La Capilla de la Iglesia de Taniñe, 1632

 

(Pulsar sobre las fotos para ampliar)

A unos tres kilómetros de San Pedro Manrique, discurriendo por carretera de buen firme, está situado el pequeño pueblo de Taniñe. Amparado por la Sierra del Hayedo de Enciso, a 1256 metros de altura, se debate entre la despoblación total y la restauración parcial de una parte de su caserío a manos de particulares. La historia lejana es más interesante que la actual, aunque ésta nos interese más. Asentamientos de la Edad del Hierro, restos de calzada romana, cementerio de los primeros siglos del XX, han sido estudiados por Blas Taracena, Miguel Angel San Miguel Valduérteles y Eduardo Alfaro.

Taniñe (Soria). EscuelasTaniñe (Soria). Fuente

Es una de tantas aldeas de Tierras Altas que floreción durante los siglos de la Trashumancia y con el declive de ésta llegó también el suyo. Cuesta creer –como sucede con las otras aldeas- que a mediados del siglo XVIII, cuando el regidor Francisco Saenz responde a las preguntas para la elaboración del Catastro de la Ensenada, en Taniñe estuvieran censados 98 vecinos que se repartían en 100 casas habitables. Entre ese vecindario (donde no había ni pobres de solemnidad ni jornaleros), y relacionado con la actividad principal de la Trashumancia, dos eran tejedores de sayales y lienzos, 3 se dedicaban al trabajo del hierro, y 5 de ellos eran mayorales de ganado fino merino.

De aquella actividad fundamental en las sierras del Norte de Soria, pastaban en ellas o en las dehesas de Córdoba, Extremadura y Sevilla, alrededor de seis mil merinas, de novecientas churras, y más de doscientas cabras. Cabezas muy repartidas entre los vecinos, siendo el ganadero más importante, en cuando a cantidad, Diego Pérez, quien ostentaba la propiedad de unas seiscientas merinas.

Un siglo después (Madoz), los vecinos habían menguado hasta situarse en 62, 250 almas, las casas sólo llegan a 64, los tejedores no aparecen, aunque sí los trabajadores del hierro, y 20 niños acudían a la escuela.

Dada la privilegiada situación del pueblo, la facilidad de su acceso, la calidad de sus construcciones en piedra, Taniñe nunca se abandonó del todo. Ahora mismo se están restaurando algunas casas, y una rural, Castellar de Taniñe, ofrece sus servicios en este favorecido lugar.

Fachada de la iglesia. Antonio Arroyo, párroco, y José Mari Carrascosa, SarnagoTaniñe (Soria). Sacristía rehecha

En la parte alta del pueblo, como es habitual, se alza la iglesia parroquial dedicada a Santiago, de piedra, su torre muy deteriorada, y la parte de la sacristía reparada y encalada. En el Archivo Histórico Provincial de Soria, sección de protocolos notariales, hemos encontrado la escritura para la construcción de la capilla. No es habitual que en este tipo de documentos se detalle tan minuciosamente cómo debe construirse, en general se conservan las escrituras en las que aparecen los nombres de los profesionales, de quiénes contratan la obra, plazo de ejecución y precio, es decir las condiciones, habiéndose perdido los planos y detalles de la obra, tal vez entregados al maestro que debía llevarla a cabo y, finalmente, extraviados. En este caso, no hay planos, pero sí una descripción completa de cómo ha de hacerse la obra. Se trata de una construcción en la que se implica todo el vecindario. En primer lugar son veinte los vecinos que firman la escritura “por sí mismos y en voz y nombre de los demás vecinos”. Y ellos mismos, como se verá, van a participar en parte de la construcción, lo que viene a ser una hacendera, costumbre y obligación extendida por toda la provincia.

Al final, reproduciremos también una manda testamentaria para ejecutar un pequeño retablo en esa misma parroquia.

