.

ALGUNAS PUBLICACIONES DEL

DR. RUIZ LISO

 

El doctor Juan Manuel Ruiz Liso, patólogo, es una autoridad sanitaria, no sólo en nuestra provincia, también fuera de ella, e incluso de las fronteras nacionales. Su dedicación, sobre todo, al estudio de la incidencia y causas del cáncer en Soria, le ha hecho penetrar también en otros vericuetos de esta tierra, a veces relacionados y otras no, con esa enfermedad todavía tan temible.

Viene a unirse el doctor Ruiz Liso a una nómina de galenos humanistas de esta tierra nuestra, de la que son referentes don Mariano Íñiguez y el doctor Calvo Melendro, por citar sólo a dos de ellos. Las obras de Ruiz Liso pueden ser inscritas dentro de la literatura científica divulgativa.

Nos ha hecho llegar Juan Manuel parte de su obra, no ya interesante, que también, sino incluso fundamental para conocer, entender y evitar en lo posible, la aparición y, si eso fuera imposible, el camino a recorrer para curar el cáncer.

Todas estas publicaciones están editadas bajo el auspicio y/o colaboración, de la Fundación Científica Caja Rural de Soria, de la cual es director Juan Manuel Ruiz Liso. Colaboran también otras entidades sobre las que recae la misión de velar por el bienestar de los habitantes de esta tierra.

 

Hospital Virgen del Mirón (1935-2013) Patología e Historia

Dr. Juan Manuel Ruiz Liso

Edita: Diputación Provincial de Soria, 2013
Editores médicos: Dr. Juan Ruiz García y Dra. Irene Canal Fontcuberta
 

El doctor especialista en Anatomía Patológica, Académico correspondiente de las RR.AA. de Medicina de Valladolid y Zaragoza, director de la Fundación Científica Caja Rural, galardonado con varios premios, escritor y divulgador científico, entre otros muchos distintivos, ha dado a la luz una publicación de 351 páginas, en gran formato de 31x22, donde deja para la posteridad la historia del Hospital de la Virgen del Mirón, ese gran edificio que domina la pequeña ciudad de Soria, “el Hospital”, por definición, mientras que el otro, el más moderno, será siempre, en el argot popular, “la Residencia”.

Está dividido en 22 capítulos, más el prólogo del presidente de la Diputación de Soria, Antonio Pardo Capilla, Introducción, Justificación y Preámbulo. No sólo se puede conocer en esta publicación la historia propia del Hospital del Mirón ya que, en un extenso capítulo titulado “Los Hospitales de Soria”, el doctor Ruiz Liso pasa revista a muchos de aquellos que, a lo largo de la Historia, salpicaron las tierras sorianas, unos como hospitales de peregrinos, otros donde se acogían pobres, y los propios de las cabeceras de las Comunidades de Villa y Tierra.

Otro capítulo está dedicado a los médicos sorianos o asentados en Soria, que permanecen en el recuerdo de todos, vigilantes de la salud, como don Jesús Calvo Melendro y su esposa la doctora Sánchez-Malo. Diego Rafael Cano García, quien dejó para la posteridad un precioso libro sobre sus vivencias como galeno en las Tierras Altas de Soria. Los doctores Enrique Casado de Frías, Eduardo Dodero Martínez, Narciso de Fuentes López, Valentín Guisande de Brea y su hijo Valentín Guisande Martínez, Mariano Íñiguez Ortiz (historiador también, en especial sobre los métodos curativos de los numantinos), Norberto Rivero Solís, José María Mateo Rubio, José Vilella Ruiz de Azagra, José Moreno Moreno, José Luis Calvo Morales, Darío García Díaz, Francisco del Pozo, Agustín Pérez Tomás, José Heras Hercilla, Francisco Javier Gridilla, Eusebio Brieva Bartolomé, J.M. Escuín Vera, Efrén Martínez, Enrique Peñuelas Carnicero, José María Páez Valgañón, Julio Martín Contreras, Mariano Javierre y Luis Santamaría.

