Sobre San Saturio - Patrón de Soria
(Correcciones)

José Ignacio Esteban Jauregui
Septiembre 2012

soria-goig.com


Sobre San Saturio - Patrón de Soria
(Correcciones)

La bibliografía que hay sobre el tema de San Saturio es bastante amplia, y aunque la revisión de la misma que hemos hecho no ha sido exhaustiva, sí hemos podido observar que, en lo concerniente a la cronología de algunos hechos, hay equivocaciones que se repiten una y otra vez, con lo que parece que se tienen como correctas.
La revisión de algunas de las fuentes documentales nos permite presentar estas correcciones que creemos de interés.

- Hemos visto que se toma como primera noticia de la presencia de San Saturio en la ermita de San Miguel de la Peña, un acuerdo del Ayuntamiento, de fecha 20 de Mayo de 1553, que hace referencia al reparo de dicha ermita; reparaciones que hacen pensar a Nicolás Rabal que, a mediados del siglo XVI, casi se había olvidado la memoria de San Saturio.
Sin embargo, hay otro acuerdo del Ayuntamiento, de fecha 5 de Mayo de 1542, en el que se mandaba hacer una procesión a la ermita para sacar el cuerpo santo y traerlo a San Pedro, añadiendo Y que para mañana vayan las cofradías con la cera en la procesión para traer el cuerpo santo de San turio.
Este acuerdo confirma con total rotundidad que las reliquias de San Saturio ya se habían encontrado. No se acuerda ir a la ermita a rezar, ni a buscar, ni a otra cosa que no sea traerlo, y difícilmente se puede traer lo que no se ha encontrado. (1)

Tampoco es de extrañar la definición de cuerpo en lugar de reliquias pues se corresponde bien con el conjunto de huesos y restos de San Saturio que fueron inventariados en 1603 por el obispo don Enrique Enríquez. (2)

- Algunas informaciones que hemos leído aseguran haberse encontrado estos restos en 1580 siendo Obispo de Osma don Sebastián Pérez; esta afirmación es incorrecta, ya que en ese año don Sebastián Pérez no era Obispo de Osma, obispado al que accedió en 1583 según cuenta Loperráez, o en 1582 según cuenta Eubel en 'Hirarchia Catholica' (*), pero no en 1580.
Así pues todas aquellas afirmaciones que dicen que las reliquias de San Saturio se encontraron en fechas posteriores a esa de 1542 son incorrectas, puesto que en este dicho acuerdo se manifiesta claramente sacar el cuerpo santo y traerlo, y por tanto, aunque no sepamos cuando, reiteramos que ya se habían encontrado.

- Sobre los reparos, o reedificación, de la ermita en 1553 hay algunos autores que dicen que se realizaron a costa del Cabildo de la Colegial. En lo referente a los materiales sabemos que la Ciudad aportó la madera, clavazón y tejas necesarias para la obra, y resulta extraño que habiéndose comprometido dicha Ciudad a pagar la mitad de la costa de los oficiales, no realizara ese pago.
A nuestro entender tal vez se interpreta mal el mandato que el Cabildo hizo al Racionero Bernal para que pague enteramente lo que se debe a Juan de Arce; y ese 'enteramente' debiera interpretarse como 'en un sólo pago', y no como si la Colegial pagase toda la obra; de tal forma que la interpretación que debiera hacerse es que dicho Cabildo mandaba pagar en un sólo pago (de una sola vez) lo que le correspondía pagar, ya que, como decimos, la Ciudad se había comprometido a pagar la mitad de la mano de obra, además de haber aportado los materiales citados. (3)

- Es habitual, no sólo en el tema de San Saturio sino también en otros muchos, ver que se mencionan títulos nobiliarios sorianos sin tener en cuenta la fecha en la que se conceden esos títulos, y así generalmente se habla de condes o marqueses que en realidad no lo eran en la época en la que se les cita; Rabal en este caso denomina Conde de Gómara al alférez mayor en 1646, fecha en la que era Señor de Gómara y no Conde, título creado en 1692 como se puede comprobar en cualquier Elenco de Nobleza. (4)

