Fuentes, fuentecillas y manantiales de Soria

A Pie por Soria

La senda del río Torete

Caltojar-Bordecorex-Fuentegelmes-Villasayas-Jodra de Cardos

 

En este recorrido sobre el tramo final del río Torete, se parte de Caltojar para recorrer primero Bordecorex y continuar por Fuentegelmes, Villasayas y Jodra de Cardos. Las dos primeras poblaciones pertenecieron a la Comunidad de Villa y Tierra de Berlanga. Las tres últimas a la de Villa y Tierra de Almazán, si bien, como recoge la Enciclopedia del Románico, citando a José Ángel Márquez, Villasayas, al no estar incluida en ninguno de los dos sexmos en que la Comunidad se articulaba, debía de ser villa exenta y contar con un estatus especial.

Al margen de esta configuración histórica motivada por la necesidad de dar estatus social y jurídico a las tierras conquistadas a los musulmanes, las tierras que recorre este interesante viaje siguiendo el curso del río unían dos importantes plazas musulmanas de la Alta Edad Media: Gormaz y Medinaceli. Por ello, su camino está jalonado de atalayas de la época, pese a que Fernando I, al conquistar Berlanga, mandó demoler las fortificaciones levantadas en el valle de Bordecorex, por lo que resulta fácil imaginar el número de ellas y el volumen de las mismas que en la actualidad podríamos contemplar.

Legendariamente, Bordecorex se ha identificado como el lugar donde murió el caudillo del Califato de Córdoba, Almanzor, cuando se retiraba vencido hacia la importante Marca musulmana, Medinaceli, tras la derrota de Calatañazor. En agosto de 2002, fue lugar de convocatoria, con el pretexto de cumplirse diez siglos de la derrota y muerte de Almanzor, realizándose una representación de la llegada de éste a la localidad y de su muerte, con la participación de la Asociación “Jinetes de Almanzor” y la Asociación Cultural “Río Torete”. Esta Asociación organiza en Semana Santa la “Ruta de senderismo del Torete” y en agosto la “Ruta de la Atalayas”.

El río Torete o Bordecorex, subafluente del Duero, nace en la “loma del Cerrajón”, término de Conquezuela, en el límite con Ventosa del Ducado, en plena sierra Ministra. Discurre en forma de arroyuelo por Conquezuela, Yelo, Alcubilla de las Peñas, Mezquetillas, Jodra de Cardos –donde cambia el nombre por el de Torete-, prosigue por Villasayas, Fuentegelmes, Bordecorex y Caltojar, donde se une con el Escalote.

Comencemos la ruta. En el término de Caltojar se abren dos valles, uno el del río Escalote, y otro el del río Torete. Ascendemos aguas arriba por su margen derecho

Próximo a la desembocadura del Torete se encuentra un espléndido molino utilizado en tiempos como molino harinero y fábrica de luz (Caltojar cuenta en su término con cuatro molinos harineros), es el llamado Molino “La Fábrica”, gestionado antaño por la familia Puertas, de Berlanga de Duero, conocida en toda la zona.

Desde un cruce de caminos, dejamos el de la izquierda, dirección a Casillas  (recorrido que haremos en otro momento, pasando por San Baudelio, Ciruela, Berlanga, Hortezuela y “Puente Ullan” donde desemboca el Escalote en el río Duero), y optamos por el de la derecha iniciando “La senda del Torete“.

Observamos a la izquierda, iniciado el recorrido, un monte llamado por los lugareños “El “Llano”, donde pastan rebaños de ovejas, y en el que divisamos los cereales típicos de esta zona (trigo, cebada, avena, centeno, etc.) sembrados en fincas casi empedradas. Avistamos un vértice geodésico, “La Covatilla” de 1.130,7 metros de altitud, que forma parte de una red de triángulos junto a otros vértices geodésicos próximos, desde donde en días despejados se pueden ver tanto el castillo como el pueblo de Berlanga de Duero, la fortaleza de Gormaz, y los picos de Urbión.