Abunda el material gráfico, lo que otorga a la publicación, además del dinamismo, una información complementaria que en su día apareció en la prensa, y las fotos que sitúan la narración e información.

La portada tiene su particular explicación. “La vida es como el Juego de Ajedrez. Una estrategia constante, cuya duración –jugadas- dependerá de cómo juguemos las Blancas (genética, asistencia sanitaria y medicación, estilo de vida, etc.) frente a las Negras (enfermedades, procesos degenerativos y accidentes), aunque la última jugada corresponderá siempre al Rey de las Negras (la muerte).

Esta exhaustiva publicación viene a sumarse a las numerosas con que el doctor Ruiz Liso, incansable y positivo, forma, informa y divulga sobre distintos aspectos de la Sanidad soriana, la salud y su empeño en las virtudes de la Dieta Mediterránea.

Castilla y León sostenible: Medio ambiente, alimentación y salud

Dr. Juan Manuel Ruiz Liso

Edita: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente
2013

 

El doctor Ruiz Liso, en su empeño por dar a conocer todo aquello que nos lleve a vivir muchos años y, lo más importante, vivirlos con la mejor calidad de vida posible, ha publicado este nuevo libro. Dividido en dieciséis capítulos, más el prólogo y la introducción, está concebido para llegar al ciudadano de base (mejor de a pie, por aquello de la necesidad de caminar diariamente), es decir, que se lee y se comprende con toda facilidad. El propio autor, en la introducción, ya destaca esta característica, al tildar de sencilla su obra “que puede ser comprendida tanto por el escolar como por el licenciado, por el ama de casa o por un cocinero”.

Los primeros capítulos están destinados a resaltar el medio natural castellano y leonés, la historia y vida con el ejemplo de Numancia, y la Mesta y Trashumancia. A partir de ahí, aparecen detallados las connotaciones de los alimentos, las bases nutricionales, los factores de riego alimentarios, las tablas de composición de alimentos de la región, la religión y la alimentación y unos capítulos muy caros al doctor Ruiz Liso relacionados con la Dieta Mediterránea, donde el director de la Fundación Caja Rural sigue, incansable, luchando para hacer de ella un modo de vida.

Dirigidas a este fin se están llevando a cabo, bajo su dirección, numerosas actividades. Este último año de 2011 ha tenido lugar una de ellas en Golmayo-Camaretas a fin de convertir este espacio en la Ciudad de la Dieta Mediterránea, con concursos llevados a cabo por niños y cambio de algunos nombres de las calles por otros relacionados con esta forma de vida, como Hierbabuena, Naranjo, Convivencia, Tomate, Zarzamora…, y cada calle, en su esquina, llevará un refrán popular alusivo al nombre que luce. La creación de huertos escolares, el estreno de canciones relacionadas con la Dieta Mediterránea, son otras de las muchas iniciativas que el doctor Ruiz Liso está convirtiendo en hechos palpables.

Por otro lado, el Colegio San José, de los Franciscanos, en Soria, se ha sumado al empeño de educar a sus alumnos en el saludable vivir tal y como aconseja la tradición mediterránea, lo que equivale a decir de la manera que lo hacían nuestros abuelos: con la base del aceite de oliva y los cereales, prefiriendo unas carnes a otras, el pescado azul al blanco, eliminando en lo posible las grasas, evitando el exceso de alcohol y el tabaco y caminando, a poder ser, todos los días.

Es una muy interesante publicación, donde se condensa, en un solo volumen, todo aquello que es necesario saber para el vivir sano y, lo más importante, poder y saber transmitirlo a hijos y nietos, como es, por ejemplo, la tabla de composición de los alimentos de los productos de Castilla y León.

Por otro lado, ya puede consultarse el número 4 del Boletín Provincial de Educación para la Salud, que dirige también el doctor Ruiz Liso. En él se encontrarán estudios relacionados con la salud, estadísticas sobre enfermedades y consejos en todas las cabeceras y pies de cada una de las páginas que ayudarán a nuestro bienestar físico y también psíquico.

