.

Rincones de Soria. Poemas

Carlos Aranda

Edita: Asociación Cultural La Pluma de El Burgo, 2017

La Pluma

 

Hace pocas fechas fue presentado, en el antiguo hospital de San Agustín, de El Burgo de Osma, esta exquisita publicación, junto con otra de Carlos Robredo.

"El ilusionista y otros cuentos”, de Carlos Robredo y “Rincones de Soria", de Carlos Aranda

Aunque comentamos el evento, queremos, una vez leídos y saboreados los poemas, dedicarles unas palabras más. 

Carlos Aranda (1943) es pintor y poeta. Reside la mayor parte de su tiempo en un pueblecito de la Ribera del Duero, Ines, donde, junto con su compañera, Ellen de Vries (a quien va dedicado el poemario), miman una viña y una bodega. Además, han convertido esta villa de algo más de treinta habitantes censados, en un espacio hermoso para vivir, con flores, pinturas, tejas decoradas, iglesia restaurándose con aportaciones privadas, y una escuela recuperada como atractivo, desgraciadamente no para albergar de nuevo libros y tinteros. 

Rincones de Soria es su cuarta publicación. Escribe Carlos Robredo en el prólogo:

“... soy consciente de que estos poemas no necesitan comentarios ni explicaciones, ni míos, ni de ningún experto que hubiera podido llenar y alargar estas páginas del prólogo con lindezas barrocas, con decenas de adjetivos y sinónimos rebuscados que el poeta Carlos Aranda nunca quiso utilizar, porque su poesía es una poesía que nace de muy adentro, y con la sencillez, claridad y fuerza, que él mismo tiene como evidentes características de su ser”. Desde luego, y no vamos a hacerlo, tampoco sabríamos, ni falta que hace. 

Son veinticuatro poemas dedicados a otros tantos lugares. Al abrir el libro, en la página impar se lee el poema y en la impar, una plumilla sobre ese lugar que ha merecido el interés de Carlos. Delicadísimo, tanto, que una vez asumido dibujo y poema, una paz muy especial va poseyendo al lector, especialmente si, de fondo, como es mi caso ahora mismo, se escuchan los nocturnos de Chopin y se saborea una copa de vino de la bodega de Ellen y Carlos. ¿Se puede pedir más? Sigamos la recomendación de Carlos Robredo: leerlo despacio, observar las plumillas y retenerlo con el sosiego que lo ha preparado el autor.

soria-goig.com

 

Poesías y Leyendas Sorianas

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com