.

UNA VOZ CONTINUADA
(Estudios Históricos y Antropológicos sobre la Literatura Oral)
Luis Díaz G. Viana

Edita: Editorial Sendoa (Colección de Antropología y Literatura)
1998

 

Luis Díaz G. Viana es colaborador científico del CSIC en el Departamento de Antropología de España y América del Instituto de Filología. Relacionados con Castilla y León ha publicado un elevado número de textos, tanto en revistas especializadas como en forma de libro: Rito y Tradición en Castilla y León; Aproximación Antropológica a Castilla y León; Castilla y León, Imágenes de una identidad, y un largo etcétera.

En Una voz continuada penetra, a través de más de doscientas páginas, en la literatura oral y el folclore; en los romances, cantares y fablas en el oficio juglaresco; en el origen y evolución tradicional de los romances y en el folclore e identidad a través del estudio de la poesía popular en el siglo XIX.

Se ayuda en ello con Menéndez Pidal y María Cruz García de Enterría, para el trabajo de tesis y conclusiones, y, de su propio trabajo de campo. Parte de lo general, con análisis de términos y contenidos, para, a través de romances particulares llegar a sus propias conclusiones. Sob estos romances los estudiados y relacionados por Luis Díaz: el carolingio "El Conde Claros", "El convidado de piedra", "El galán y la calavera" y otros, incluye elementos del romancero gitano de Lorca, y concretamente "Thamar y Amnón".

Centrándonos en la parte dedicada a Soria, comienza recopilando lo anterior con un estudio sobre la literatura tradicional y subliteratura: romancero oral para la primera y romancero de pliego para la segunda, siguiendo, para ello, la tesis de García de Enterría. Lamenta que en España no se haya analizado el proceso de creación y transmisión de los romances de ciego a causa de "los criterios de una intelectualidad encerrada en sí misma" que no no ha considerado al pliego de cordel digno de mayor atención.

Soria aparece una vez más en una publicación a causa de los crímenes por aquellas fechas tristemente famosas en las que Machado llegó a esta provincia. Estos sucesos tuvieron una gran importancia en la tradición oral de los copleros, esos ciegos - a veces con buena vista - que recorrían calles y plazas contando el crimen de tal o cual lugar, aderezado según en particular grado de tragedia de cada autor.

La influencia de los ciegos y de esta peculiar forma de transmitir las noticias, no mermó la tradición familiar de narrar sucesos o contar historias. En Soria tenemos un ejemplo que, a buen seguro fue encantador, con los trasnochos. Esas historias contadas al amor de la lumbre, en noches oscuras, ventosas y frías, siempre a cargo de las mujeres, mientras los hombres residían temporalmente con sus rebaños en los pastos de invierno.

Recorre los crímenes de Valdenarros; "El horrible fraticidio: crimen de Cerbón" y se detiene especialmente en el de Duruelo. Expone cómo nació el romance, y cómo el autor del mismo investigó un asesinato, un suceso en el que, a toda costa, había que inculpar a un "forastero", en este caso vecino de Sotillo del Rincón. El hecho fue debidamente adobado con la intervención de la prensa local de la época: La Verdad, sensacionalista, y El Avisador Numantino, más objetivo. La visión de la informante, sobrina de la víctima y acompañante de ella cuando desapareció antes de ser asesinada, es la que Machado pone en boca de un campesino en la versión en prosa de su Tierra de Alvargonzález. Se trataba de la versión oficial en la que el pueblo se empeñó. El poeta del romance de ciego fue más allá, podríamos decir que más objetivo, y no la aceptó tan rápidamente como Machado. Después se pudo comprobar que el acusado no fue el autor del crimen.

El romance, a pesar de surgir en un clima de tensión, refleja las dudas del poeta: "Juan José Rodríguez dicen/que aquella tarde pasó/por el monte del suceso.../¡Si será culpable o no!/Dicen que la "tía Pichona"/sabe algo del suceso,/si lo sabe que lo diga/sin temor y sin recelo./Pero si no sabe nada/mueran los chismes y cuentos,/que a las lenguas desatadas/también hay que poner freno".

En su totalidad, Una voz continuada es un elaborado e interesante trabajo, fruto de veinte años de dedicación al estudio de la literatura oral. "Este libro nos invita a adentrarnos, en suma, por una materia legendaria que nunca ha muerto ni ha dejado de ser reinventada y transmitida por esa voz continuada de la literatura oral", concluye el prologuista.

(Publicado en ABANCO/COSAS DE SORIA Nº 22)

 

En ellos también está Soria

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com