Recomendamos una detenida visita al web de la Fundación Caja Rural: www.fundacioncajarural.net , a fin de ampliar lo que aquí resumimos.

soria-goig.com

 

Historia Epidemiológica

Dr. Juan Manuel Ruiz Liso

SORIA 2011

Prólogo del profesor D. Jesús San Miguel Izquierdo
Catedrático de Hematología de la Universidad de Salamanca
Subdirector del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca

Historia Epidemioógica (en PDF)

Como soriano es una satisfacción personal y profesional prologar un texto histórico epidemiológico que nos hace encontrarnos con un pasado que según lo he estudiado se hacía presente e incluso futuro.

Mi relación de afecto y amistad con su autor, el Dr. Juan Manuel Ruiz Liso, me impide ser objetivo con los criterios expositivos. A lo largo de estos 30 años asistenciales transcurridos tras la apertura del centro hospitalario de Soria, conocido primero como la Residencia y hoy como Complejo Hospitalario, he tenido la oportunidad de seguir la trayectoria profesional de quien sintió la necesidad vital de combatir las excesivas tasas de mortalidad e incidencia, primero de cáncer gástrico en Soria y posteriormente de todas aquellas patologías ligadas a la alimentación en las que se podría hacer una intervención a través de la educación para reducir su incidencia y mejorar la salud de la población.

Hablar de las aportaciones de Juan Manuel Ruiz Liso en el campo de la salud, lleva inexorablemente concatenada su contribución clave en el diseño, creación y mantenimiento de la Fundación Científica de Caja Rural de Soria ya que esta ha sido un vector fundamental en la planificación en salud de nuestra –mi provincia-.

Son muchas las iniciativas, alguna pioneras a nivel nacional e internacional, que ha puesto en marcha Juan Manuel, baste citar: la Escuela de Salud y Humanidades, la Escuela de la Abuela Madre, la Biblioteca Científica Calvo Melendro-Sala de Pablo, al servicio de Orientación de Padres, el servicio de Medicina Preventiva Deportiva, el servicio de Estudios Epidemiológicos, el ciclo de Soria Saludable y su Premio Nacional de Investigación, sus Cuadernos de Salud, sus Galardones anuales Saludables y sus dos proyectos internacionales más recientes “Soria Cardioprotegida” –Primera ciudad Cardioprotegida- y “Soria Mediterránea” –Provincia emblemática para el reconocimiento de la UNESCO de la Dieta Mediterránea como Patrimonio Cultura Inmaterial de la Humanidad- son proyectos ejecutados y hoy realidades que nos permiten hablar con propiedad de una Soria médicamente saludable.

En este libro, a los largo de sus páginas, el Dr. Ruiz Liso nos demuestra que la apuesta firme y decidida por la medicina preventiva y predictiva tiene sus frutos y recompensas en el nivel de salud de una región, por otro lado envejecida como la soriana.

Observo con satisfacción, además, como este texto puede ser leído con interés tanto por los profesionales sanitarios como por el resto de los ciudadanos, que sin practicar ninguna de estas profesiones, son al igual que todos los hombres, testigos o protagonistas de estas enfermedades. Además, esta obra tiene la originalidad de poder acceder a sus conclusiones de forma integral o a través de sus fichas “resumen”.

El análisis y estudio de la incidencia y mortalidad está hecho desde el conocimiento y la reflexión de un profesional que ha pasado gran parte de su vida con los ojos pegados al microscopio, un microscopio que daba nuevas luces al médico que tenía la responsabilidad final de interpretar si una célula seguía siendo normal o se había transformado en tumoral.

Al leer los comentarios sobre las diversas enfermedades se aprecia en su lenguaje, que existen patologías donde ha conseguido éxito en la ejecución de sus programas y otras donde se debería hacer más hincapié para lograr objetivos similares. En este sentido traduce una complacencia especial el caso de la evolución favorable del cáncer gástrico, como reto personal desde su llegada a Soria en 1980, o la reducción de los tamaños de las neoplasias mamarias gracias a los programas de diagnóstico precoz. Por el contrario le preocupa la proyección emergente de las neoplasias de colon y recto. Incide especialmente en el campo de los melanomas cutáneos y su fácil regresión. Introduce especiales contenidos de valor añadido en los tumores de próstata, vejiga, cuello uterino y ovario. También, a pesar de ser algo más ajeno a su campo profesional, es sensible a las tasas emergentes de incidencia de diabetes y enfermedades neurovegetativas; y como no podía ser de otra manera, como pionero de esa Soria Cardioprotegida, se siente feliz al ver la evolución decreciente de las tasas de mortalidad por cardiopatías isquémicas.

