CLICK!! SORIA PUEBLO A PUEBLO

Soria Pueblo a Pueblo

Recuerda

Atrás / Inicio / Adelante

¡CLICK!pulsar para ampliar las fotos

 

Una preciosa vista de Recuerda es la que se contempla, discurriendo desde El Burgo de Osma, cuando se ha rebasado la fortaleza de Gormaz. Destaca, como es habitual en los pueblos de Soria y de Castilla en general, la torre de la Iglesia de San Bartolomé, del siglo XVI. Y eso nos hace recordar un viaje, hace ya alrededor de treinta años, para dejar el pueblo bien fotografiado, por las noticias que circulaban sobre la construcción de un embalse que hubiera sepultado este pueblo, como el de la Cuerda del Pozo hizo con La Muedra. Felizmente esto no llegó a suceder.

El pueblo de Recuerda pertenece a las tierras del Duero, que discurre majestuoso por ellas, y a las tierras del vino, que crían gentes alegres, acogedoras y orgullosas de su Historia.

Un poco de Historia

Perteneció en su día Recuerda a la Comunidad de Villa y Tierra de Gormaz, centrada en torno a la fortaleza del mismo nombre. Tierra, pues, que pasaba de la bandera de la cruz a la de la media luna, durante la Alta Edad Media. Don Gonzalo Martínez, en su publicación sobre las Comunidades de Villa y Tierra, dice que en Nograles (localidad integrada en su municipio) existió una judería que pechaba junto con la de Caracena, en un barrio conocido como Sancho Diego del que, según el padre Gonzalo, no queda ni recuerdo.

RecuerdaEn las respuestas que dieron para la elaboración del Catastro de la Ensenada, a mediados del siglo XVIII, dijeron que Recuerda era de señorío del marqués de Rivadavia y Castro. Las alrededor de las trece mil fanegas de tierra se repartían en hortalizas de regadío, sembradura de secano, viñas (54 fanegas), y monte de carrasca y enebro. Producían mucho queso de las 417 cabezas de cabrío, y miel abundante de las 25 colmenas y 23 hornos. Tenían dos palomares y dos cañaleros sitos en el Duero para pescar. Las cabezas de ganado lanar churro ascendían a 4.535, ganadería a la que se añadían los de labor.

Eran sesenta los vecinos, entre ellos diez viudas, los habitantes de las 73 casas todas ellas en buen estado, y no había pobres de solemnidad, caso raro, aunque no único, entre el vecindario de la época. El Concejo poseía una casa para reuniones, además del mesón, la fragua, y los montes. Tenían taberna, panadería, médico, boticario, cirujano, fiel de hechos, sacristán, mesonero, terrero, diez pastores, guardas para ganado vacuno domado, cerril, mular cerril, cerda y asnal. Maestro herrero, tejedor de paños y, por supuesto, labradores.

Un siglo después, según el Diccionario de Pascual Madoz, la población se mantenía: setenta casas, setenta y dos vecinos (lo que suponía doscientas almas), y una escuela mixta a la que acudían cuarenta niños de ambos sexos. Aún se conservaban los cañares en el Duero, donde se pescaban anguilas, barbos y truchas. Decía Madoz de su clima templado y sano, y de la existencia de una posada pública.

Además del río Duero, discurre por Recuerda un arroyo que Madoz llama de la Perera, las mujeres de Recuerda lo nombran Arenaza (donde algunas iban a lavar la ropa), y según el mapa Geográfico y Catastral, tiene el nombre de Arroyo de Fuente Arenaza. Nace en Modamio, casi en el límite con Retortillo, al pie del alto del Carpio, discurre por Modamio, La Perera (donde se le une el arroyo de las Praderas después de recoger el agua de los manantiales de Nograles), y sigue por Mosarejos hasta el Duero, en Recuerda.

RecuerdaLa Ermita de la Virgen de las Angustias, muy bien conservada, guarda la imagen de la patrona del pueblo, a quien le guardan fiesta el 24 de abril. Son las bodegas propias de la Ribera del Duero, excavadas, uno de los bienes más preciados de este pueblo, lugar de reunión familiar y amistosa, de meriendas interminables, donde se olvidan rencillas y penas mientras se bebe el vino ese del que dijera Gaya Nuño que permite trasegar importantes cantidades sin que se altere la crítica de la razón.