- Debemos aclarar que aunque el Ayuntamiento acordara en 1646 que se pusieran dos llaves en el arca de las reliquias y que una quedara en poder de la Ciudad, en 1685 todavía se seguía pidiendo que el Cabildo le entregara una llave. Este asunto fue motivo de serias discordias entre dichos Cabildo y Ciudad, dando lugar a que ésta dejara de celebrar ciertos festejos religiosos en la Colegial de San Pedro.
El Cabildo de la Colegial de San Pedro ofrecerá a la Ciudad una de las tres llaves del arca de las reliquias el 4 de Marzo de 1702, entrega que instaba el Obispo, en concordia y como agradecimiento de los 700 ducados que dicha Ciudad mandó librar para las obras de la ermita de San Saturio. Se acordó que esa llave se entregaría cuando se depositase el cuerpo del Santo en su nueva ermita. (5)

- También es incorrecto señalar la fecha de 1631 como inicio de las procesiones a la ermita y los festejos profanos, puesto que hemos visto que las procesiones ya se celebraban en 1542, y las fiestas profanas es en 1628, al proclamar a San Saturio Patrón de Soria, cuando comienzan a celebrarse; además tenemos constancia fidedigna de que en esta fecha se procesiona el cuerpo de San Saturio por las calles.
El hecho de faltar en los libros de acuerdos del Ayuntamiento los correspondientes a las fechas próximas a esos actos, posiblemente sea la causa de que se tomara como inicio esa otra fecha de 1631. Sin embargo las actas capitulares de la Colegial de San Pedro, y las de la Diputación de los Doce Linajes, nos cuentan cómo en esos actos de 1628 se celebraron corridas de toros y otros festejos lúdicos.
También debemos matizar que aunque, efectivamente, San Saturio es reconocido como Patrón de Soria en 1628, dos años antes, en 1626, a instancias del cabildo de la Colegial, la Ciudad inicia las gestiones para votar su fiesta, con lo que entraría en el rango que estaban otras fiestas votivas como era la del día de San Roque en la que, además de los actos religiosos, había fiesta de toros (pero con esto no argumentamos que se celebrara algún festejo profano en 1626). (6)

- Por último apuntamos que es incorrecto decir que en 1698 la ermita quiso hundirse y la Ciudad acordó reedificarla.
En 1698 en la junta del Común de vecinos se proponía pedir limosnas para continuar la obra de la ermita de San Saturio, iniciada hacía 4 años e inconclusa por falta de medios. Sin embargo la reedificación no podría realizarse hasta después de la traslación de las reliquias.
Las reliquias de San Saturio se trasladaron desde la ermita a la Colegial de San Pedro en Diciembre de 1694 por el riesgo próximo de su caída, colocándolas en la capilla de Nuestra Señora de San Millán. (Aunque hay autores que dan como cierto que se efectuó el traslado en 1693 éste no se llevó a cabo como demuestran los acuerdos posteriores a esa fecha) (7)

Como puede apreciarse, las correcciones y matizaciones que se hacen en este trabajo no son de tal importancia que alteren la historia hasta ahora divulgada por algunos autores; es más, en el caso en el que nos hemos permitido sugerir una interpretación no tiene por qué ser la nuestra la correcta; en el resto de los casos es la Base Documental en la que nos hemos apoyado la que manifiesta si proceden las correcciones que hacemos.
Tampoco podemos asegurar que los datos que exponemos no hayan sido ya publicados en otros ámbitos que no hayamos consultado.
En cualquier caso, volvemos a reiterar que en estas páginas no se pretende criticar ni a autores ni sus trabajos a quienes nos permitimos corregir, pues hoy día es más fácil y seguro el acceso a la información que cuando ellos los publicaron.

 
(*) Agradecemos a José Vicente de Frías Balsa, habernos proporcionado esta confirmación.

