Fuentes, fuentecillas y manantiales de Soria

A Pie por Soria

Por las Fuentes de Fuentes de Magaña

pulsar para ampliar las fotos bajo este icono

 


Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)

Como sucede con la mayoría de nuestras villas y aldeas, es necesario que algún nativo nos acompañe para poder sorprendernos con el entorno de unos caseríos que, con frecuencia, se parecen unos a otros sin mostrar más originalidad que la propia iglesia, unas casonas blasonadas o no, algún parque bien arreglado, o la existencia de un museo temático. Si por el pueblo que vamos a visitar discurre un río, por pequeño que sea, la sorpresa está asegurada.

Fuentes de Magaña 

El nombre de esta villa, Fuentes de Magaña, es lo suficientemente significativo. En cambio, si buscamos en los mapas geográficos y catastrales 1:50.000 y 1:25.000, no se encuentra ninguna señal de manantial. Tal vez se deba a que no son significativos en cuanto a la cantidad de agua expelida, uno a uno, pero sí en su conjunto. No hay grandes almacenes de agua ni importantes acuíferos, aunque sea su suelo, como en la mayor parte de la provincia, de roca caliza. Pero, en algunas zonas de Tierras Altas, según el mapa geológico, el suelo está compuesto por calizas sí, pero en bancos, calizas limosas, areniscas y limonitas. O sea, que si bien no hay potentes acuíferos que propician importantes manantiales, sí se da en el término de Fuentes de Magaña, por la propia composición de la roca, un conjunto de hontanares que explican el topónimo y forman numerosos parajes rodeados de vegetación.


Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)

Sí marca el mapa de referencia el arroyo de Fuente Fría y un río, que nombra Alhama (como también lo hace Pascual Madoz en su Diccionario), pero que debe tratarse de un afluente de éste, con el nombre de río Monte, según Dionisio Martínez y con él, los habitantes de Fuentes. Aparece una sola referencia con tal nombre de Monte, en el Diccionario Geográfico Histórico de España, de Tomás López (1730-1802):

La villa de Magaña está en dos partes a tiro y medio de bala, las divide una cumbre de modo que de la una parte se ve la otra y por las dos partes pasa un arroyo, uno por cada una parte, que estos arroyos con lo que baja y es de Valtajeros, constituyen al río que se llama Alama, el que también tiene origen de Suellacabras, villa en el obispado de Osma su último lugar confinante con este obispado de Calahorra, de modo que este nacimiento con el de la sierra de Valtajeros, ya referido, se unen sus aguas bajo la villa de Magaña, tiro y medio de bala y todas unidas hacen llamarse el río Alama, que en Magaña le dicen río Monte y pasan estas aguas por un puente que llaman de Barruso”.

Con los nombres de los ríos sucede como con los topónimos de sierras y montes, en cada pueblo les dan su particular nombre. Según los mapas a los que nos vamos refiriendo, el río Monte (con otro u otros nombres), subafluente del Ebro a través del Alhama, nace en el término de Torretarrancho, en la sierra del Rodadero, que ampara toda la zona en la que estamos, y se une al arroyo de Fuente Fría en la cota 1040.

Al margen de tecnicismos que no dominamos, volvamos al principio para decir que la zona Sur del término de Fuentes de Magaña, esa por la que discurre el río Monte y el arroyo de Fuente Fría, esa por la que pequeños manantiales, incluso conjuntos de ellos, dan vida a hermosa vegetación y animales de diversas especies, es la que es necesario recorrer para empaparse de agua y árboles. Cuenta con tres rutas de fuentes, dos de ellas homologadas con los nombres de “Ruta Circular de las Fuentes”, y “Ruta a Fuente de Hoyamanera”. En total se recorren catorce kilómetros, pero se pueden hacer las rutas en varias etapas.

Con José Ángel González Sainz, guiadas por Dionisio Martínez Valer, Dioni, el alcalde de Fuentes de Magaña, y propietario de una magnífica casa rural,  recorrimos algunas de ellas una mañana de principio de agosto. También nos guió Senderín, desde los paneles informativos sobre el agua y sus beneficios.


Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)

Pasamos por la Fuente de la Teja, en el paraje de La Laguna, donde pequeños manantiales manan del suelo en forma de hoyas pequeñas.

La Fuente del Canto, en tiempos alberca de regadío, forma un arroyo con el mismo nombre, y está rodeada por árboles de distintas especies, de repoblación, acompañados por espinos, ortigas, cardos, entre la abundante vegetación, por donde se ven águilas ratoneras y cogujadas. Algunas piedras caídas indican la existencia de majadas, ya innecesarias, y crece, saludable, un nogal que plantó Dioni de jovenzuelo.

La Fuente Fría es un conjunto de varias fuentes, una parte de ellas canalizadas para abastecimiento, rodeadas por una magnífica chopera. En este hermoso paraje se encuentra un conjunto formado por agua que discurre y mana y vegetación. El arroyo de los Horcajos, la va cogiendo desde el término de Torretarrancho y se junta con el que forma la Fuente Fría. Se pasa por los parajes de Veguilla y Valcentenares hasta llegar al molino, alimentado por el río Monte antes de dejar sus aguas en el Alhama.

El paraje del molino es de aquellos que invitan a quedarse. Un puente muy antiguo, tal vez medieval, salva el río y por él discurre el camino viejo hacia Soria. El conjunto formado por el puente, el viejo molino, las venerables encinas, y los arces, dan cobijo a un rico sotobosque, húmedo y acogedor.

