.

 

CRIMENES Y ASESINATOS EN SORIA
José Vicente Frías Balsa

Edita: el autor
Imprime: Grafical, S.L.
Páginas: 175
SORIA, 1998

 

"En las pequeñas ciudades, las gentes se apasionan del juego y de la política, como en las grandes, del arte y de la pornografía - ocios de mercaderes-, pero en los campos sólo interesan las labores que reclaman la tierra y los crímenes de los hombres."

La tierra de Alvargonzález de Antonio Machado

"El escabeche acompaña a los sorianos en sus venturas, tanto como en sus desgracias. Habríais de ver que importante papel juega hasta en los crímenes, como éste realizado por un pobre segador, que había degollado a otro con una hoz, y que relataba así el hecho de autos:
-Hacía mucho calor, y estábamos a la puerta de un ventorro, con unas libretas, unos tomates, una fuente de escabechada y unas frascas de vino; almorzamos, me cegué porfiando, y...
¿Para qué tenía que continuar narrando el segador? Tanta molicie, tanto regodeo, tanto bocado y delicia, y, en fin, el crimen."

El santero de San Saturio de Juan Antonio Gaya Nuño

La pluma de José Vicente Frías Balsa es bien conocida en Soria. A su formación intelectual y humanística, se añade el hecho de su trayectoria periodística. Secretario del Centro de Estudios Sorianos, coordina la revista CELTIBERIA, y se halla metido en todas las movidas intelectuales de solera y raigambre. Profesor de Paleografía en la UNED, e investigador de lo soriano en su vertiente histórica, nada hacía preveer salvo para los que le conocemos- que su reciente publicación tratara sobre crímenes y asesinatos acaecidos en la provincia de Soria, allá por la primera década de este siglo que se acaba.

Pero, como finaliza el soneto que L. Arévaco le dedica en la contraportada: "Y escribir en ti es virtud/que pone igual pulcritud/en crímenes… que en blasones". Así, Frías Balsa, Frías para los amigos, nos regala, en vísperas de Semana Santa, una muy cuidada edición de esos luctuosos sucesos de los primeros años de este siglo.

A lo largo de 175 páginas, Frías investiga, enumera y recrea, casi cincuenta crímenes acaecidos en cuarenta y seis poblaciones de la provincia de Soria. Pasionales, por cuestiones de lindes, insultos, cuestión de pelotas, amores maternos, por no dar el brazo a torcer, por unos chaparros…

La obra está muy bien prologada por José María Martínez Laseca.

Suceden estos hechos en una época especialmente conflictiva. Después, según algunos estudiosos, no se volvió a dar un número tan significativo de asesinatos. Veremos que opina de ello Frías en los siguientes volúmenes, que, a buen seguro, se irán sucediendo. Coinciden las fechas de los crímenes aquí descritos con las de la llegada de Antonio Machado a estas tierras. El hombre debió extrañarse de tanta sangre, y comenzó su andadura por tierras sorianas con no muy buen pie, escribiendo aquellas cosas de sangre de caínes en la gente labriega, y aquellos poemas cuyos títulos debieron ser cambiados.

La descripción de los hechos, de haber caído en pluma menos delicada que la del autor, hubiera podido convertirse en una publicación de carácter morboso e, incluso, chabacano Pero Frías narra los acontecimientos de manera fluida, discreta, e, incluso, no exenta de cierto divertimento. Opine el lector, si no, como trata el tema del acaloramiento femenino en bajo vientre ajeno al del cónyuge: "La molinera de Abioncillo de Calatañazor descubrió, cierto día, que la presencia de su criado le proporcionaba música de pasodoble en el pentagrama de su sexo…".

La lectura del libro sirve para repasar la sociedad de la época aunque se haga a través de tema tan chocante como el de los crímenes cometidos. Su lectura nos indica de la crispación. Por que sólo desde ella puede entenderse motivaciones tan absurdas como las que se dan en los asesinatos relatados. Eso, concediendo que en alguna ocasión puedan estos hechos estar justificados. En el caso de Agreda el asunto a dirimir, con resultado de muerte, es haber "estropeado un lindero común". En el Alcoba de la Torre por un supuesto insulto…

Tomando el libro en su totalidad, concluiremos diciendo que se trata de una curiosa y cuidada publicación que, a buen seguro, interesará a los seguidores de las publicaciones editoriales de nuestra provincia, y, también, a los de fuera de ella.

© Isabel Goig

Ficha del autor

 

Estudios sobre Soria

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com