 

 

 Base Documental 

Sobre San Saturio
Base Documental de la corrección de fechas

 
(1)

Primera cita procesionando el cuerpo de San Saturio
Acuerdo del Ayuntamiento de 5 de Mayo de 1542

En Soria a cinco de Mayo de mil y quinientos y cuarenta y dos años.
Este dicho día estando juntos los muy magníficos señores caballeros y concejo, justicia y regidores de la dicha ciudad, dentro de la sala de las casas de su ayuntamiento según que lo han de uso y de costumbre de se ayuntar, y siendo y estando presentes en él los señores Licenciado Aguilar teniente de corregidor en la dicha ciudad, y Lope Alvarez, y Juan de Barnuevo, y Juan Ruiz de Ledesma, y Beltrán de Rivera, regidores; e Iñigo López de Medrano por el estado de los caballeros; y Tomás de Soria procurador del Común de la dicha ciudad; y Juan García de Escobosa procurador de la Universidad de su Tierra.
Mandaron que el pan cocido, cada cuartal valga a siete maravedís.
Acordaron los dichos señores que se haga una procesión mañana, dende San Pedro a señor San Miguel de la Peña para sacar el cuerpo santo y traerlo a San Pedro y hacerse una muy solemne procesión, y que vayan a la iglesia de San Pedro todos los vecinos de esta ciudad a las seis horas de la mañana so pena de cada doscientos maravedís, para el que ejecutare la mitad y la otra para los pobres envergonzantes, y que se ejecuten, por que rueguen a Dios, y a su bendita madre que sea su intercesora para que haya misericordia de los pecadores, para que dé agua para los temporales.
Y que el domingo se haga otra procesión a Nuestra Señora del Espino. Y que para mañana vayan las cofradías con la cera en la procesión para traer el cuerpo santo de San turio (sic) so pena de cada mil maravedís a cada cofradía, y que se pregone y notifique a los pibostres.

[Hay otros acuerdos; entre ellos uno para hacer más procesiones, el lunes a Nuestra Señora del Mercado y el martes a Nuestra Señora del Mirón, celebrándose antes de la misa mayor. Firman el acuerdo el teniente de corregidor Licenciado Aguilar, y el regidor Lope Alvarez, pero no hay firma del escribano; firma que también falta en el acuerdo anterior y en algunos más]
(Volver al texto)

 

(2)

Inventario de las reliquias de San Saturio
11 de Octubre de 1603

Juan Antonio Simón, cura propio de Pozuelo de Alarcón, arzobispado de Toledo, escribió en 1713 la obra 'El anachoreta canonizado, San Saturio eremita, natural, y patrono de la antiquissima, invicta, noble, y leal ciudad de Numancia. Aora Soria', en la que cuenta la vida y muerte del Patrón soriano 'exornadas con todo género de Letras, Divinas, Sagradas, Morales, Políticas, Históricas, Prophanas, Apophthegmas, Symbolos. Empressas, Emblemas, Sentencias de Padres, y de Gentiles Philosophos'.
En esta obra Juan Antonio Simón nos transcribe el inventario que se hizo de las reliquias de San Saturio el 11 de Octubre de 1603, cuando las mandó inventariar el obispo don fray Enrique Enríquez

Las Reliquias, que del inventario de ellas consta aver en dicha caxa del cuerpo de nuestro Santo Patrono, son las siguientes:
La cabeça entera del Santo, que está á parte de las demás Reliquias puesta en su Relicario de plata. Una pierna entera con parte del cuero en el muslo, con un huesso grande de la espalda pegado en él. Otro huesso grande de la pierna. Medio braço del codo á la mano, con quatro dedos de ella, todo entero, y todo casi cubierto de cuero. Tres huessos de los braços, todos enteros. Un huesso grande, en que está toda la cadera con mucha parte de cuero. Un huesso de una ternilla, Dos costillas pegadas con la paletilla del pecho. El ultimo huesso grande del espinazo. Otro huesso de braço o pierna, largo. Nueve costillas enteras, y otros tres pedazos de ellas. Dos huessos grandes del espinazo. Tres pedazos de carne grandes. Las quales todas dichas Reliquias, huessos, pellejo, y carne, como están numeradas, están en el arca del señor San Saturio cerradas con tres llaves, que tienen el Dean, y Cabildo desta Santa Iglesia. Assi dize el inventario que de ellas se hizo por el Ilustrissimo señor Don Fray Enrique Enriquez.

