Fuentes, fuentecillas y manantiales de Soria

A Pie por Soria

Con Teodosio por el Río Duero
(Quintanas de Gormaz-Gormaz-Vildé)

pulsar para ampliar las fotos bajo este icono

Mapa de un tramo del Duero (55 KB)
Mapa Ruta Duero 2Hoy nuestra ruta parte de Quintanas de Gormaz haciendo una parada para admirar el castillo de Gormaz y dirigirnos a Vildé, nos acompaña el señor Teodosio en un recorrido de unos 13 kilómetros.
Sumadas todas sus entradas, el acuífero denominado "calcáreo de Vildé y Gormaz" constituye el de mayor valor medio interanual. Esta gran unidad que describe el mapa Hidrogeológico se asienta al sudoeste de la provincia, y ocupa una gran extensión, además de contar con el mayor volumen de recursos hidrológicos, con caudal abundante e inalterable y que no son suficientemente aprovechadas a excepción de Vildé para la piscifactoría y Quintanas de Gormaz para regar alrededor de trescientas hectáreas.

A este bello paraje de la provincia de Soria, coronado hacia el sudeste por la cumbre donde se asienta el castillo de Gormaz, y, por donde el Duero describe varias curvas, acuden a pescar sorianos y forasteros.

Quintanas de Gormaz

Quintanas de Gormaz

Iglesia de Quintanas de GormazEste pueblo de unos 200 habitantes tiene una iglesia, la de San Lorenzo, en la que destaca el altar con reliquias de más de cien santos traídas desde Roma, y en el campanario un campanillo con un pentagrama mágico y una ermita, la de Nuestra Señora de las Angustias.

Aunque sus lagares están en ruinas conservan unas bodeguillas.

Vive Quintanas de Gormaz, fundamentalmente, en torno a la economía del agua, buena parte de sus habitantes y de los pueblos de alrededor están empleados en unas fincas de regadío que ocupan unas trescientas hectáreas; el riego se hace mediante sofisticados elevadores y "pivots" y con el agua del río Duero, sin necesidad de acudir a los manantiales.

Aquí existe una posada rural, "La Casa Grande de Gormaz", en un lugar privilegiado, próxima al lugar de recreo natural "Las Fuentecillas".

En la carnicería del pueblo comprar unas chuletas de cordero y no olvidéis preguntar a los quintaneses cuál es la mejor manera de asarlas (con sarmientos)... y vámonos de excursión...

Quintanas cuida su entorno de agua y pinares, donde no es difícil ver algún jabalí y algún corzo, canalizando las pequeñas fuentes del monte y construyendo merenderos. Cerca del pueblo, la "Fuente de las Pozas" es un ejemplo de ello, en un paraje del pinar de mullido césped, donde se ha construido una alberca, con un entorno muy limpio, otros parajes cercanos son la fuente de "La Tejera", la fuente de "la Oveja" y fuente del "Rey", en lo que hace ya muchos años es un despoblado. Los pinares (nos encontramos en la zona de pinares medios) de Quintana son de pino negral (Pinus pinaster) y eran utilizados para la extracción de resina, prueba de ello son las entalladuras de su troncos y los botes de barro que aún podemos observar.

Bodega de Quintanas de GormazA dos kilómetros del caserío nacen, de una pequeña elevación rocosa, los cuatro manantiales que los habitantes llaman "Las fuentecillas de Quintanas", es un paraje único, gracias al propio Duero y a las fuentes, que con su caudal constate y sonoro alimentan al río más importante de la provincia, en cantidades que, junto con las de Gormaz y Vildé, dan al padre Duero el aporte más importante de agua.

Marcando el linde entre Quintanas y Gormaz encontramos otra fuente que, junto con las otras dos, forman el conjunto llamado "Las fuentes de Gormaz" de idénticas características que las "Fuentecillas". El ayuntamiento con la ayuda de Icona plantó árboles hace unos años que unidos a los asadores forjan un lugar ideal para el verano, en una amplia pradera.

Un proyecto para embotellar el agua al final no fue llevado acabo, según nos cuenta Teodosio no recuerda bien si al agua "le faltaba grados o le sobraba cal".

Tienen unos parajes llamados "la Islilla" y "La Vega" donde los particulares cosechan remolacha además de los productos propios de la huerta para consumo diario.
Teodosio nos cuenta el resurgir del agua de la siguiente manera "el agua viene de Berlanga de Duero, a través de un gran río subterráneo, choca por la fuerza de la corriente en una pared de roca que existe junto al Duero, rebota fuerte en esa pared y sale por "las Fuentecillas" en la pared opuesta".

Gormaz


GormazCuenta Ángel Almazán en su libro Por tierras de Soria, La Rioja y Guadalajara que "el topónimo Gormaz, es de origen protohistórico, y proviene de Vormatio/Bormatiu, que deriva de la raíz ligur borm/born que proviene del dios Borbo-Bormanus, una divinidad de las fuentes y manantiales termales".

