El lado humano de la despoblación

A Pie por Soria

Excursión a Molino Romero Gil

 

Tres del septiembre, un día precioso, casi de final de este verano terrible -¡por fin!- Isabel Torrejón me esperaba junto al pilón de Matasejún en compañía de otros habitantes que van quedando antes de dar por finalizada la temporada de verano, después se reducirá de forma sensible. Isabel es Toledana y hace poco que vive en Matasejún a causa del trabajo de su marido en San Pedro Manrique, pero conoce los alrededores y buena parte de la provincia por donde excursiona siempre que le es posible. Así que se convirtió en mi cicerone por una mañana. Me acompañó a Molino Romero Gil un pequeño despoblado que habíamos investigado con la escasa documentación encontrada en el Archivo Histórico Provincial de Soria (Molino Romero Gil, Molino rromeroxil, en Matasejún).

El camino no es muy largo pero sí algo dificultoso por las piedras que sobresalen y las que están sueltas, en cambio es de una gran belleza gracias al bosque que bulle de robles más bien pequeños y arces; consultada la guía le da el nombre de pubescente al roble, lo que indica su juventud.

Nada más empezar el camino vimos rodales de quitameriendas, preciosas florecillas de color lila que anuncian a los pastores que va llegando la hora de trashumar hacia el Sur.

Un poco más adelante, a la derecha en la bajada, la devoción popular ha querido ver en una pequeñísima cueva formada por la piedra del terreno un lugar dedicado a la Virgen y así la llaman, 'la cueva de la Virgen' . Al pasar delante van dejando piedrecillas que recuerdan los exvotos.

Cerca de lo que fuera poblado de Molino Romero Gil un buen puente de piedra que ha sido restaurado, suponemos que en más de una ocasión, facilita el paso sobre el río Mayor o Linares, completamente seco el cauce la mañana de nuestra excursión.

De lo que fuera poblado sólo resta una casa de buena piedra caliza pero sin techo, donde entró Isabel, mi cicerone, para anunciar que dentro sólo había zarzas, y una pared, cerca de la anterior, que anuncia otra casa en su día. Es todo lo que resta del “Antiguo poblado del molino de Romero Gil”, como reza en la placa (en rojo y azul como todas las de Matasejún) colocada en la pared de la única casa entera.

El padre Gonzalo Martínez, llama a este viejo poblado El Molino: “En el término de Matasejún, 1700 metros al O/NO, en las majadas llamadas de Romero Gil, en la ribera izquierda y lindante con el río Mayor, a 400 metros aguas abajo de la raya divisoria entre Matasejún y El Collado; se recuerda la existencia de un poblado llamado El Molino en el lugar, y puede verse la cimentación de los edificios”. (Las Comunidades de Villa y Tierra. Gonzalo Martínez Díez).

En el estudio arriba mencionado y publicado en nuestra web, se sabe que un vecino de Molino Romero Gil, Francisco Sáenz, compraba cuero, lo que hace pensar que se dedicara a la fabricación de botas para vino o calzado. Por su lado, Blas Hernández primero y Juan de las Heras después,  compran paño catorceno, lo que tal vez signifique que se dedicaban a la confección de prendas. Residía al menos un trashumante (se desconoce el cargo dentro del rebaño, quizá propietario), de nombre Francisco Sáenz, ya que su viuda, Ana Marín da poder, en 1640, a dos vecinos, uno de El Collado y el otro de San Andrés, para que vayan a la villa de Piedra Buena (Ciudad Real), donde murió su marido, para que cobren todos los bienes y el ganado.

Lidia Lafuente, natural de Matasejún, nos dijo que, cuando ella era pequeña, a veces las mujeres bajaban hasta aquel hoy despoblado provistas de velas, farolillos u otras luces, para hacer trasnochos y que había luz, que llegaba de un molino de Palacio. Comentado esto a nuestra vuelta, delante del edificio donde tienen lugar las actividades culturales donde se reúnen los vecinos, Tomás García Galán aseguró que él de eso no recuerda nada y nos señaló la casa donde él recuerda se hacían trasnochos y como anécdota rememora que él les leía a las mujeres mientras éstas cosían o bordaban o devanaban lana. Durante un tiempo les leyó la historia de Genoveva de Brabante y, después, las mujeres hacían tertulia sobre el tema. Preciosos e interesantes recuerdos. Muchas cosas tiene Tomás en su cabeza, así que será necesario volver para que nos las cuente todas.

Como curiosidad diremos que el antiguo poblado de Romero Gil, a través de la documentación, recibió varios nombres: Romeroxil, Romero Gil, Molino Romero Gil, y El molino.

 

Matasejún

Molino Romero Gil, Molino rromeroxil, en Matasejún

Asociación de Matasejún

 

Tierras Altas - Despoblación

Rutas Tierras Altas

Rutas de la Despoblación

Despoblación  Fotos de Despoblados

VIKENSROBBOTDonde comer y dormir

Centro de Turismo Rural Los Cerezos de Yanguas
Centro de Turismo Rural El Rimero de la Quintina

VOLVER Volver a Rutas Despoblación y Tierras Altas    VOLVER al índice Volver a A pie por Soria

Y aún hay más en otras Webs sorianas, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

Escríbenos
Tejedora
Colabora