 

Escritura de fianza sobre la capilla de la iglesia de Taniñe

En el lugar de Taniñe, a 20 días de junio de 1632. De una parte Damián Pérez, regidor de Taniñe, y Pedro Pérez, Miguel Pérez, Pedro Martínez, Juan Pérez, Joan Hernández, Juan Pérez menor, Francisco Pablo, Juan Peña, Juan Hernández del Varrio, Diego Hernandez, Francisco Martinez, Juan Martinez, Francisco Perez, Juan de las Heras, Juan Martinez coxo, Juan Martinez menor, Blas Perez, Diego Hernandez de la Aldea, y Pedro Marin, todos vecinos del dicho lugar, por si mismos y en voz y nombre de los demás vecinos (…). De la otra parte comparecen Hernando Castillo y Juan Alonso de San Miguel, y Francisco de la Llana Castillo, vizcaínos, oficiales y maestros de cantería, vecinos del lugar de Galizano, en la merindad de Trasmiera.

y dixeron averse comvenido y concertado entre ellos como por la presse. convienen y conciertan de que los dichos officiales ande azer la capilla mayor en la iglesia de señor Santiago parroq. del dicho lugar de Taneñe en la forma y con las condiçiones siguientes:

La capilla se ha de elegir y fundar de veintidós pies cuadrados de suelo la cual ha de salir fuera del cuerpo de la iglesia que al presente está hecho (1) y ha de llevar sus cuatro estribos dos de las dos esquinas han de ser pilastrados con un pie de salida a cada parte y con el grueso de las paredes y los otros dos estribos que han de ser para el arco toral han de tener una vara de salida fuera del grueso de las paredes y dos pies y medio de grueso.

Item se han de fundar unas pilastras de la parte de adentro que tengan dos pies de grueso y una cuarta de salida y las pilastras han de subir de alto conforme a la capilla de la iglesia del lugar de Huérteles y si más o menos tuviere de suelo se ha de hacer respectivamente y de bajo desde alto se ha de correr una imposta en las dos pilastras y de allí ha de coger la vuelta del arco toral a medio punto.

Item es condición se han de romper los cimientos para hacer la capilla hasta hallar peña o tierra firme y si se hallare la peña o la tierra firme a donde se pueda fundar que estuviere desnivelada se hayan de hacer sus mesas a nivel para que la obra haga el asiento por parejo. Y el romper y desocupar la iglesia ha de ser por cuenta del concejo y habiéndose de hacer mesas las han de señalar los oficiales dando la maza y los vecinos hacerlo.

Item las paredes se han de fundar de cuatro pies de grueso de debajo de tierra hasta la (¿?) de ella y allí se ha de dejar una zapata de medio pie de grueso que ha de quedar por la parte de afuera y desde allí ha de subir con tres pies y medio de grueso seis pies de alto y allí se ha de dejar un talud que corra toda la obra y se recoja medio pie las paredes de manera que todo lo restante de allí arriba suba con una vara de grueso y desde el talud se entiende que no hay de correr por los estrechos sino que suban derechos de abajo arriba hasta el nivel de las paredes, las cuales han de subir (¿?) para que cojan de cuajo el casco de la capilla conforme arte. Y por todas las paredes se ha de correr una cornixa que tenga pecho de paloma (2) y se ha de hacer puerta a la parte del medio día para la sacristia a la parte más conveniente la cual ha de tener tres pies y medio de ancho y siete en alto.

Taniñe (Soria). Crucería de la capilla tal y como se mandó hacerTaniñe (Soria). Crucería de la capilla tal y como se mandó hacer

Item se ha de hacer un espejo encima del alto del tejado de la casa de una vara de hueco y por el vuelo por a medio rasgado por dentro y fuera (3).

Item se ha de cerrar una capilla de crucería de cinco claves con sus formas bien montados y bien labrados y bien cerrada conforme arte y la crucería de esta capilla (…) y las repisas, arco toral, pies derechos, imposta, cornisas, espejo y puerta de la sacristía ha de ser de piedra buena y la que más convenga a la obra, que se ha de hacer bien fabricada y asentada con buena cal y arena.

