A los 500 años de su muerte

EL CARDENAL CISNEROS EN EL MONASTERIO DE SAN LUIS DE ANJOU, EN LA VILLA DE GORMAZ

José Vicente de Frías Balsa
UNED, Soria

(Pulsar para ampliar las fotos)

 

 


Francisco Ximénez Cisneros. Relieve de Bigarny

 

     El 8 de noviembre de 1517 se le acabaron los días al asceta, reformador y político fray Francisco Jiménez de Cisneros (1436-1517), en la villa de Roa, entonces de la diócesis de Osma, cuando el anciano cardenal se dirigía al encuentro del Carlos I. Por un conjunto de circunstancias ajenas a su voluntad, pues sus propósitos estaban orientados a la vida retirada, llegó a ser uno de los personajes más importantes de la Historia de España: confesor real; dos veces regente, en 1506 y 1516, al morir Felipe el Hermoso y Fernando el Católico, su suegro... También fue una gran figura, sin duda la más relevante, de la Historia de la Iglesia española de su tiempo: arzobispo de Toledo (1495-1517), cardenal del título de Santa Balbina (1507-1517), inquisidor general (1507-1517)... Fundador de la Universidad de Alcalá y editor de la Biblia Complutense.

     Su presencia aquí es obligada ya que, cuando abandonó la capellanía mayor de la catedral de Sigüenza ingresó en la orden de San Francisco y en la primavera de 1494 fue elegido vicario general de los franciscanos de Castilla. Ocupando ese cargo, de cuyo desempeño apenas si han quedado noticias, presidió el capítulo custodial que se celebró, ese año, en el monasterio de San Luis, de la villa de Gormaz.

 

El monasterio de San Luis de Anjou

Gormaz (Soria)

     A los pies de la otrora desafiante fortaleza califal de la villa de Gormaz, ante cuyas fuertes y almenadas murallas batieron el cobre moros y cristianos, en las inmediaciones del río Duero cerca del puente, se erigió una pobre y humilde morada de los frailes menores observantes de San Francisco, integrada en la Custodia de Domus Dei, en La Aguilera, y luego en la Provincia de la Concepción. No podemos aventurar una fecha concreta en que poner los orígenes de esta casa de los hijos del "Poverello" de Asís. Sí está claro que no es anterior al año 1317, año en el que el papa Juan XXII elevó a los altares, el 7 de abril, a su titular, San Luis de Anjou.

     ¿Porqué la advocación de San Luis de Anjou? Conviene recordar que Luis de Anjou-Sicilia (1274-1297), fallecido obispo de Toulouse (1296-1297), hijo de Carlos II, rey de Nápoles, Sicilia, Jerusalén y Hungría, estuvo preso en San Esteban de Gormaz "desde fines de 1292, hasta mediados del siguiente [...] mientras los reyes D. Jaime II de Aragón y su suegro D. Carlos II de Nápoles, dirimían su contienda sobre Sicilia". Acaso durante su estancia en la villa soriana se dejó empapar del ambiente franciscano que se respiraba hasta el punto de hacer voto de ingresar en la Orden Seráfica, si se reponía de una grave y larga enfermedad que había contraído y de la que se curó como de milagro. Luego, al erigirse el convento de Gormaz, muy bien pudo ponerse bajo su protección, lo que nos hace pensar que los primeros religiosos de éste muy bien pudieron ser frailes procedentes del de San Francisco, de la villa de San Esteban de Gormaz.

     La vida del cenobio, “extramuros de la villa de Gormaz de la orden de señor san Francisco”, transcurrió sin grandes sobresaltos hasta que, como aseguraba el guardián de la casa y monasterio al prior y cabildo de la catedral de Osma, "la crecida del río Duero de los días últimos del pasado mes de enero había destrozado y hundido el Convento". Por ello les pedía, el miércoles 9 de febrero de 1583, ayuda para repararle. Le dieron 50 rs. del Arca de Misericordia y otros 25 rs. de la Mesa Común. El prior, Fernando de Padilla, fundador del colegio del Espíritu Santo de la Compañía de Jesús en Soria, propuso que se trasladara a la villa de El Burgo de Osma.

