A Pie por Soria

Sierra de Montes Claros o del Alba
Los Campos-Valloria-Villaseca Somera- Ledrado

(pulsar sobre las fotos para ampliar)

 

De Noroeste a Sureste (igual que se desarrolla el Sistema Ibérico, al que pertenece), la Sierra de Montes Claros o de Alba ha acogido, en sus pastos, miles de cabezas de ganado, en especial merino, aunque también churro y cabrío.

Cañada Real Soriana Oriental. 2011

En la cara Norte de la Sierra de Montes Claros el Ayuntamiento de Las Aldehuelas se forma con cinco núcleos de población. Además del cabeza de partido: Los Campos, Valloria, Ledrado y Villaseca Somera. El alcalde, Segundo Revilla Jiménez, ha de administrar sólo a 84 habitantes censados en los cinco núcleos, de los cuales, a buen seguro, el ochenta por ciento residirán en Soria largos meses del año. Esta población supone 2,2 habitantes/km2. Se trata de la zona más despoblada de la ya deshabitada comarca de Tierras Altas.

Pero esta situación no siempre fue así. Cuando Zenón de Somodevilla mandó hacer el catastro que lleva por nombre el título que le fue concedido, de Ensenada, estos cinco pueblos acogían a unos setecientos habitantes y a casi dieciséis mil cabezas de ganado merino, además del churro, el cabrío y los de labor.

Era Villaseca Somera el término con más ovejas de los cinco, 8.296, que pastaban en invierno, como todas, en tierras del Sur. Apellidos de personas relacionadas con la tradición trashumante soriana eran frecuentes en Villaseca Somera, como Catalina Josefa de las Heras, viuda de Diego Sáenz Camporredondo, propietaria de más de tres mil trescientas cabezas, cuñada del presbítero José Gregorio, con casi mil quinientas en propiedad. A Catalina, del estado noble, se le permitía “por tolerancia, que sus ganados pastaran y disfrutaran los pastos del agostadero de la dehesa de La Mata”. O doña María Ignacia Ramírez de Arellano e Ibero Urrea, casada con otro Camporredondo, quien dota a una hija con cuatro mil ducados y a un hijo con veintidós mil reales. Documentos estos conservados en el Archivo Histórico Provincial, sección de protocolos notariales.

Villaseca Somera. SoriaVillaseca Somera. Soria

Pertenecieron las cinco aldeas a la Comunidad de Villa y Tierra de Yanguas, de donde era señor el conde de Aguilar, marqués de Aguilafuente, señor de los Cameros, quien cobraba los impuestos de alcabalas y florines y nombraba regidor.

Los restos de las ermitas hablan también de una población más numerosa. Eduardo Alfaro Peña coordina el proyecto IDOUBEDA, que puede verse en el web www.idoubeda.com , y otros blogs, donde se da a conocer parte del trabajo llevado a cabo por él y sus colaboradores sobre restos en piedra encontrados por la comarca de Tierras Altas. También sobre las ermitas, de las que apenas queda el recuerdo en los mayores, y el topónimo. Son Santa María Caída, en Las Aldehuelas; San Roque, en Los Campos, restaurada; San Bartolomé y El Santo (Marcos), en Valloria, de la primera se conserva el santa de la advocación en la iglesia parroquial, y en cuanto a San Marcos, se ha recuperado la romería; y Santa Elena en Villaseca Somera.

Isabel Lozano Blanco nos comenta:

"Referente a las Corridas de las Roscas que se corrían en Yanguas y pueblos de la zona, en la actualidad hay dos pueblos en los que se corre El Rosco y en el que las mozas dan los tradicionales Roscos:
Villar del Rio: 29 de agosto
Las Villasecas (Villasecas Somera): 18 de Agosto
En ambos pueblos se mantiene el Ramo y el Rosco. Y a estos pueblos acude gente de los pueblos de la zona de Tierras Altas para celebrarlo.
En Villasecas (mi pueblo), durante aproximadamente 12 años, en los que hubo gran emigración, no se celebró. Desde 1979 se viene celebrando cada año. Una tradición recuperada por los hijos de aquellos emigrantes.
Igualmente, me gustaria informaros que Villasecas, a pesar de ser un pueblo pequeño en el que sólo queda un vecino, se está reconstruyendo en piedra las casas que estaban caídas, mantiene sus calles empedradas como eran hace 100 años. A través de la Asociación de Amigos de Villasecas velamos por mantener su encanto, lo que fué".

