A Pie por Soria

La Sierra de Montes Claros

 

La familia López de Salcedo, después emparentados con los Gómara, Vadillo, Velamazán y otros títulos nobiliarios de la provincia, sobre todo de Ágreda, fueron los patronos de la iglesia de El Salvador (siglo XVI), de La Póveda. Sus escudos pueden verse en el interior y exterior del templo. Casonas de piedra que amenazan ruina se asientan en su término. Fueron ricos ganaderos, pertenecían al Honrado Concejo de la Mesta y entre Barriomartín y La Póveda todavía pueden verse los restos de un conjunto de factorías dedicado al albergue, esquilo y otros menesteres relacionados con el ganado. Es el conjunto llamado Vadillo. Cuando Felipe V, el primer Borbón, le preguntó a Francisco Antonio de Salcedo y Aguirre qué nombre quería para su marquesado, éste no dudó en responder que los honores deseaba recibirlos sobre la casa del Vadillo.

La Póbeda/Póveda

La Póveda y Barriomartín son dos localidades de montaña regadas por el río Tera y el arroyo del Pinar, y aún las roza el Arguijo, que baja desde la localidad del mismo nombre. Se asientan en plena sierra, entre Cebollera y Montes Claros, que se prolonga hacia el Sur con el nombre de Alba, donde viven pinos, robles, hayas, biércol, helechos, setas y hongos. Una frondosidad, un colorido de verdes y marrones, una lujuria de agua y belleza difícilmente plasmable. Hay que recorrer un camino que se toma adentrándose por Barriomartín, pasando el puente de piedra sobre el río Tera. De paso es interesante fijarse en las bien cuidadas casas de piedra de este lugar, que se distribuyen con una cierta anarquía por el suelo del lugar ofreciendo un aspecto de enclave de alta montaña, lo que es en definitiva.

Seguimos la vereda hasta que se convierte en un camino de tierra en suficiente buen estado, justo al lado de unos corrales de ovejas y cabras, desde donde también vemos un pequeño vertedero. Recorremos este camino durante unos diez kilómetros hasta salir a la N-111, en el mismísimo puerto de Piqueras. Vamos siguiendo la sierra de Monte Claros, cuyo punto más alto, Avellanosa, alcanza los 1.758 metros.

El camino es largo, por lo tanto recomendamos avanzar con el vehículo unos cuantos kilómetros hasta que encontremos un buen lugar donde dejarlo y recorrer los alrededores. Puesto que no vamos a encontrar taberna, mesón, refugio ni venta alguna, hasta que pasemos a la vuelta por San Andrés o Almarza (hubo una sobre la que Antonio Ruiz tiene una relato escrito, pero ya apenas queda de ella un montón de piedras) aconsejamos llevar bota de vino a poder ser de la zona de San Esteban, chorizo de Tierras Altas y pan de Almarza, por donde habremos pasado antes de llegar a Barriomartín. Si es época de setas, primavera y otoño, hay que llevar una cesta de mimbre y navaja, pues la abundancia de ellas permitirá recolectar una buena cantidad, suficiente para merendar ese día y comer al siguiente.

Gran cantidad de boletus, considerados de baja calidad, se confunden con la tierra y con las hojas de los árboles, naciendo y muriendo sin ser recolectados, formando montones viscosos. Estos boletus, si se recolectan jóvenes, son buenos para hacerlos en revuelto. Distintos tipos de champiñones ponen la nota blanca; hay que cogerlos, son riquísimas las cremas que se pueden cocinar con ellos, además de ser una buena guarnición. Las setas pie azul y pie violeta, para rebozar. Las lepiotas, rebozuelos y, sobre todo, níscalos, para guisar de cien maneras.

Los animales que habitan estos lugares, sólo se dejan ver los bovinos y algunos caballos, miran sorprendidos el afán de los humanos por conseguir algo que ellos tienen a golpe de morro y que, en ocasiones, desprecian.

La nota morada la ponen cantidad de hectáreas en forma de alfombra, de biércol. Todo huele a miel. Las abejas liban la flor de este arbusto e impregna a la excelente miel de Soria con su perfume.

Los helechos dejan pasar el sol a través de sus delicadas hojas, formando un espectáculo de sol y sombras, de verde fresco por la parte de umbría y pálido y decadente por la solana. El agua, que la tarde de nuestra excursión se escapaba de las nubes que podían librarse del sol, luchando también con el arco iris, limpiaba la vegetación, la lustraba, dejando esas gotas que después las floristas imitan a golpe de vaporizador sobre los ramos de novias y de vírgenes.

“Parece el día de la Creación”, comentó Antonio ante el espectáculo, siempre cercano a nosotros, pero siempre sorprendente. Y una, escéptica, está tentada de pensar que ese conjunto de nubes acumuladas grises y blancas dejando pasar el arco del color, las gotas de lluvia, el sol, que deja ver los majestuosos árboles, el muérdago de los druidas, las setas de los gnomos, ha sido creado por un dios, sin duda, por el Dios-Luz. Da igual cómo sea nominado.

© Isabel Goig

 

La Póbeda/Póveda
El Valle de los ríos Tera, Razón y Razoncillo
Sierra de Montes Claros o del Alba

Cumbres de Soria - Avellanosa
Cumbres de Soria - Cebollera

VIKENSROBBOT  Comer y Dormir

VOLVER Volver a Rutas por las Comarcas

Recuerda, tenemos más rutas:

El Sur Provincial (1)
El Sur Provincial (2)
El Sur Provincial (3)
Tierras Altas o Sierra del Norte (1)
Tierras Altas o Sierra del Norte (2)
Tierras de Almazan
Tierras del Burgo
Comarca de Caracena (1)
Comarca de Caracena (2)
Sierra de Montes Claros
Sierra de Montes Claros o del Alba
Quintana Redonda y sus barrios
El Campo Taranz
Tres ríos para cuatro pueblos
El caserío de Algondrón
"El Valle" de los ríos Razón, Razoncillo y Tera
Ruta de la resina
Altos de Barahona
Por antiguas tierras sorianas
Rutas por los Ríos
Rutas por los Humedales
Rutas por las Comarcas
Rutas de la Despoblación
Rutas Vías Romanas
Rutas del Románico y el Gótico
Rutas Literarias
El Tren en Soria
Los Caminos de Santiago en Soria

Volver a A pie por Soria

Y aún hay más en otras Webs sorianas, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com