     La propuesta del prior fue bien recibida, pero se calificó de materia reservada con obligación de secreto oficial, al tratarse de un asunto importante en tiempo de sede vacante, por traslado, el 16 de junio de 1583, de Alfonso Velázquez a la archidiócesis de Santiago de Compostela. El Cabildo debía estudiar el tema y proponérselo al nuevo obispo, a quien correspondía tomar decisión de tal envergadura. Se difundió el rumor del posible traslado y durante los años 1583 y 1584 creció el fervor franciscano en la villa Mitrada. Nada se hizo, pero hubo intento de fundar un convento franciscano, en la Villa Episcopal, auspiciado por Roque de Cogollos. En 1591 eran 20 los religiosos que residían en Gormaz frente a los 12 de San Esteban de Gormaz, los 22 de Almazán y los 40 de Soria.

En 1640 quiso llevar el VII condestable de Castilla, VI duque de Frías y V marqués de Berlanga, Bernardino Fernández de Velasco, los frailes “mínimos” de San Luis de Anjou, al de Paredes Albas, en Berlanga de Duero, por él fundado; pero el conde de Castro –señor de la villa de Gormaz y su jurisdicción– escribió al cabildo de la catedral de Santa María de Osma para que influyera en contrario, pues a él le venía perjuicio con dicho traslado. El intento ya lo había pretendido el de Berlanga en 1636, como lo refieren las Actas Capitulares de la catedral, en la sesión celebrada el 14 de abril de este año.

Osma (Soria)

Nada es lo que conocemos, hasta el momento, de cómo era el edificio material del convento pero cabe deducir, como es lógico, que estuviese integrado por la iglesia, claustro con celdas, cocina con su refectorio, bodega, huerta… La iglesia, edificada en estilo gótico y en la que, más tarde, se harían obras y arreglos renacientes, muy bien pudo tener planta de Cruz latina pues el 16 de marzo de 1613 se hizo el contrato, entre Roque de Cogollos y Tomas Ruiz de Quintana, para pintar y estofar dos retablos colaterales para la iglesia del convento de San Luis. Uno dedicado a San Pedro de Osma y a Santo Domingo de Guzmán, patronos del Obispado, y el otro a San Francisco de Asís y San Roque. Ambos estaban acabados, en esa fecha, en la casa y taller de Pedro Mazarrero, ensamblador, vecino de El Burgo, así como las pinturas en lienzo, obra de Jerónimo de Aparicio.

     En la Provincia Franciscana de la Concepción se fueron incorporando conventos de nueva fundación, llegando a contabilizarse hasta treinta y nueve, si bien en la 1.ª mitad del siglo XVII sufrió la baja del convento "de San Luis de Gormaz, que, habiendo sido pasto de un voraz incendio, la provincia no estimó conveniente reedificarle".

     Manuel de la Puente, el 10 de agosto de 1796, respondía a la 2.ª pregunta del interrogatorio que le había remitido el geógrafo Tomás López, relativa a la villa de Gormaz. Le escribía, entre otras cosas, que el monasterio de San Sebastián, en Gormaz, "fue sumergido año de 923 con un andalubio que vino por el río Duero, que transita por dicha villa, y sobre las ruinas de éste fundaron los religiosos franciscos con el título de San Luis que floreció en virtud y santidad hasta el año de 1650 en que la desampararon los religiosos y tomó el nombre de San Luis de un lugar que frente había al otro lado del río al medio día y permanecen los paredones de la iglesia, celdas y otras oficinas y la huerta que tenían cercada de piedra. [...] Y se conserva en la parroquial de dicha villa de Gormaz una imagen de San Sebastián que fue de dicho convento de San Luis y antes lo fue de el de benitos de San Sebastián. [...] De este convento hoy existe en el altar mayor de la parroquia de el lugar de Recuerda una Nuestra Señora de la Concepción de vulto y una campana y otra campana en el de Quintanas ambos pueblos aldeas de dicha villa. Los huesos de los religiosos que había sepultados en él fueron trasladados al convento de San Francisco de la villa de San Esteban de Gormaz, como lo decanta la inscripción que se halla en un costado de la puerta de la sacristía de dicho convento que dice así: Aquí yacen los huesos de los religiosos de San Luis de Gormaz, que se trasladaron a este convento año de 1705".