Quiero pensar que este estudio no tiene sólo valor para el plan de salud de la provincia de Soria, sino que podrás servir de modelo, con las oportunas adaptaciones, para nuestra Comunidad Autónoma y gran parte de las regiones españolas.

Con este libro de alguna forma ha trasladado la filosofía de la Dieta Mediterránea con la que lleva trabajando más de tres décadas a la epidemiología de la salud desde el contexto histórico, preventivo y proyectivo. Exporta de una forma transversal ese estilo de vida a los factores de riesgo de todas estas enfermedades cuyos ejes asientan en la dieta, el ejercicio físico, la sostenibilidad medio ambiental frente a la contaminación, el diálogo y la convivencia, el optimismo y el humanismo en el desarrollo vital, con un especial enfoque hacia las jóvenes generaciones y los centros escolares, donde siempre ha sentido y siente la necesidad de sembrar conocimientos y ayudar a que estos jóvenes asuman su responsabilidad de intentar que nuestras vidas tengan hábitos más saludables, por nosotros mismos y por los que nos rodean.

El humanismo es la columna vertebral de su trabajo tanto macroscópica como microscópicamente, en este libro de historia “vertebrada” de la enfermedad que arranca de hombres como Mariano Íñiguez, Valentín Guisande, Jesús Calvo Melendro, Juan Sala de Pablo y otros anónimos que hoy verían con satisfacción el cambio de tendencias en la Soria del siglo XXI.

Son muchas las horas, muchos los días, muchas las semanas y muchos los años dedicados a su principal objetivo como médico que ha padecido y sufrido algunas de las enfermedades de las que puede hablar con total propiedad; con especial mención a sus desvelos por la educación para la Salud y especialmente en los niños y jóvenes: conocer para discernir y decidir, sembrar y cultivar en Centros Escolares.

Gracias Juan Manuel, por tus esfuerzos, por mejorar nuestra salud, por tu amor a esta tierra, por tu amor a las mujeres y a los hombres que te rodean y no conoces.

Jesús San Miguel Izquierdo

 

“Salud y Dieta Mediterránea Castellano-Leonesa”

Es, como él mismo indica en la introducción, una monografía que se corresponde en gran parte con una charla/conferencia que el autor divulgó durante unos años por la comunidad autónoma. En ella puede encontrarse todo aquello que es necesario conocer sobre los alimentos: composición, nutrientes, bondad o no de su ingesta… Todo ello analizado desde el punto de vista de la historia, de la economía, de los productos que las comunidades del Mediterráneo –al que pertenecemos- generan, de la salud y de la enfermedad y con valiosos consejos que llegan de un reconocido especialista en temas de salud.

Podría pensarse que estamos escribiendo de un libro para especialistas, pero es todo lo contrario: una publicación amena, a la vez que muy útil, capaz de enganchar al lector como una novela. Como ejemplo de lo que decimos, léase el “Decálogo de la dieta y cultura mediterránea”:

1.- Tomarás aceite de oliva todos los días de tu vida.
2.- El pan y los cereales no olvidarás.
3.- La fruta acompañará tus comidas.
4.- Ensalada a diario comerás.
5.- Hortalizas, verduras y legumbres combinarás.
6.- Sin pescado no vivirás.
7.- Diariamente leche beberás.
8.- No excederás el consumo de grasas saturadas.
9.- Laborables y festivos caminarás.
10.- Siempre compañía procurarás.

Estos diez mandamientos se resumen en dos: “Amarás la Dieta Mediterránea como a ti mismo, y al prójimo transmitirás sus beneficios.

