Miliario, Arancón

A Pie por Soria

Vía Romana Uxama-Augustóbriga 1

Velilla de la Sierra, Ventosilla de San Juan, Renieblas y río Merdancho

pulsar para ampliar las fotos bajo este icono


Por la carretera que sale del puente del río Duero dirección Almajano, a pocos kilómetros de la capital y muy cerca de Renieblas, encontramos dos pequeños pueblecitos sin grandes templos ni entornos naturales espectaculares. Estamos en plena área de influencia de Numancia, según puede verse en la hoja nº 350 del mapa geográfico y catastral a escala 1:50.000, entre los 41º 47’ y 41º 50’ de longitud y 2º 27’ y 2º 21’ de latitud, incluyendo también Renieblas. Por ahí discurre el río Merdancho, el canal de riego de Buitrago, y todavía es posible ver algún resto del campamento romano de Escipión en Renieblas, y de los campamentos de Valdeborrón, Peña Redonda, La Rasa, La Dehesilla, Alto Real, Castillejo y de las Travesadas en Garray, desde donde se asedió a los numantinos hasta el final. Más cercano en el tiempo los templos cristianos sucedieron a los arévacos y romanos y encontramos el santo Cristo de los Olmedillos en Velilla de la Sierra muy cerca de una romántica y olvidada estación de tren, así como ya muy próximo al caserío, una Soledad con un crucero delante que caracteriza al pequeño pueblo de Velilla.


Velilla de la SierraErmita de la Soledad, Velilla de la SierraAl norte de Velilla atravesando el canal de Buitrago, en el paraje "Campillo de Buitrago" y adentrándose en "la Revilleja" de Renieblas, pueden recorrerse alrededor de 2 kilómetros de calzada romana, sin perder de vista nunca las ruinas de Numancia al fondo. En la actualidad esa zona y debido al canal de riego (que no riega por imposibilidad física, ya que las tierras se encuentran más altas que el propio canal) el paisaje está muy tocado por la mano del agricultor, pero la calzada es fácilmente localizable si se tiene un poco de paciencia. La tierra casi la ha cubierto pero la hierba crece rala y seca, sin humus que la sustente, por el freno que suponen las piedras de la vía romana.


Vía romana en Velilla, al fondo NumanciaNo vamos a encontrarnos con restos manifiestos, ni con tramos como el que discurre por Mérida, fácilmente reconocible, pero sí podremos solazarnos con la visión de Numancia e imaginarnos, sobre la calzada, la dirección y velocidad de los carros romanos ante la llegada inminente a la ciudad numantina, németon para algunos, solamente gran urbe para otros. Ya cerca del pueblo de Velilla nos fijaremos atentamente en el puente sobre el río Merdancho, pues grandes piedras sillares que afianzan el firme de la carretera podrían ser de la vía romana.


Santo Cristo de los OlmedillosHorno de la finca en Velilla de la SierraSi queremos visitar la ermita del Santo Cristo de los Olmedillos, hemos de volver y tomar un camino que sale del kilómetro 5. También hemos de tener en cuenta que la finca es particular, pero aquí no vamos a tropezarnos con gentes como en Torretartajo, porque el encargado del agricultor señor Borque, amable donde los haya, nos facilitará las cosas. La finca conserva un horno en edifico exento en muy buen estado. La ermita en un altozano recibe cada año la visita de los fieles de los pueblos de alrededor que acuden en romería. Muy cerca la estación de tren de Velilla ofrece al caminante el melancólico aspecto de todas las estaciones en desuso.


Campamentos romanos en RenieblasVolvemos a tomar la carretera que se dirige a Almajano; a la derecha la única elevación que se ve recibe el nombre de Cerro del Tiñoso, desde ahí cada año, los habitantes de Renieblas bendicen los campos y meriendan. Conviene preguntar en Renieblas el camino que conduce al campamento romano de Escipión La Gran Atalaya, situado en el cerro de la Atalaya; hasta ahí llegaba también la calzada romana que mencionábamos, pero es imposible verla porque se confunde con las tierras. Este campamento desde donde se divisa también Numancia en la lejanía ha sido estudiado ampliamente; por todas partes pueden verse montones de piedras y restos de cimentación; debió ser muy grande, construido para resistir, los romanos más que los numantinos, pues debieron pasar inviernos inclementes a 1.138 metros de altura que es la cota más alta del cerro donde se ubicó. Unos tubos al parecer de uralita quieren conmemorar la estancia allí de los romanos. En el centro de Renieblas tiene Schultten dedicado un monumento, pues anduvo excavando esos lares.