Avanzamos por la vega y vemos dos atalayas islámicas a modo de puerta de acceso al valle: una a la izquierda en la falda de “El Llano” sobre un alto, es la de “La Veruela”, que fue restaurada adecuadamente hace escasos años, añadiéndole una escalera de caracol metálica para acceder a la entrada. También se añadieron escalas que comunican sus dos pisos y la terraza, desde donde podemos otear el castillo de Berlanga de Duero. La otra atalaya,  denominada “La Ojaraca” y más alta, se encuentra justo en un vértice de 1.119 metros que divide los valles del Escalote y el Torete. Sólo se conserva la mitad de su perímetro, apreciándose las marcas de las vigas de un solado de madera a media altura. Sus dimensiones son de unos 7,5 metros de alto, por 5 metros de diámetro, con muros de 1,20 m. Comunica visualmente con la atalaya “Torre Melero” de la Riba de Escalote. No es raro ver sobrevolar sobre ellas aves rapaces como buitres, alcotanes, halcones…

Tierras del Sur (1) - Atalayas

(pulsar sobre las fotos para ampliar)

CaltojarCaltojarCaltojarCaltojarCaltojarCaltojar

Llegamos al pueblo de Bordecorex, situado en un espléndido paraje, junto al río, en la falda del escarpado “Alto Lutero” de 1.125,9 metros, en el que se sospecha pudo haber una atalaya y desde donde se ven las atalayas (Castillo) de Berlanga y Barahona. El topónimo Bordecorex ha sido uno de los más discutidos por lingüistas. A lo ya estudiado, añadimos el de “Bardetorres”, nombrado así en la Estadística de la Diócesis de Sigüenza en el año 1353.

Se cree que hubo una fortaleza de apoyo a las de Gormaz y Berlanga, de la que el único vestigio conservado sería la torre almenada de la iglesia. Tal vez fue una de las fortalezas destruidas por Fernando I. Por el valle del río Torete se encuentra una numerosa concentración de atalayas en la ruta musulmana que unía Medinaceli con Gormaz en el siglo X.

Antes de adentrarnos en el pueblo, nos refrescamos en una fuente adecentada por los pocos habitantes del pueblo que viven habitualmente y por la docena de personas que llegan los fines de semana, no censadas, pero que han creado una gran relación afectiva entre ellos y conjuntamente han propiciado diversas actividades lúdicas, culturales y hacenderas comunales.

Algunas casas se han venido abajo, pero sigue siendo el típico pueblo con casas de piedra. Se ven abombados hornos de pan, doble puerta de madera, picaportes de hierro, y lo más relevante, antiguos y llamativos relieves en sus piedras.

Cuenta con una ermita reformada que conserva elementos medievales. La iglesia  románica está consagrada a San Miguel, y fue erigida a principios del siglo XIII. El templo tiene una sola nave encabezada por presbiterio y ábside que recuerda el de la iglesia de San Miguel, de Caltojar, por su estilo románico-lombardo. Se derrumbó el 20 de febrero de 2008, habiendo terminado su restauración a finales de 2009.

Seguimos “La senda”, no sin antes visitar la La Escuela del Ayer, tal cual la dejaron hace cuatro décadas, y del que nos hicimos amplio eco en este mismo web en su día.

(pulsar sobre las fotos para ampliar)

BordecorexBordecorexBordecorexBordecorexBordecorexBordecorex

BordecorexBordecorexBordecorexBordecorexBordecorexBordecorex

Abandonamos el pueblo, seguimos aguas arriba a través de un camino blanco que lleva a Fuentegelmes, y a pocos metros vemos en buen estado de conservación “El puente del Ladrón” que permite a los lugareños acceder a las fincas y huertos bien cuidados de la margen izquierda del río, y que se construyó, según Pascual Madoz, en 1818.

El valle se estrecha vigilado por buitres, entre carrascas y robles podemos ver próxima al arroyo de Vardebardajo en la linde con Fuentegelmes entre el matorral, la atalaya de “Torremocha”, está casi destruida y coronada por un chaparro, no mantiene comunicación visual con otras atalayas por lo que su función sería controlar el paso de las huestes por el valle.