[Se puede encontrar esta obra en la Biblioteca Digital de Castilla y León]
(Volver al texto)

 
(3)

Reparos de la ermita de San Miguel de la Peña - 1553

Acuerdo del Ayuntamiento del 18 de Marzo de 1553

Cometieron a los señores Corregidor y Doctor Castro lo que el Cabildo de San Pedro ha pedido sobre el reparo y favor que se ha de hacer para la iglesia de San Miguel de la Peña y provean lo que les pareciere que conviene.

Acuerdo del Ayuntamiento del 20 de Marzo de 1553

Dijeron que por cuanto la iglesia y ermita de señor San Miguel de la Peña de esta ciudad es una ermita muy devota y de mucha antigüedad, y hay en ella un cuerpo santo que dicen de San Saturio, y allá la dicha ciudad va con sus procesiones, y en ella se tiene gran devoción por ser como es tan devota, y ahora se quiere caer y hundir y sería en mucho daño; por tanto que mandaban y mandaron que para el reparo de la dicha ermita y edificio de ella, de la madera y clavazón que hay de las casas que esta ciudad ha comprado para salida de la puente de la dicha ciudad se dé y tome la que fuere menester, y en la costa de los oficiales que la hicieren que esta dicha ciudad pague la mitad y la otra mitad pague la iglesia de San Pedro que es cabeza de la dicha ermita por estar como está la dicha iglesia de San Pedro tan pobre.

Acuerdo del Ayuntamiento del 28 de Abril de 1553

Mandaron que se den para la iglesia de San Miguel de la Peña mil y quinientas tejas para hacer la dicha casa, las cuales se den de las casas que se derribaron en la puente

Acuerdo del Cabildo de la Colegial del 22 de Noviembre de 1553
(Transcripción de Vicente Jiménez Zamora)

Otrosí mandaron al dicho Señor Racionero Bernal pague enteramente lo que se debe a Juan de Arce de la Obra de San Miguel de la Peña.
Libros Capitulares de la Concatedral de San Pedro, año 1553 (22.XI.1553). Publicado en 'Revista de Soria nº14' el año 1996

(Volver al texto)

 
(4)

La nobleza soriana y su correspondencia en el tiempo

Rabal cuenta que en 1646 se dispuso poner dos llaves en el arca de las reliquias del santo, una de las cuales debería guardar el Ayuntamiento, en poder de su canciller y archivero el señor Conde de Gómara, como alférez mayor, incurriendo en el error de nombrar Conde de Gómara al alférez mayor, título que no podía tener en 1646 puesto que fue creado en 1692; siendo el primer conde de Gómara don Luis de Salcedo y Arbizu cuando era alférez mayor don Pedro de Salcedo Río y Azcona. (Como se puede comprobar en cualquier Elenco de nobleza y en las actas del Ayuntamiento de esos años)

Parece ser que el hecho de que haya en Soria un palacio conocido con ese nombre hace presuponer que sus propietarios siempre fueron condes, olvidando que ese edificio fue construido por Francisco López de Río, señor de Almenar, alférez mayor, y al parecer por poco tiempo señor de Gómara; señorío este último comprado por Antonio López de Río, en cuya persona se aúnan los títulos de ambos señoríos y el de alférez mayor; pero que está muy lejos de ser conde; dándose la circunstancia de que ese 'palacio de los Condes de Gómara' se terminó de edificar 100 años antes de que se creara el título nobiliario. (La fecha se puede ver bajo el letrero de la fachada de dicho palacio que nos dice quién lo construyó y los títulos que ostentaba)
(Volver al texto)