Como no podía ser de otra manera, Recuerda ha ido perdiendo población al igual que el resto de la provincia, aunque sigue manteniendo Ayuntamiento propio que agrupa, además, las localidades de Galapagares, La Perera, Mosarejos y Nograles, regido por una alcaldesa de IDES. Ahora los habitantes censados son ciento cinco, lo que significa que en los últimos años, si bien poco, ha crecido, lo cual en Soria es noticia.

La Asociación Cultural de Recuerda

Hace ya nueve años que fundaron la Asociación Cultural de Recuerda. El propósito es contundente, según se puede leer en su web Asociación Cultural de Recuerda. Se trata de hacer “que cada vez te guste (más si cabe) venir al pueblo, sea verano o invierno. Nos gusta retomar tradiciones, revivir con nuestras abuelas como se hacían las morcillas en la matanza, enseñarles a los más jóvenes lo que son los aperos de labranza, que aprendan a jugar al aro y a lanzar el disco. De la misma manera nos gusta innovar, traerles a los más mayores el cine al pueblo, celebrar con vosotros la navidad, compartir la ilusión de jugar juntos un décimo de lotería, hacer talleres de manualidades para los más pequeños, hacer salidas al campo, a la piscina, a visitar el palacio del pueblo de al lado o la gruta más cercana. Pero sobretodo, nos gusta Recuerda”.

RecuerdaY llevan cumpliendo el propósito desde 2005. Disponen de locales ya sean de la Asociación, del pueblo, del Ayuntamiento, o de quien los preste, perfectamente adaptados a las necesidades de sus reuniones. Una gran cocina, con aparataje industrial, lo que da idea del número de personas que se reúnen varias veces al año: fiestas patronales, fiestas de verano, cena de Navidad, el día de la matanza del cerdo, y cualquier otra que se les ocurra proponer. Son gente de la Ribera, gente del Duero, gente del vino, buena gente. 

La matanza y más

Comenzaba el mes de marzo, fechas por las cuales en Soria es habitual que todavía se sienta mucho el frío, pero ese día la lluvia pretendió, sin conseguirlo, ser la protagonista.

Se celebró la matanza del cerdo y hasta Recuerda acudimos, invitados por la Asociación Cultural, y en su nombre por Marisa Andrés, en compañía de José Vicente Frías y el joven estadounidense de Minneápolis, Wesley Brunson (el cerdo y el antropólogo), estudiante en la Catholic University Leuven, de Bélgica, residente un tiempo en El Burgo de Osma para llevar a cabo su tesis sobre la matanza del cerdo.

Los habitantes de Recuerda unieron, en una sola jornada, varias costumbres que, a mediados del siglo XX, se hacían en días distintos. Por la mañana la matanza del cucho, por la tarde las candelas y la corrida del gallo. Por ello, mientras unos se ocupaban con el cerdo y otros de la comida a la que acudirían alrededor de ciento cincuenta comensales, los jóvenes iban al monte en busca de leña de enebro y carrasca, la que estuviera más seca, para la hoguera.

Y mientras, otras señoras, picando cebolla en la gamella cibicada o lañada, con la picadera, o pelando ajos, nos fueron contando costumbres de una época que ellas vivieron intensamente, cuando eran jóvenes, o ya madres, que daremos a conocer en una próxima publicación. Añorando tiempos en los que en Recuerda había carnicerías, pescadería, farmacia, modista, tiendas de tela, panaderías, escuela de niños y niñas y un salón de baile donde se reunía la juventud, excepto en Cuaresma, aunque algún día burlaban la celosa mirada del sacerdote y de la maestra. Recordaron los presentes que se daban el día de la matanza del cerdo a familiares, gentes importantes, a los pastores, o a los pobres: una jarra de caldo de morcilla, un trozo de hígado, y un trozo de panceta.

RecuerdaRecuerda

De los productos que generaba la matanza del cerdo, recuerdan especialmente la morcilla, quizá porque, dado lo trabajoso de la elaboración, ya no se hace. En Recuerda la hacían salada, con cebolla, arroz, pan, manteca de cerdo, cominos y canela. Enajaban los huesos y la cabeza del cerdo, después los secaban y servían para guisar el cocido o las patatas, o en aceite para llevar a las labores de la siega y otros del campo. Hacían güeña, tortas de chicharrones y, con la vejiga y una caña, la zambomba.