 

Francisco Jiménez de Cisneros en Gormaz

Gormaz (Soria)

     En la congregación custodial celebrada en el convento de La Aguilera, provincia de Burgos y diócesis de Osma, el 8 de septiembre de 1492, festividad de la Natividad de la Virgen, tras la elección y confirmación canónica del custodio, se nombraron nuevos guardianes para los conventos San Francisco, de Almazán (Soria), y San Luis de Anjou, en Gormaz (Soria). En la misma estos dos conventos entraron a formar parte de la nueva Custodia de Domus Dei de La Aguilera, que había sido erigida canónicamente, por bula del papa Sixto IV, el 4 de marzo de 1481. En esta reunión se decidió, también, reunir la siguiente congregación custodial, el día de la Natividad de la Virgen María de 1494, en el convento de San Luis de Anjou, de la villa soriana.

     Así pues, tal y como estaba acordado, se juntó la congregación capitular en el sitio señalado, pero no el día de la fiesta de la Natividad sino el de la del apóstol San Bartolomé, el 24 de agosto de 1494. Presidió fray Francisco Jiménez de Cisneros (1436-1517), vicario provincial de Castilla, desde la primavera de 1494, más tarde arzobispo de Toledo (1495), presidente del Consejo de Regencia (1506), cardenal de Santa Balbina (1507) y regente del imperio español (1516).

     En presencia de fray Francisco, el primer acto que se consigna en "La tabla Capitular de la Custodia de Domus Dei" fue la elección y confirmación del custodio del convento de La Aguilera y designación de discretos. El punto siguiente, el de nombramiento de guardianes de los conventos siendo elegidos para los monasterios sorianos: "En el convento de San Francisco de Soria, guardián, el venerable padre hermano Martín de Soria. En el convento de San Francisco de Almazán, guardián, el venerable padre hermano Gregorio de Lerma. En el convento de San Luis de Gormaz, guardián, el venerable padre hermano Diego de Miranda. En el convento de San Francisco de San Esteban [de Gormaz], guardián, el venerable padre hermano Fernando de Aguilar".

     Se estableció y dispuso por el vicario provincial, fray Francisco Jiménez de Cisneros, asceta y reformador, que siempre fue entusiasta de la conservación de las costumbres y tradiciones patrias, por el custodio de La Aguilera y por los definidores, con el consenso de todos los reunidos que, de allí en adelante, se guardasen las "Constituciones y Ordenaciones" antiguas, compuestas por los padres fundadores de esa Custodia. Todos ellos se comprometieron, además, por sí y sus sucesores, a observarlas perpetuamente. Y si los superiores o guardianes -a los que se les dieron tres meses para hacerlas escribir y conservar en sus conventos- no las hicieren guardar a sus súbditos, serían castigados con todo rigor. Del mismo modo se mandó observar las "Constituciones generales" hechas en el convento de Santa María de Jesús, en Barcelona.

     También se ordenó, ante la urgentísima necesidad de la paz para la iglesia, el rey y el príncipe de los cristianos, que por todos y cada uno de los frailes sacerdotes, en todas las misas, se aplicada una "colecta de pace"; y los frailes no sacerdotes, por dicha intención, debían decir, cada día, tres Ave Marías.

Al finalizar tienen un recuerdo para los religiosos fallecidos durante el bienio anterior, que suman un total de once. Después se encomiendan los acostumbrados sufragios por el papa; los serenísimos reyes; el magnífico conde de Castro, por los benefactores de la congregación por los que los sacerdotes debían decir una misa. Lo mismo por los demás hermanos y los bienhechores muertos. Acaba "La tabla Capitular de la Custodia de Domus Dei" informando de la próxima congregación custodial, a celebrar el día de San Juan Bautista de 1496, pero sin indicar el lugar.

 

© José Vicente de Frías Balsa
UNED, Soria

 

Gormaz en Soria pueblo a pueblo

 

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com