Y aquí está:

La Corrida del Rosco en Villaseca Somera

 

Los Campos

En los últimos años es el pueblo de Los Campos el más conocido mediáticamente, debido a que se ha celebrado en varias ocasiones la fiesta de la llegada de las merinas, alternándose con Oncala. Tuvo en su mejor momento histórico alrededor de tres mil cabezas de merinas y, todavía, reside allí un merinero. A mediados del siglo XIX, cuando Pascual Madoz requirió datos para su Diccionario, en Los Campos vivían 114 personas.

Los Campos. SoriaLos Campos. Soria

El pueblo está ubicado a la entrada de un suave valle, por donde se ven aparecer a las ovejas cada dos años, por el mes de junio. Son pocos habitantes, pero laboriosos y siempre dispuestos a dar lo mejor de ellos mismos cuando se trata de recibir a los visitantes. Hospitalidad propia de los merineros. Han arreglado el horno comunal donde la señora Dolores cuece pan y hace sobadillos. Tienen yacimientos con huellas de dinosaurios y en su término nace el río Cidacos, afluente del Ebro, que discurre por Valloria, Bretún (cerca de la ermita de Santa Cristina), Villar del Río y Yanguas, deslizándose desde la villa hacia tierras riojana que un día fueron también sorianas. Mueve este río serrano molinos y, siguiendo las indicaciones del mapa Geográfico y Catastral, descubrimos uno en Vizmanos (por el arroyo “del Molinillo”), otro en Bretún, otro más en Villar del Río (de las “Ánimas”), en Yanguas el “molino Jimeno” y, por último el “molino Lería”. El río Cidacos tiene un Centro de Interpretación, en Los Campos, que fue inaugurado hará unos tres años.

Los Campos. SoriaLos Campos. SoriaLos Campos. Soria

La iglesia parroquial, limpia y arreglada, tiene elementos románicos y está dedicada a Santa Elena. Desde el pasado mes de junio, en la plaza del pueblo, una escultura homenajea a los merineros.

Valloria

En Valloria, Baloria en 1752, se le une al Cidacos el arroyo del Valle, formando, uno y otro, unas riberas frondosas. Se lee en el Catastro de Ensenada que cuatro puentes de madera unían las orillas del río Molinillos. Residían en Valloria 29 vecinos y medio (las viudas contaban por medio vecino a todos los efectos), número cercano al que censa Madoz un siglo más tarde: 31 vecinos, 128 almas, quien da a conocer que ya por esas fechas de 1845, eran 14 los alumnos que acudían a la escuela.

Muchos siglos antes, en La Muela, estaban asentados los primitivos moradores de lo que más tarde sería Valloria. En el número 3 (agosto 2012), de la revista “La huella de Valloria”, Eduardo Alfaro Peña escribe un artículo titulado “La huella de Roma en Valloria”, donde da a conocer el estudio y los hallazgos de época romana en el paraje de “La Muela”, así como dos estelas funerarias de la misma época.

Valloria. SoriaValloria. SoriaValloria. Soria

El pasado 27 de julio fuimos a visitar, una vez más, Valloria. En esta ocasión César González había preparado el encuentro dirigido a una futura publicación sobre costumbres sorianas. Reservamos para ella lo que nos contaron Juana Jiménez del Barrio, Casimiro González, Julián Escudero y toda la buena gente de ese pequeño y delicioso lugar de Tierras Altas.

Juan Carlos Martínez, concejal de Las Aldehuelas y alcalde pedáneo de Valloria, junto a César González, nos acompañaron a visitar el pueblo de casonas de piedra y gruesos muros, necesarios en tierras frías para combatir los rigores del invierno. El arroyo del Valle discurre por mitad del pueblo, bajo un puente de piedra que pronto habrá de ser restaurado. Se une al Cidacos a pocos metros del último edificio. Arroyo y río han ido alimentando en sus orillas una fronda enmarañada de donde sale una ruta que se dirige, por un lado a Villar del Río, y por el otro al acebal de Garagüeta, cuya señalización está prevista. Por la orilla del Valle lavaban la ropa las mujeres, ellas ahora rememoran con cariño aquellas reuniones, de las que Juana recordó lo de “echar la cernada”, o lo que es igual, blanquear la ropa con ceniza colada. Cuando, en pleno invierno, se vieran obligadas a romper el hielo para lavar la ropa, sería mucho más duro. Pero así es la memoria, se desprende de lo negativo para recordar lo agradable.

Valloria. SoriaValloria. Soria

La iglesia está advocada a Santo Tomás. Como la de Los Campos, algunos elementos románicos hablan de una construcción más antigua sobre la que se edificaría esta.