El molino, según recoge el Catastro del marqués de la Ensenada (mediados del siglo XVIII), “muele a temporadas por la cortedad del agua”. Era propiedad del cabildo de Magaña y lo tenía arrendado el vecino de Fuentes, Pedro González. Lo llamaban molino del Horcaxo y “dista de la población cuarto y medio de legua”, algo más de dos kilómetros (la legua medía 5572,7 metros).


Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)

Hemos tratado de conocer en mapas antiguos el trazado del camino viejo y el origen del puente, sin resultado hasta ahora. El conocimiento de las viejas rutas resulta muy interesante para situar y datar ruinas de antiguos asentamientos. Es razonable decir que casi todos los caminos se han ido superponiendo a lo largo de los siglos, especialmente en comarcas naturales montañosas, como la que nos ocupa, donde desde los primeros asentamientos humanos ya se buscaron los trazados naturales para discurrir por ellos. Es natural que se lancen teorías sobre el discurrir por el término de Fuentes de Magaña y alrededores, de una posible vía romana y más tarde camino secundario de Santiago.

Blas Taracena Aguirre (1) apunta un hipotético camino que iría de Graccurris (Alfaro) a Numancia siguiendo el curso del río Alhama y que uniría las importantes ciudades de Contrebia Leucada (Cervera del Río Alhama) y Suellacabras, “ciudades que forzosamente necesitaban una comunicación que las fragosidades de la sierra sólo consienten a lo largo del río”.

Dejamos de ver muchas fuentes y fuentecillas, entre ellas la del Chorrillo. Será para otro día. La excursión, sin prisa, explicada en todo momento por Dioni, que conoce la zona como su propia casa, “aquél árbol lo planté yo”, “esta zona da los mejores frutos”, “esta fuente la canalizamos hace tantos años”, nos ensanchó el aire y reconfortó durante varios días. El silencio, sólo roto por el suave sonido de los arroyuelos y gorjeo de algunas aves, el sol tratando de colarse por entre las hojas de todo tipo de árboles sin alcanzar el sotobosque, húmedo y mullido, hizo reflexionar al escritor “cómo es posible que alguien que vive en este entorno pueda tener malos pensamientos”.


Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)

Para visitar en Fuentes de Magaña, además de los manantiales

La maqueta de dinosaurio –brontosaurio-más grande del mundo, 32 metros de largo y 8 de alto, en el barranco de Miraflores, junto a las icnitas, a poco más de doscientos metros del caserío.

Ermita de San Sebastián, en restauración por hacendera o reo vecino.

El Moncayo, siempre a la vista.

El rollo jurisdiccional, en este caso dos, conocido como “los pingotes”.

A pocos kilómetros se puede visitar Cerbón y Valtajeros, con sus iglesias románicas.

Se puede pernoctar en la Casa rural “Ruta de las Fuentes”. Tienen también albergue municipal y restaurante.


Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)Por las fuentes de Fuentes de Magaña (Soria)

Algunos datos históricos

El marqués de San Miguel de Grox, título concedido el 13-10-1700, a Juan Zapata de Deza y Osorio, vecino de Toro, ostentaba el señorío de la villa. Cuando se recabaron datos para redactar el Catastro del Marqués de la Ensenada, el marqués se llamaba Joaquín Zapata, vecino de Toro, quien recibía el impuesto de martiniega, que suponía 75 reales de vellón al año, el resto lo percibía el rey y la Iglesia. Esta misma fuente informa de que habitaban la villa ochenta vecinos que vivían, principalmente, del ganado lanar, más de mil cien merinas y casi ochocientas churras, además de quinientas cabras.

En el término de Fuentes de Magaña pueden verse todavía las ruinas de un despoblado que se conoce con el nombre de La Mora. De él dice Gonzalo Martínez: “La Mora. Despoblado en el término de Fuentes de Magaña, 2000 metros al SO, 100 al NE de los corrales de Valcentenares; en la margen derecha del arroyo de Fuente Fría pueden verse hoy todavía las ruinas de una iglesia; en el mapa de Coello de 1860 es llamado despoblado de Val de Centenares. Mapa 1/50.000, hoja 318”. (Gonzalo Martínez Díez. “Las Comunidades de Villa y Tierra de la Extremadura Castellana”. 1983”.

De los habitantes de Fuentes de Magaña, escribe Blasco: “El carácter de los habitantes revela desde luego los efectos de la emigración periódica dentro de la Península, y sus costumbres corresponden a las generales de los pueblos enclavados en la sierra o tierra de San Pedro Manrique: prudentes, observadores, atentos, un tanto recelosos, frugales y modestos, pero celosos de los conocimientos escolares primarios” (2).

(1)  Vías romanas del Alto Duero. Separata del Anuario del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. 1934-1935.
(2)  Manuel Blasco (Lubia, 1833-Soria, 1918). Nomenclátor histórico-geográfico y estadístico de la provincia de Soria, 1880.

 

© soria-goig.com

 

Fuentes de Magaña 

  Web de Fuentes de Magaña
  Los Pingotes
Ermitas de Fuentes de Magaña, en el blog Idoubeda Etno
Fuentes de Magaña, web de caminosoria.com

VIKENSROBBOT  Comer y Dormir

 

Y aún hay más en otras Webs sorianas, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com