 Estudios científicos

Tanto el “Atlas descriptivo del cáncer en Soria 1950-1999”, como “Salud y estilo de vida de los sorianos a comienzos del siglo XXI” (dedicado “En el recuerdo vivo y permanente de Avelino Hernández”), son estudios científicos elaborados en colaboración de compañeros del Dr. Ruiz Liso. Para el primero contó con la ayuda de María Ascensión García Pérez y el doctor Enrique Delgado Ruiz (atención primaria); del doctor Valentín del Villar Sordo (atención especializada); de los doctores Teresa Ramírez Gasca, Celia del Agua Arias-Camisón, Francesc Felipo Berlanga y Agustín Vaillo Vinagre (patología diagnóstica); Juan Ruiz García (revisión de textos, tablas, etc.) y Nuria Guerrero de Blas (administrativo).

 

Para “Salud y estilo…”, fue ayudado por Juan Ruiz García, María Ascensión García Pérez, José Reyes López y Nuria Guerrero de Blas. Esta publicación, editada en 2005, y realizada con la base del trabajo de campo, aporta al final un modelo de encuesta que puede ser cumplimentado por el lector a fin de que se pueda seguir investigando sobre nuestra salud.

Parece ser que, en vista de las respuestas, los sorianos nos alimentamos bien, a excepción de la ingesta de leche y fruta fresca, algo deficitaria en comparación con otras zonas de la península.

“Amor, humor y dolor en la Residencia” -25 años después-

 El pasado 2005 se cumplía el veinticinco aniversario de la puesta en marcha del Hospital del Insalud, conocido, desde siempre, como la Residencia. Con tal motivo, Juan Manuel Ruiz Liso recopiló en un libro parte de las numerosas anécdotas que le ha tocado vivir y presenciar a lo largo de estos años. Así lo refiere el prologuista, José Antonio Martínez Peña: “En el presente libro, su autor, el Doctor Ruiz Liso, hace un relato ameno sobre la vida de la sanidad provincial en estos últimos cinco lustros. Utiliza el edificio de la tanto tiempo llamada “Residencia” como narrador privilegiado de numerosos eventos para que, de una forma simpática, sea del agrado de los que lo leyeren; evitando, lo que es de agradecer, haber echado mano de la usual y fría Memoria, o Memorias de Memoria, que si bien hubiera resultado más cómodo, sería más opaco y pesado, menos placentero. Hábil profesional en desmenuzar tejidos y estudiarlos al microscopio, hace que el edificio narrador emule en lo posible al autor y desentrañe el tiempo pasado, escudriñando la historia vivida y permitiendo que las lupas de este singular aparato truequen los aumentos en espejos que reflejan al autor en lo pasado y a éste en testigo de los años ya vividos, permitiendo en ocasiones que la imagen se distorsione lo justo, sin llegar a lo esperpéntico”.

Otorgándole voz a la propia Residencia (“Hijo del INP, adoptado por el INSALUD y ahora por el Sacyl”), el autor va explicando la historia de este pequeño complejo sanitario, volviendo los ojos hacia la historia de otros que le antecedieron y de los médicos que por aquellos años se ocupaban en cuidar la salud de los sorianos: doctores Íñiguez, Calvo, Sala de Pablo, Susín padre e hijo, y tantos otros.

Por esta publicación aparecen los casos con más repercusión social: el síndrome de la colza entre ellos y destacando, el del angiógrafo digital, que en 1984 ocupó no pocas páginas de los periódicos por la actitud luchadora de algunos médicos, entre ellos Manuel Jimeno Esteras. Los logros obtenidos mediante la huelga de 1995, los fallecidos compañeros de la Residencia, las anécdotas, una muestra, pues seguro que son innumerables. Y los días más tristes, en julio de 2000, cuando un accidente de autobús en Golmayo se cobró la vida de tantos adolescentes.

Isabel Goig

 

Artículo sobre la Fundación del Dr. Ruiz Liso para nuestro web
Soria, la Dieta Mediterránea y el doctor Ruiz Liso

Fundación Científica Caja Rural de Soria

Ensayos de Autores Sorianos

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com