Fuentes, fuentecillas y manantiales de Soria

A Pie por Soria

El Río Manubles por Zaragoza
(Berdejo-Bijuesca-Torrijo de la Cañada-Villalengua-Moros)

pulsar para ampliar las fotos bajo este icono


Traemos en esta actualización una ruta, corta de kilómetros y larga en belleza, que si bien transcurre toda por la provincia hermana de Zaragoza, está unida a Soria por los ríos Manubles y Carabán. Pero no sólo estos ríos las unen, pues la zona limítrofe entre las dos ha estado, durante la Edad Media, ya en manos de aragoneses, ya en las de castellanos y, concretamente esta franja, habitada durante siglos por gentes pacíficas de religión musulmana, como ha quedado patente en la apariencia de estos pueblos y de los sorianos Cihuela y Deza. Y otro nexo más de unión es la baja densidad de población, propia ya de todo el mundo rural. Es Tierra Frontera toda ella, y por tanto riquísima en Historia y en fortalezas para proteger tierras e historias.


Berdejo (Zaragoza)
Pertenece esta pequeña comarca a la Comunidad de Calatayud, en pleno Sistema Ibérico. Y si magníficos son los parajes sorianos por donde discurren los ríos Manubles y Carabán, otro tanto puede decirse del recorrido zaragozano.

Recientemente, en el Centro de Estudios Bilbilitanos, nos regalaron una publicación, de Miguel Monterde y López de Ansón, donde se puede leer que este río de nacimiento soriano tiene su origen “en los manantiales de un valle llamado Lenar, término de Torrelapaja, se aumenta con los de Verdejo, pero más con las copiosas fuentes de Bijuesca; desagua en Ateca por la orilla izquierda del Jalón”. Hay que tener en cuenta que los datos fueron recogidos en 1788.

El río Manubles, perteneciente a la cuenca del Ebro, nace en el término de Borobia, de las aguas de la sierra de Tablada o de Tablado (de las dos formas se la nombra), de las escorrentías del Moncayo, y otras fuentes que manan en ese gran espacio soriano. Más abajo, en Ciria, recibe el Manubles gran aportación de agua del manantial del Ojo, sito en un hermoso paraje de riscos y paredes verticales, donde abundan las buitreras. Sale de la provincia de Soria para adentrarse en la de Zaragoza, y por allí, hasta desembocar en el Jalón, en Ateca, discurre por Berdejo, Bijuesca, Torrijo de la Cañada, Villalengua y Moros.


Berdejo (Zaragoza)
A pocos kilómetros de abandonar la provincia de Soria, a la derecha, se toma una carretera local de las que nos gustan por varias razones, una de ellas la poca circulación que permite parar con frecuencia, porque el paisaje lo demanda, y porque estas vías discurren por parajes hermosos. En este caso, el río Manubles queda siempre a la derecha, y a la izquierda se asientan los pueblos con el castillo roquedo presidiendo, esas fortalezas comunicadas entre ellas, para avisar de los peligros a la población.


Berdejo (Zaragoza)
Esas incursiones desde la Meseta Soriana a las riberas del río, frecuentes en la Edad Media por las escaramuzas entre castellanos y aragoneses, vigilaba el castillo de Berdejo, que según puede leerse en el cartel situado sobre el puente del Molino, fue fortificado por el rey aragonés Pedro IV.

 

Bijuesca (Zaragoza)
Berdejo (Zaragoza)
Bijuesca, a pocos kilómetros, tiene también fortaleza, magnífica iglesia que conserva de su pasado románico una ventanita con sus pequeños capiteles, y una prohibición antigua, la de que por sus calles estrechas y empinadas circulen carruajes. La fortaleza, a medio derruir, muestra la lucha entre los dos reinos a través de los dos Pedros, el IV de Aragón y el I de Castilla, que la tomaron alternativamente.

 


Torrijo de la Cañada (Zaragoza)
El siguiente pueblo es Torrijo de la Cañada, que tiene una magnífica iglesia de estilo gótico, advocada a Nuestra Señora del Hortal, dedicación que también encontramos en la provincia de Soria, concretamente en La Alameda, hacia una virgen muy venerada. Junto a la iglesia está la Cruz del Arenal, y formado parte del mismo conjunto, una fuente, cruz y fuente dedicados a los santos Félix y Régula, de quienes dice la tradición que fueron martirizados en Torrijo.  Tiene este pueblo un casco histórico notable y se recomienda subir a lo más alto de él porque el panorama es impresionante. Otro edificio notable es el del ayuntamiento.


