.

CASCARITA

 

- Revista de Magaña

"Cascarita" Todos los números de la Revista

 

CASCARITA Nº 22


Cascarita-22.pdf

 

CASCARITA Nº 20

 Abre la revista Cascarita, de Magaña, con una exposición que se llevó a cabo, el pasado septiembre sobre el castillo de esa villa, en la Casa de Soria, de Zaragoza. Elena Heras Fernández “abre una ventana al pasado” dando a conocer el resultado de la encuesta llevada a cabo en toda Castilla, a mediados del siglo XVIII, por orden de Zenón de Somodevilla, marqués de la Ensenada. 

La enciclopedia de Alejandro comenta en este número la función de la prensa hidráulica y la anatomía humana. Cati Torres Lecina recuerda, a través de cancioncillas, refranes y chascarrillos, la dureza del mundo rural para las mujeres, jóvenes en este caso, y la tristeza de poder quedar para vestir santos: “Madre, me quiero casar;/hija, si no tienes novio: cuando para la culeca/te casarás con un pollo”. 

En la Semana Cultural, que discurrió a mediados de agosto, hubo recorrido de calles y taller de flores. Toque de campanas y concierto de ellas en la iglesia de San Martín. Teatro con el grupo Suma Cávea. Y excursión a la ermita de San Baudelio, en Berlanga de Duero. 

En Julio, la familia Córdova, descendiente de magañeses, visitó la villa. Llegaban desde Alfajarín. El baúl de los recuerdos homenajea a Marcelina Callejo Heras, residente en Barcelona, y que este año, a sus 97, ha visitado Magaña, su lugar de nacimiento. Sacan también del baúl una tosca o plancha que se colocaba detrás del fuego, por lo que también se la conoce como trasfuego. Un escudo trasladado de la vieja cárcel a la fragua. Y un cuaderno escolar de escritura, de un miembro de la Asociación de Magaña, natural de Fuentestrún, Wenceslao Ruiz. 

Matilde Marín Fernández aportó un trabajo titulado Cantares de Ronda, conocido también como los Diez Mandamientos. 

Por fin, unas fotos muestran la ruta ecuestre por los murales de Tierras Altas, siguiendo a la oveja pelendona.

CASCARITA  nº 19. Mayo - Agosto 2017

La Revista Cascarita, recoge las actividades llevadas a cabo por esa magnífica villa, así como recuerdos, tradiciones y ritos que llegan desde el recuerdo de sus habitantes más longevos. El Judas, los cantares de ronda y la canción de boda (Benita Valer), los recuerdos de la escuela de Nuria Pascual Herrero, la enciclopedia de Alejandro, rutas, actividades... 

Sigue Pepe sacando a la luz documentos de archivo sobre la interesante historia de Magaña y su relación con la Casa de Alba. 

Unas fotografías del taller de Paulino Duro muestran las miniaturas en madera de boj y otras especies que sirven para recordar aquellos sencillos objetos que servían para las actividades de la vida diaria. 

Una hermosa poesía de Jaime Albo, escrita en 2013, y titulada “Recuerdos de otoño”, llena una página de melancolía. Esta es una de sus estrofas: “Huele a recio campesino/curtido por fuerte viento/pisando firme la tierra/en un yermo polvoriento;/huele a careo en el monte/huele a lumbre, huele a frío,/a piel de zurrón vacío/a veredas y horizonte”. 

Mari Carmen Gómez Herrero sacó del baúl de los recuerdos unas fotos antiguas de Magaña e hizo lo propio Benita Valer con una canción que se cantó en la boda de sus padres. También Mariví Zamora Pascual fotografió de otro baúl unas labores que por los años cincuenta hacíamos las chicas en las escuelas.

Amigos de la villa de Magaña

Magaña

 

Revistas

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com