Pasamos junto al “puente del Hocino” (en mal estado, una pena), ya en el término de Fuentegelmes. Seguimos y vemos una gran cruz de piedra antes de llegar al pueblo, que nos recibe con una espléndida estampa de su iglesia. Hay viviendas de gruesa piedra con atractivas piezas de forja e interesantes relieves. El más impresionante es el llamado “dintel de Fuentegelmes” y el sorprendente reloj de sol mostrando las horas en una original mole de piedra cóncava en el tejado de la ermita, en cuyo interior se conservan exvotos, algo ya difícil de contemplar en estos pequeños templos.

Marchamos dejando atrás los numerosos palomares, majadas y muros de piedras para deslindar las fincas, así como restos de un fuerte con torreón y emprendemos camino hacia Villasayas, encontrando otra nueva cruz de piedra próxima al camino, lugar de celebración por los agricultores de la bendición de campos en el mes de mayo, los años pares se celebran en una y los impares en la otra cruz. A lo largo del día tiene lugar una fiesta popular llamada “las Garrochas”, donde se bebe el vino en unas tradicionales copas de plata que muestran las cuatro fases de la luna.

(pulsar sobre las fotos para ampliar)

FuentegelmesFuentegelmesFuentegelmesFuentegelmesFuentegelmesFuentegelmes

FuentegelmesFuentegelmesFuentegelmesFuentegelmesFuentegelmesFuentegelmes

Transitamos por la vega y después de encontrarnos a unos corzos que bajan a pastar a los campos, asomamos a Villasayas. Villa situada en una cañada a la falda de un cerro, en la margen izquierda del río Torete, con una majestuosa iglesia parroquial dedicada a la Asunción de la Virgen, declarada Monumento Nacional en 1993. Atravesamos la carretera que une Almazán con Sigüenza, vemos la ermita de Ntra. Sra. de la Soledad, actualmente en restauración, y continuamos  “La senda“.

(pulsar sobre las fotos para ampliar)

VillasayasVillasayasVillasayas

Ya por el término de Jodra de Cardos, charlamos con una cordial joven empresaria dedicada a la producción de setas, cruzamos la Cañada Real Soriana Oriental, avistamos Jodra y, necesario ya el descanso, conversamos amistosamente con dos entrañables señores, Herminio Romera y Pedro Machín, que nos relatan la vida en el pueblo, la belleza de su iglesia dedicada a Santa María la Mayor, de su fuente y especialmente las piedras, que en tiempos atrás fueron traídas por sus habitantes de una desaparecida Venta, incrustadas en la fachada de una vivienda.

Alguna de estas piedras podrían pertenecer a un antiguo pueblo, cuyas tierras pertenecen a Jodra en la actualidad. El padre Gonzalo Martínez, en su “Las Comunidades de Villa y Tierra de la Extremadura Castellana”, 1983, dice: “Despoblado de Atrios, perteneciente a Jodra de Cardos, 1800 metros al NO, entre el río Torete y el camino de Jodra a Villasayas, a unos 200 metros del río, enfrente del arroyo que procede del término de Hontalvilla; se recuerda la existencia de un pueblo y no se sabe el nombre, pero es llamado hoy San Juan y se conserva trasladada la pila bautismal”.

(pulsar sobre las fotos para ampliar)

Jodra de CardosJodra de CardosJodra de CardosJodra de Cardos

Jodra de CardosJodra de CardosJodra de CardosJodra de Cardos

Una magnífica ruta, que apenas presenta dificultad, y que recomendamos por su interés arqueológico, etnológico, artístico y botánico.

© mhi y soria-goig.com

 

Mapa de la senda del río Torete (google)

Villasayas

Tierras del Sur (1) - Atalayas
Tierras del Sur (3) - Buitres en Caltojar y La Riba
Bordecorex y la Escuela del Ayer

Fuentegelmes en el blog de Juan Carlos
Web de Fuentegelmes
Fuentegelmes, web de caminosoria.com

VIKENSROBBOT  Comer y Dormir

Y aún hay más en otras Webs sorianas, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com