Siguiendo la tradición, las mujeres (siempre las mujeres, vestales de todo lo doméstico), habían hecho rosquillos, madalenas y sobadillos de manteca, exquisito todo, acompañado de moscatel y anís, para comenzar la jornada. La comida pantagruélica, un cocido de matanza que hicieron las mujeres, Pili, Charo y otras cuyos nombres no recordamos, y el hijo del panadero de Morón de Almazán, panadero él mismo. Sopa, garbanzos con grumo y todo tipo de carnes del cerdo: oreja, chorizo, morcilla, costilla, careta…, todo ello regado con vino de Recuerda.

Todos los actos de día estuvieron acompañados por los gaiteros de Santa Bárbara.

RecuerdaRecuerda

Volveremos porque quedaron cosas por ver, momentos por vivir, por ejemplo en las bodegas familiares, pero también la antigua escuela, un pequeño museo, la iglesia por dentro, la ermita y, sobre todo, pasar unas horas con los habitantes de Recuerda, tan bien avenidos y tan acogedores.

© soria-goig.com

 

En Recuerda se vendimia, 2014

 

Gormaz y su aldea Recuerda
Fuentes y Manantiales de J. I. Esteban JaureguiFuentes de Recuerda por José Ignacio Esteban
Ana en Recuerda

  Asociación Cultural de Recuerda
El cerdo y el antropólogo

VIKENSROBBOTDonde comer y dormir

lola No te olvides de descubrir otros pueblos

Inicio ] Agreda ] Aguaviva de la Vega ] Alcoba de la Torre ] Alcozar ] Alcubilla de Avellaneda ] Aldealseñor ] Almaluez ] Almarza ] Almazán ] Almenar ] Andaluz ] Añavieja ] Arcos de Jalón ] Arévalo de la Sierra ] Arguijo ] Ausejo de la Sierra ] Barca ] Barcebalejo ] Barcones ] Bayubas de Abajo ] Beltejar ] Beratón ] Berlanga de Duero ] Bocigas de Perales ] Borobia ] Brías ] Calatañazor ] Caracena ] Carrascosa de la Sierra ] Casarejos ] Castilfrío de la Sierra ] Cigudosa ] Cihuela ] Ciria ] Covaleda (1) ] Covaleda (2) ] Débanos ] Deza ] Duáñez ] Duruelo de la Sierra ] El Burgo de Osma ] Espeja de San Marcelino ] Esteras de Lubia ] Fuencaliente del Burgo ] Fuentearmegil ] Fuentecambrón ] Fuentelárbol ] Fuentelmonge ] Fuentepinilla ] Fuentes de Magaña ] Fuentes de San Pedro ] Fuentetovar ] Garray ] Gómara ] Gormaz ] Herreros ] Huérteles ] Judes ] La Cuenca ] Langa de Duero ] Ledrado ] Los Campos ] Los Rábanos ] Magaña ] Matamala de Almazán ] Medinaceli ] Miñana ] Miño de Medinaceli ] Monasterio ] Montaves ] Montenegro de Cameros ] Morón de Almazán ] Muriel Viejo ] Muro ] Nafría la Llana ] Narros ] Navaleno ] Nieva de Calderuela ] Nograles ] Noviercas ] Oncala ] Orillares ] Osma ] Piquera de San Esteban ] Quintana Redonda ] Quintanas de Gormaz ] Quintanilla de Tres Barrios ] Rebollo de Duero ] [ Recuerda ] Rejas de San Esteban ] Rello ] Renieblas ] Retortillo de Soria ] Romanillos de Medinaceli ] San Andrés de Soria ] San Andrés de San Pedro ] San Esteban de Gormaz ] San Leonardo de Yagüe ] Sarnago ] Serón de Nágima ] Sotillo del Rincón ] Suellacabras ] Tajueco ] Talveila ] Tardajos ] Tardelcuende ] Taroda ] Torralba del Burgo ] Torrearévalo ] Torresuso ] Torrubia ] Tozalmoro ] Trébago ] Valdeavellano de Tera ] Valdelubiel ] Valdenarros ] Valdenebro ] Valduérteles ] Valtajeros ] Velamazán ] Ventosa de Fuentepinilla ] Villabuena ] Villaciervos ] Villalvaro ] Villar del Ala ] Villar del Río ] Villarraso ] Villasayas ] Vilviestre de los Nabos ] Vizmanos ] Vozmediano ] Yanguas ] Zayas de Torre ]

Y aún hay muchos más en la Red, inténtalo con el VikensRobbot, todos los pueblos de Soria

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com