía conservan en la memoria el nombre del tío Mariano, residente asimismo en Oncala, y recaudador de los impuestos que de los ganaderos cobraba la corona.

La institución que en principio fue nominada Asociación de ganaderos del Reino de Castilla, fue oficialmente fundada durante el reinado de Alfonso X. El nombre de Mesta deriva del que le otorgaban a los prados de uso comunal -"mestas"-, y comenzó a escucharse antes del reinado del Sabio. Recibían también este nombre, junto con el de "mestillas", las asambleas locales de pastores, para tratar de dar solución a la sempiterna rivalidad entre agricultores y ganaderos. Otra de las funciones, en su origen, fue devolver reses descarriadas, cometido este que se mantendrá a lo largo de la Historia del Honrado Concejo.

El Sabio no hizo sino legalizar una situación de hecho, y de este modo, también, aliviar las arcas reales mediante impuestos pagados por los trashumantes al cruzar tierras de realengo, muchas en aquellos años (después habría que pagar favores a los nobles en forma de villas y lugares y con ellas los correspondientes impuestos), a la vez que se abría un floreciente comercio con la lana castellana.

Fueron los Reyes Católicos los que dieron el impulso definitivo a la Mesta. El presidente de ella fue vinculado por los monarcas al miembro más antiguo del Consejo de Castilla. La Mesta fue abolida en 1836, definitivamente, tras un intento de Fernando VII por restituirla, después de unos años de incertidumbre, durante los cuales no tuvo apenas derechos.

El centro de la península fue atravesado, de norte a sur, por cañadas, cordeles y veredas. Aunque en principio el nombre de cañada sólo se utilizó para denominar a los trozos de camino lindantes con los cultivos, pasó después a generalizarse en toda la ruta seguida por los ganados, desde la sierra al extremo.

Soria, uno de los distritos ganaderos de la Mesta, junto con Segovia, León y Cuenca, contaba su cabaña por decenas de miles de cabezas. En el Catastro del marqués de la Ensenada raro es el pueblo, de Soria capital hacia el norte, donde no vengan especificados los impuestos de servicio y montazgo, percibidos por la corona como peajes en los llamados Puertos Reales.

La nobleza soriana era, fundamentalmente, ganadera. Las casas blasonadas de Ágreda, casi todas pertenecientes a la familia de los Castejones, poseedores de varios títulos nobiliarios, tienen su razón de ser en la trashumancia. Como también los Vadillo, parte de cuyas propiedades de La Póveda fueron en su día vendidas a los Guendulain, navarros ganaderos. Mención especial merecen los marqueses de Alcántara, con casa solar en Chavaler, propietarios de numerosa cabaña, además de un gran lavadero de lanas. Recibieron, en más de una ocasión, la reprimenda del alcalde de Soria por la cantidad de suciedad que llegaba al Duero, procedente del lavado de las lanas de sus ganados. O los de la Puebla de Valverde, y tantos hidalgos y secundones que dejaron sus armas en las fachadas de Narros, Oncala, San Pedro Manrique, Santa Cecilia...

Con tales antecedentes, no resulta extraño que en Oncala hayan decidido recuperar todos los objetos posibles, a fin de dar a conocer una actividad de tanta importancia, tanto social, como económica e histórica como es la pastoril en general y la trashumancia en particular.

Hace aproximadamente tres años, un grupo de gente joven -todos los que todavía residen en la villa- crearon la Asociación socio-cultural "El Redil", cuyo presidente es Santiago Fernández de Pablo. Se trata, con ello, de hacer más fácil la gestión de lo que, en breve, será el único museo pastoril de nuestra provincia, idea surgida, de las mismas personas, en el año 93.

Santiago, Pilar, Antonio, Marisol, Emilio, el sacerdote Antonio y todos los menores de 40 años, que forman un grupo de veintipocas personas, asesorados por los mayores, aportaron su trabajo personal, respaldados económicamente por la Junta. Ahora esperan el apoyo de PROYNERSO, a fin de hacer didáctico un museo interesante, y mucho.