Torrijo de la Cañada (Zaragoza)
Por Torrijo y Villalengua discurre el otro río soriano, el Carabán, Carabantes o Vigas. “… recorre el término de su nombre. Se forma de la unión del río Quiñonería –corriente secundaria- y de arroyo del Ruidero, según se puede ver en el mapa geográfico y catastral. A su vez el Quiñonería mana de la vertiente Norte de la sierra de Corija, en el término de Sahuquillo de Alcázar. El Ruidero aparece, en el mismo término que el anterior, de las fuentes de “las Cuevas” y “del Valle”. El volumen del Carabán aumenta mucho en Reznos, con el agua del arroyo “del Cajuelo”, que surge del paraje del “Monte” (“Fuentes, fuentecillas y manantiales”. (I. Goig)

Decía Manuel Blasco, en su Nomenclátor de 1906, que el río Carabantes era: “terror de la limítrofe zona aragonesa en sus continuas e imponentes crecidas y sobre el cual se halla instalado a 2000 metros de la población [Carabantes] un molino harinero y a 100 metros de distancia de la misma en el camino que conduce a los pueblos de Torrelapaja, Berdejo, Bijuesca y Torrijo, existe un puente construido de mampostería antiguo y tosco, pero de extrema solidez”.


Moros (Zaragoza)
A la vista Moros –nombre que ni pintado- desde un amplio valle donde se asienta la ermita de la Virgen de la Vega. Los viñedos abundan, y el vino, que a decir de Jesús Angel, se elabora con todo tipo de uvas, “como siempre”, es, desde luego, el recio de Aragón, cumplido de grados y de aromas. El Manubles ha de hacer aquí un fuerte meandro para rodear el espolón donde se asienta el singular caserío que cuenta con dos jalones, por un lado lo que resta de un castillo –a nosotras nos parece torre de vigía- que dicen construyó en Moros un rey de Calatayud para albergarse en sus jornadas de caza; y por otro la magnífica iglesia de Santa Eulalia Emeritense, de la que Belén Boloqui Larraya publicó un estudio en la Actas del III Encuentro de Estudios Bilbilitanos, en 1989.


Moros (Zaragoza)
Si hermoso, por su grandeza, es este templo del siglo XVII, que nos fue abierto por el párroco de Moros y cuatro pueblos más, don Hernán Suchite Orellana, quien se desplazó desde la vecina Villalengua expresamente para ello, otro tanto puede decirse del caserío, que encuentra parangón en la soriana
Cihuela.

Sus calles estrechas y empinadas, algunos edificios construidos colgados casi al filo de lo imposible, pequeñas salidas como balcones con vistas a la vega, recoletas plazas, algunas casas encaladas, precioso pueblo que era el objeto exclusivo de nuestro viaje, aunque una vez en ruta, nos maravillara todo el recorrido del río Manubles por tierras de Calatayud.


Moros (Zaragoza)
Al margen de la Historia y el Arte, que aquí apuntamos brevemente, el viaje a este cercano espacio se recomienda para solaz de los sentidos. Si de paso nos interesamos por algún edificio notable, mejor, en caso contrario, será suficiente parar cuando el paisaje lo requiera y contemplar el conjunto formado por caseríos, vegas, cañones, río  y castillos roquedos. También sirve para comprender la Historia y saber del sufrimiento de gentes de otros siglos, siempre pendientes de ver qué ejército, o que avanzadilla, entraba en la población para hacerles pagar las andanzas y las quimeras de reyes y nobles.


Torrijo de la Cañada (Zaragoza)
Se puede comprar el vino de esta zona en las cooperativas. Y hemos de saber que todos los pueblos de esta ruta están unidos en un empeño común: “No a la mina de Borobia”, algo que nos sale al paso en las fachadas.

 

© soria-goig.com

 

Con Rufina por el río Manubles

Cumbres de Soria - Tablado

Río Manubles. Azud de Bijuesca

VIKENSROBBOT  Comer y Dormir

Y aún hay más en otras Webs sorianas, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com