Así pues nos encontramos una vez más con que la toponimia responde la mayoría de las veces a un sentido que no es ni caprichoso ni casual.

En Gormaz apenas quedan 20 habitantes y enclavado en la mitad de la ruta del Mio Cid nos encontramos con uno de los asombros más perdurables, el castillo de Gormaz.


Fortaleza de GormazDesde el puente sobre el río Duero, romano, reedificado por los árabes y reconstruido en 1864, podemos admirar esta fortaleza, obra maestra de la arquitectura castrense califal y desde el cauce del río (también aquí los manantiales son numerosos) podemos encaminar nuestros pasos y atravesar el pueblo haciendo una parada para acercarnos a la ermita de San Miguel, donde recientemente se han descubierto pinturas medievales datadas y con un valor aproximado a las de San Baudelio; se abre la ermita con una puerta de arco de herradura y empotrada en una de sus paredes hay una lápida árabe.

La fortaleza de GormazAscendemos por el camino que nos lleva al castillo y Teodosio nos señala una pequeña cueva rupestre que nos evoca a las de Tiermes.

La muralla de esta fortaleza se abre en una puerta califal, con arco de herradura enmarcado en alfiz y al penetrar en el recinto, nos encontramos con sólidos restos de fortaleza, patios y aljibes que aún permanecen en pie, podemos subir, con cuidado, al torreón de la "sala de armas" y Torre de Almanzor y salir por las poternas y aquí desde la cúspide de esta meseta, arropadas por esta magnífica fortaleza, dejamos navegar la vista por estos asombrosos mares de trigo, por las tierras de Berlanga y las de la Ribera, por las espléndidas vegas, por el padre Duero, testigo mudo de interminables luchas entre moros y cristianos...

y la figura del Cid, se nos aparece cabalgando y nos estremecemos y sentimos que nos hallamos en un lugar privilegiado de la historia... de súbito Teodosio nos despierta y nos invita amablemente a continuar nuestra ruta...

Gormaz  Gormaz y su aldea Recuerda

Vildé

En la otra orilla del Duero se encuentra Vildé, pequeño pueblo de unos 80 habitantes que está agrupado al ayuntamiento de El Burgo de Osma. Tiene Vildé su iglesia dedicada a Santa María y su arquitectura popular de adobe hecho de paja y barro. En el pueblo vecino de Navapalos, desde hace unos años, estudiantes de arquitectura y personas interesadas en el tema, trabajan en el estudio y promoción de esta arquitectura, con técnicas y materiales de la zona.


Pantano de Vildé
En el entorno espléndido en que se encuentra Vildé, hay un pantano pequeño para regadío, subvencionado por el gobierno de la Segunda República (lo que motivó que los habitantes, en agradecimiento, votaran a las izquierdas en las siguientes elecciones) el cual riega "la Ribera", sembrada de cereal, alfalfa, patatas, maíz, remolacha y judías.

Al manantial más importante de Vildé se le conoce como la "Fuente de San Luis", mana en el paraje del mismo nombre que lo debe a que en la otra orilla del río existió en tiempos un beaterío o convento de frailes con esa denominación, del cual todavía se conservan las ruinas. Al parecer, este convento fue arrasado por una avenida de aguas.

Nos comenta Teodosio que la temperatura de las aguas de estos manantiales es de una constancia de 18º.
El paraje de la "fuente de San Luis" es cuanto menos, singular; a cada margen del río existieron dos molinos, uno de los cuales se halla restaurado formando parte del conjunto con una piscifactoría. El molino se ha utilizado para colocar las truchas que van a ser vendidas en primer lugar y que guardan ayuno algún día.

De las mismas características, es la llamada fuente de "las Cañameras", lugar donde antes acudían a secar los cáñamos. Otras fuentes del lugar son "fuente de la Sabuquera", llamada así por estar junto a un sauco; "la Vieja" recubierta de sillería en 1894, muy cerca del caserío; "fuente Martín" con caudal dirigido al río Caracena (el cual desemboca aquí en Vildé en el paraje "Corral de la Buitrera", y cuando llega al Duero ha cambiado ya su nombre por el de río Grande); las otras, las que manan por el monte, cerca de los altos de pedriza Gorda o Rebollo se encuentran casi siempre secas, el señor Teodosio nos comenta que "hay muchas, pero no hay nieves ni llueve, y ya no manan".

También podemos hallar en Vildé restos celtíberos, hispanorromanos y la "Casa de la Mora", un monumento funerario de los siglos I-II.

Nos despedimos de la agradable compañía de Teodosio y nos marchamos, no sin antes invitaros, a visitar uno de los lugares privilegiados de esta provincia.

© Luisa Goig

 

Quintanas de Gormaz   Gormaz

Web de Gormaz
CASTILLOS DE SORIA de Jaime de SosaCastillos de Soria--> Gormaz
Fuentes y Manantiales de J. I. Esteban JaureguiFuentes de Quintanas de Gormaz

VIKENSROBBOT  Comer y Dormir

 

Y aún hay más en otras Webs sorianas, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com