Ahora iremos a ver el río Merdancho a su paso por Renieblas.

Renieblas  Por el río Merdancho


El río Merdancho a su paso por RenieblasManantiales en RenieblasLos habitantes de este pueblo se sienten muy orgullosos de la adecuación turística del entorno. Los manantiales que dejan su agua alrededor de la iglesia de Nuestra Señora de la Cruz son de los más importantes de la provincia de Soria, reciben el nombre de "Los Manaderos" y lo hacen en un paraje donde se dan cita la iglesia y un cementerio, supuestamente medieval, por donde sobresalen estelas funerarias. El agua discurre bajo un puentecillo que también han restaurado, y lo hace tan limpia y cristalina que toda la superficie está rebosante de berros. Recomendamos arrancar los pequeños y más próximos al agua para despues elaborar con ellos una exquisita salsa o sencillamente comerlos en ensalada, aprovechando los ligeramente picantes y tiernos tallos que son la parte más sabrosa de la planta.

Berros de fuente

El Merdancho discurre en solitario durante unos kilómetros, para antes de llegar a Velilla y unirse al Moñigón y, ya juntos, desembocar en el Duero, cerca de Numancia.


Nuestra Señora de la Cruz, RenieblasLos Manaderos alrededor de la iglesia de Nuestra Señora de la CruzEste interesante pueblo de Renieblas, cuyas tierras en tiempos sufrieron el acoso de los romanos ha dejado perder parte de sus tradiciones. Como decíamos más arriba, bendicen las tierras, pero la tradición tan remota de encender hogueras, al menos en 1996 no se celebraba, esperemos que la hayan recuperado o lo hagan cuanto antes. De esas hogueras prendían el cirio pascual y las velillas para la celebración de los oficios el Sábado Santo.

Capitel romano de la iglesia de San Agustín, Ventosilla de San JuanCerca de Velilla y Renieblas, a los pies del Tiñoso, está Ventosilla de San Juan, pequeñísimo enclave de apenas 12 habitantes censados, que poseé una iglesia románico-rural muy sencilla dedicada a San Agustín, donde podemos ver un trozo de friso ornamental de temas vegetales y un capital corintio de época imperial, tal vez procedentes de Numancia. Blas Taracena, en su Carta Arqueológica, dice que en el altozano de Utrera (topónimo no localizado en el mapa) excavó en un poblado poco extenso destruido por incendio y halló tinajas rojas celtibéricas pintadas en color vinoso. También dice que a 500 metros de este cerro y en el paraje llamado "la Zorrera" (también sin localizar, y que tal vez pueda referirse a "la Raposera") excavó 5 enterramientos "cuatro sin caja ni ajuar y otro en sepultura de lajas de piedra, donde apareció un pendiente de bronce de tipo visigodo, una grapa de hierro pasada por dos clavos y varias alcayatas de hierro para la clavazón del atúd también de tipo visigodo. Los objetos se guardan en el Museo Celtibérico de Soria". El Museo Celtibérico ya no existe y sus fondos se hallan integrados en el Museo Numantino. Precisamente estos días hemos vuelto a visitar el estupendo museo y aunque hemos visto restos visigóticos no recordamos, a pesar de nuestro interés. que ninguno de ellos tuviera señalado como objeto hallado en Ventosilla. Por Ventosilla de San Juan pasa el río Moñigón al que ya se le ha unido el Merdancho.

© Isabel y Luisa Goig

 

Renieblas 

Por el río Merdancho

La trashumancia en tierras de Yanguas El Molino de Renieblas por Mateo Ayllón Martínez (formato PDF, 452 KB)  trabajo finalista del I Certamen Etnográfico "José Tudela"

Fuentes y Manantiales de J. I. Esteban JaureguiFuentes y Manantiales de Soria

VIKENSROBBOT  Comer y Dormir

Volver a A pie por Soria

Y aún hay más en otras Webs sorianas, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com