Museo del Juego Tradicional de Tierras Altas

 

Hemos vuelto a Valloria, en esta ocasión para ver el Museo del Juego Tradicional y la recuperación del horno comunal, obras ambas que ya nos anunciaron en nuestra última visita, unos dos años atrás. 

En junio la flora de toda Soria es un alarde de la naturaleza. En Valloria, por donde discurre el río Cidacos y el arroyo del Valle, la vegetación de ribera adorna este precioso pueblo de la Sierra del Alba, a más de mil doscientos metros de altitud, y le da un aire como de paraíso, por fortuna todavía no perdido. 

Click para ampliar las fotos

Hubo un tiempo no muy lejano, anteayer como quien dice, en el que las plazas bullían de chavalería; las puertas de las casas de señoras jugando a los naipes; las tabernas de hombres dándole al dominó; y los montes de pastores entreteniendo sus ocios jugando a la calva o a la gurria. Algunos de estos entretenimientos se siguen practicando, pero los más pequeños miran las tabas, o las chapas, o las canicas, que guardan la madre o la abuela y no ven un juego, no saben ni por donde empezar. Muchos de esos sencillos instrumentos, confeccionados por los propios muchachos, según la imaginación o habilidad de cada cual, han pasado a convertirse en objetos de museo. 

En Valloria le han dedicado un espacio exclusivamente para esos juguetes. Un lugar donde se puede contemplar aquello que formó parte de la infancia y también del entretenimiento de los mayores. Es un espacio luminoso, donde se muestra un mundo casi perdido, pero sin nostalgia, con la alegría de haberlo vivido y haber formado parte de las vidas de cada cual. 

Son los paneles explicativos los encargados de dividir los espacios correspondientes a cada tipo de juego: de hinque, de habilidad y destreza, de lanzar..., los más apacibles, generalmente practicados por las niñas, y los más arriesgados, que eran propios de los niños. También pueden verse los de pastores, como la calva; de niños pequeños, como las cunas. 

Click para ampliar las fotos

A la entrada del pueblo, entre el puente que conduce a la unión del arroyo Valle con el río Cidacos, y el acceso al caserío, han colocado una escultura para avisar de la existencia del museo y, junto a ella, un espacio con los objetos necesarios para el juego de la calva, por si alguien quiere recordar viejos tiempos. 

Los juegos que se muestran en el Museo de Valloria no son exclusivos de Soria. Se practicaban en todo el mundo rural y se fueron transmitiendo a lo largo de los siglos. En cerámicas griegas aparecen personajes míticos jugando a las tabas. Algunos historiadores afirman que los juegos llamados de cielo, colache, etc., fueron introducidos por los romanos sirviendo de base para su práctica las calzadas romanas. Otros, como la gurria, han servido de base para el juego del golf. 

La idea del Museo del Juego Tradicional de Tierras Altas va más allá de un simple depósito de objetos casi inservibles, para convertirse en un espacio etnográfico de gran valor para revivir y estudiar las formas de vida de un mundo que, poco a poco, va desapareciendo. 

Click para ampliar las fotos

El proyecto y posterior puesta en marcha se debe a la Mancomunidad de Tierras Altas, Proynerso, y el Ayuntamiento de Las Aldehuelas, al que pertenece Valloria, con la colaboración de la Junta de Castilla y León y el Ministerio del Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, además de los fondos de la Unión Europea, tal y como reza en el cartel de entrada al Museo.

© soria-goig.com, 2015


Ruta Sierra del Alba - Valloria

Asociación Cultural Valloria
"La huella de Valloria" Revista
Ermitas en Valloria, IDOUBEDA

Juegos Populares Sorianos

 

volver a
JUEGOS POPULARES

  volver a 
PÁGINAS DE ETNOLOGÍA

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com