En lo que se conoce como "la casa de la maestra", hay recogidos, restaurados y debidamente colocados, más de trescientos objetos, todos relacionados con el mundo de la trashumancia y también con la ganadería estante, aunque pocas eran las reses que se quedaban en Oncala. Han sido cedidos, casi en su totalidad, por los oncaleses, mediante un contrato de cesión. Y a pesar de que poco tiene que ver con la bajada a extremo y la subida a la sierra una cocina, no han dudado en aprovechar la que había, restaurándola y amueblándola. Al fin y al cabo, las mujeres y niños pequeños se quedaban en las casas, muy cerca del fuego, guardándolo, contando historias, hilando y tejiendo los calcetines de lana que los hombres portarían al año siguiente.

Museo Pastoril de OncalaAunque no sea conservado de los mejores años de la actividad, han colocado, a la entrada, un "chozo de muda" o "chocillo de pastor", tal y como se usaba en mitad del monte para evitar los ataques de los lobos. Han sido los mayores del pueblo los que, con su experiencia, han dejado el chozo hecho a conciencia, para que sea lo primero a ver por el visitante, junto con el redil.

Costales, colodras, una nutrida colección de hierros para marcas, talegos para guardar la pimienta, zahones, costales para el pan y la sal, pellejos, cantarillas para transportar el aceite, cucharrenas para mover las migas canas o los huevos asesados o las tortillas merinas, esquilos, cencerros, trajes de estezado, aparejos para el caballo hatero. Cualquier objeto relacionado con ese rico e interesante mundo es posible encontrarlo, cuando por fin se abra al público, en el futuro museo pastoril de Oncala.

Paseando por las salas que muestran esos enseres, será posible imaginarse a los pastores trashumantes elaborando su caldereta, jugando al burro, a la calva, a la chita. Esos hombres de rasgos marcados, ágiles, duros, emparentados con la tierra, sabios, porque ninguna sabiduría, nos parece, es más auténtica que aquella conocedora de los bosques, ríos y fuentes. De la vida, en definitiva. Y respetuosos con esa vida, como sólo ellos saben, ya vale decir sabían, hacerlo.

El museo pastoril de Oncala es, el principal atractivo de la villa, a la que, por cierto, no le falta interés. El propio caserío de piedra, los dos barrios en que se divide, y la iglesia parroquial en la zona alta donde se alberga una buena colección de tapices donados por el ilustre hijo de la villa el arzobispo Juan Francisco Jiménez del Río.

Pastores de Oncala

 

Os dejamos una relación de algunos pueblos con Museos Etnográficos que podéis visitar, sobre todo en verano

Museo de Oncala

Museo de Barca

Alcozar
Alcubilla del Marqués
Atauta
Barca
Calatañazor
Cuevas de Soria
Monteagudo
Oncala
Quintanilla de Tres Barrios
R
ollamienta
Romanillos de Medinaceli
San Andrés de Soria
Sarnago (julio y agosto)
Torreandaluz
Trébago
Valderrueda

 

Pueblos con colecciones de objetos tradicionales
Abioncillo
Ágreda
Arenillas
Berlanga de Duero
Medinaceli

 

© Isabel Goig Soler
(publicado en el número 4 de Cuadernos de Etnología Soriana)


No olvides visitar la villa de ONCALA en nuestro Web
Oncala, 2014 - 2016. Llegan las merinas
Oncala. Llegan los pastores, 2012
Cañada Real Soriana Oriental Las merinas suben de extremo. 2010
Elaboración del Queso en Oncala
Para los términos relacionados con esta sección podéis consultar nuestro VOCABULARIO
VI Feria del Acebo en Oncala, 2013
Oncala se viste de Acebo, Diciembre 2012

Oncala, ayer y hoy de Pedro Iglesia
Etnografía soriana de Juan José Ruiz Ezquerro
Etnología de Villarijo de José María Solano Antoñanzas

Pastores de Oncala
Página de Oncala de Pilar Jiménez
Fundación Joaquín Díaz

 La Trashumancia en Soria
Todos los artículos

 

volver a
VIDA PASTORIL

  volver a 
PÁGINAS DE ETNOLOGÍA

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com