Item se ha de hacer por cuenta de los oficiales tres gradas de piedra labrada que corran de parte a parte en la capilla (4).

Item es condición que el concejo y los vecinos han de dar para la obra todos los materiales al pie de ella y los oficiales sacar toda la piedra labrada que fuese necesaria y el concejo ha de traerla a su costa. Asimismo ha de ser por cuenta de los oficiales el quemar la cal que fuere necesaria dandole el hoyo abierto y puesto todo el material al pie de la calera de manera que los oficiales no tengan más que hacer que quemarla y armarla. Y se declara que si de la cal se hiciere y quemare y sobrare alguna cosa se quede el lugar con ello sin interés alguno.

Item el Concejo ha de traer a su costa la piedra para la obra de doquiera parte que la sacaren procurando sea de la parte más cercana y con más comodidad para el concejo el cual ha de dar también la clavazón.

Item el concejo ha de hacer el tejado por su cuenta descontando a los oficiales cincuenta reales (…). La obra la han de dar el día de San Miguel de 1633.

Se comprometen con sus bienes habidos y por haber. Fijan como fiadores a Pedro Martínez Camarón y Joan Martínez de Lucas (Villar del Río).

Se pagará a los oficiales 400 ducados por la mano de obra, menos los 50 del tejado, en tres plazos, el primero cuando se comience la obra, el segundo cuando llegue a la cornisa y el tercero al acabarla.

Y demas dello se obligan de dar alos dichos oficiales durante que asistieren en el dicho lugar travaxando en la dicha obra la rropa nezesaria prestada pª dos camas y posada, leña y servicio todo degrazia excepto el azeite que loande comprar ellos.

Taniñe (Soria). Cornisa de pecho de paloma, tal y como se mandó hacerTaniñe (Soria). “Espexo”, pequeño rosetón tal y como se mandó hacer

Testamento de Juan Marín y María Saenz, su mujer, vecinos de Taniñe. En una cláusula mandan hacer un pequeño retablo en la iglesia de Santiago.

Yten mandamos y es nuestra voluntad que despues de los dias de entranbos nosotros en el pilar de la dicha iglesia del Sr. Santiago deste dicho lugar que esta junto ala sepultura donde esta enterrado el dicho Juº Ximenez clerigo donde nosotros hemos de ser sepultados se aga un altar en la forma y manera que el de nuestra sª del rrosario que esta al otro lado en el cual se ponga un rretablo pequeño en la misma forma y manera que el de nra. sª y en la caxa se ponga una ymagen del sr. sant Juan baptista del bulto del grander de la dicha ymagen de nuestra sª del rrosario la cual se haga y dore luego que fallezcamos lo antes que sea pusible porque señor sant Juan aquien tenemos por nuestro abogado rruegue a dios nuestro sr. por nuestras animas y todo lo que en ello se gastare ansi de ensanblaje escultura y todo lo demas necesario se pague de nros. bienes y esta es nuestra voluntad.

 

(1) No podemos saber de qué época era la parte que ya estaba hecha.
(2) El sacerdote don Antonio Arroyo, que nos acompañó en la visita a Taniñe, nos aclaró este extremo y en la foto puede verse la forma del pico de paloma que tiene la cornisa.
(3) Como puede verse en la foto, el espejo es un óculo que todavía se conserva.
(4) En la actualidad no se conservan estas gradas, pero don Antonio Arroyo recuerda que se nivelaron en su momento. Debajo, es de suponer, permanecerán los enterramientos.

Manda Testamentaria. Caja 2607. Capilla TaniñeManda Testamentaria. Caja 2607. Capilla Taniñe

AHPSO. Caja nº 2607. Protocolos Notariales

(Pulsar sobre las fotos para ampliar)

© soria-goig.com

Tierras Altas Archivadas

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com