.

NO TIREN PIEDRAS

Loli Escribano Valero

Edita: Círculo Rojo

Narrativa, 2013

 

Loli Escribano nos regala ahora con una interesante y preciosa novela, cuatro años después de su primera obra, “El cráneo del imbécil”. Es un largo relato donde la principal protagonista, Beatriz, sicóloga, reflexiona sobre el paso del tiempo desde una situación personal de cierta angustia. Ella, hermosa mujer, vanidosa y altiva, siente de manera especial ese discurrir de la vida que ha estropeado su figura y ajado su piel.

El personaje de Beatriz, una excéntrica como le gusta a su creadora definirla, está tan bien compuesto que llega a provocar rechazo en algunos lectores. Pero a la vez no dejan de sorprender unos rasgos de genialidad como el recorrer medio mundo sólo para contemplar las tumbas, los lugares de reposo de sus personajes favoritos, casi todos mujeres, envueltas en vida en un halo de glamour.

Por otro lado, el otro protagonista, Patricio, escritor casi ochentón, recurre a ella como profesional para tratar de aliviar su angustia, relacionada asimismo con la edad, en este caso provecta. Este personaje, en cambio, se hace amable desde el primer momento. Tal vez se deba a que su aparición tiene lugar con 79 años y ha superado ya los problemas de Beatriz con su deterioro, aunque él tenga otro mucho más real, o más preocupante, la proximidad de la muerte.

Estos dos personajes, muy bien definidos, sobre los que carga el peso de la narración, están acompañados de otros pequeños, apenas perfilados, que convierten el relato en un concierto luminoso y amable. Como comentaran de la novela de Carmen Laforet, Nada, hay en esta narración de Loli Escribano varias novelas, por lo que es de esperar que estos personajes tan humanos vean la luz próximamente como protagonistas únicos.

Las frases cortas, contundentes a veces, recreándose otras, le dan al relato una solidez perfumada por el chocolate de la fábrica donde nació Patricio, y el perfume que él usa, según sus propias palabras “para no oler a viejo”, y que no podía ser otro que Armani.

La novela se lee de un tirón, lo cual ya es significativo, se pasa un rato grato y, lo más importante, se aprende a superar esos años difíciles relacionados con el paso del tiempo.

© soria-goig.com

El cráneo del imbécil, Loli Escribano

Lo que nadie ve, Loli Escribano

 

Narrativa Soriana

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com