En Valloria, a día de hoy, se encuentran censados unas veintiséis personas aunque, como es habitual en toda la provincia, sólo dos residen todo el año y, como viene siendo también norma, en agosto se abren las casas, se llenan de luz, y reviven por unos días el pasado y el presente. Es entonces cuando se celebran las fiestas, programadas para que en ellas se hermanen los que se marcharon en busca de otros rumbos con quienes permanecen todo el año en el pueblo o residen a pocos kilómetros de él. Del 22 al 25 de agosto se hace la ruta de senderismo, la fiesta de la trilla y, como colofón, los días 24 y 25, las fiestas patronales en honor de San Bartolomé.

Han recuperado, como nos contaba Juan Carlos, la romería de San Marcos, alrededor del 25 de abril. Se hace entre Valloria y Las Aldehuelas. Dice la tradición que dos pastores, uno de cada localidad, encontraron la imagen en el paraje “Del Santo”. Cada año un pueblo es el encargado de guardar la efigie, la intercambian en la subida de Santa María. Han recuperado también las letanías, y los asistentes, que antaño se repartían por las casas a la hora de la comida, ahora se reúnen en una de hermandad.

Valloria. SoriaValloria. Soria

Los habitantes de los pequeños pueblos de Tierras Altas, aunque pocos, no están dispuestos a desaparecer. Consideran que tienen suficiente patrimonio, tanto natural, como artístico y etnográfico, para ser reconocidos. Si en Los Campos hacen el encuentro bianual con los merineros que suben a los pastos de verano, han conseguido el Centro de Interpretación del Cidacos, y han recuperado el horno comunal, en Valloria, además de recuperarlo también, están adecuando un edificio para convertirlo en Museo del Juego Tradicional de Tierras Altas. Un proyecto muy interesante y original.

Museo del Juego Tradicional de Tierras Altas

Pasaron los tiempos duros que recordaba Casimiro González, residente en Zaragoza, aquellos en los que iban al molino de Vizmanos a moler ocho o nueve kilos de trigo y lo traían con mucho miedo porque la Guardia Civil se lo quitaban, eran los años del racionamiento. O cuando, caminando, acudían al mercado de Almarza a comprar la llanta y a vender corderos, o cerdos, o cabritos, o lo que hubiera. Tiempos en los que, a reo vecino o andeo, se ocupaban de los pobres. Y, sin olvidar aquellos tiempos, que algo tendrían de bueno, ahora se hermanan en fiestas y actividades lúdicas.

Otro día visitaremos Las Aldehuelas. Ya lo hicimos con   Ledrado y la visita quedó reflejada en este web.

© soria-goig.com

 

Mapa de la Sierra (145 KB)

Los Campos   Ledrado

La Corrida del Rosco en Villaseca Somera
Museo del Juego Tradicional de Tierras Altas
Fuentes y Manantiales de J. I. Esteban JaureguiFuentes de Valloria por José Ignacio Esteban
Fuentes y Manantiales de J. I. Esteban JaureguiFuentes de Los Campos por José Ignacio Esteban

Asociación Cultural Valloria
"La huella de Valloria" Revista

«Este año, 2015, Los Campos»
«De nuevo, las merinas en Los Campos» 2013
«Cañada Real Soriana Oriental» Merinas en Los Campos. 2011

Ermitas en Villaseca Somera, IDOUBEDA
Ermitas en Los Campos, IDOUBEDA
Ermitas en Valloria, IDOUBEDA

Rutas Tierras Altas

Rutas de la Despoblación

Despoblación  Fotos de Despoblados

Libros sobre Tierras Altas - La Despoblación

Enlaces relacionados Tierras Altas - Despoblación

 

VIKENSROBBOT  Comer y Dormir

VOLVER Volver a Rutas por las Comarcas

Recuerda, tenemos más rutas:

El Sur Provincial (1)
El Sur Provincial (2)
El Sur Provincial (3)
Tierras Altas o Sierra del Norte (1)
Tierras Altas o Sierra del Norte (2)
Tierras de Almazan
Tierras del Burgo
Comarca de Caracena (1)
Comarca de Caracena (2)
Sierra de Montes Claros
Sierra de Montes Claros o del Alba
Quintana Redonda y sus barrios
El Campo Taranz
Tres ríos para cuatro pueblos
El caserío de Algondrón
"El Valle" de los ríos Razón, Razoncillo y Tera
Ruta de la resina
Altos de Barahona
Por antiguas tierras sorianas
Rutas por los Ríos
Rutas por los Humedales
Rutas por las Comarcas
Rutas de la Despoblación
Rutas Vías Romanas
Rutas del Románico y el Gótico
Rutas Literarias
El Tren en Soria
Los Caminos de Santiago en Soria

Volver a A pie por Soria

Y aún hay más en otras Webs sorianas, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com