 
(5)

Las llaves del arca de las reliquias

Con referencia a las llaves del arca de las reliquias, aunque en 1646 se dispuso que una la tuviera el Ayuntamiento, no debió llevarse a cabo el acuerdo, ya que durante años fue motivo de discordia entre el Cabildo de la Colegial y la Ciudad.
Incluimos también la relación de actos religiosos a los que la Ciudad asistía como colectivo, ya que algunos de los que se realizaban en la Colegial de San Pedro la Ciudad los efectuó en otras iglesias como medida de presión para lograr que dicho Cabildo le entregara una de las llaves.

Acuerdo del 19 de Mayo de 1646

Esta ciudad tiene por su Patrón al glorioso San Saturio cuyo cuerpo santo está en la ermita de señor San Miguel de la Peña donde habitó y murió que habrá más de mil y doscientos años cuyas reliquias están con grande entereza y soberana fragancia.
Y aunque el cabildo de la Colegial de esta ciudad con mucha atención siempre ha cuidado y cuida de ellas todavía se ha reconocido haber faltado muchas y en esta consideración ahora nuevamente ha traído breve de su santidad para que no se tome ninguna ni quitarla de la caja donde está; con esta veneración acuerda la Ciudad poner una llave en el arca de dichas santas reliquias diferente de las que tiene el Cabildo de manera que no se pueda abrir sino concurriendo Cabildo y Ciudad, y para ponerlo en ejecución se nombran por comisarios a los señores don Francisco Yáñez de Barnuevo y don Antonio de Río regidores, y así lo acordó, mandó, y firmaron los señores corregidor y regidor más antiguo como es costumbre de que doy fe.
Don Joseph Roger - Francisco Rodríguez de Morales - Ante mí, Prudencio González

Acuerdo del 17 de Octubre de 1685

La Ciudad dijo que por cuanto tiene elegido por su Patrón al glorioso San Saturio y que las reliquias de su santo cuerpo se hallan en su ermita, en la cual ni en la urna donde está dicha reliquia, no tiene esta Ciudad llave ni intervención alguna de dos que tiene la dicha urna, siendo como es patrono de esta ciudad, y que en las demás de estos reinos donde hay semejantes reliquias y patronos tiene la Ciudad llave de las reliquias de su patrono, por ser conforme a derecho y estilo inconcusamente? observado en la villa de Madrid con la reliquia de San Isidro, en la de Alcalá con la del glorioso San Diego, en Zamora con la reliquia del glorioso San Ildefonso, y en otras muchas ciudades de estos reinos donde tienen patronos y reliquias de ellos, y aún en los concejos de las aldeas de este obispado y de otros corre en la conformidad arriba dicha, por tanto acordó de suplicar al señor Corregidor se sirva de mandar juntar todos los capitulares de este Ayuntamiento para que se confiera lo sobre dicho, y se resuelva si pareciere nombrar comisarios para que sobre este punto hablen al ilustrísimo señor obispo, que al presente se halla en esta ciudad, y al Cabildo de la Colegial de ella, y a todas las demás personas que conviniere para la ejecución de lo que sobre este punto se acordare.
El corregidor mandó que se juntase la Ciudad el lunes siguiente.

Acuerdo del 22 de Octubre de 1685

Habiendo visto el acuerdo de diez y nueve (sic) de este mes, y conferido largamente sobre su contenido, acordó que los señores don Juan Francisco Zapata y don Antonio de Salcedo visiten al señor obispo y al Cabildo de la Colegial de esta ciudad, y le supliquen se sirvan de ejecutar lo que contiene dicho acuerdo dando una llave de la reliquia del glorioso San Saturio para que la tenga esta Ciudad, quedando la cabeza de su glorioso cuerpo en el mismo sitio donde se está y sin más llave que la que hasta hoy tiene, para que el Cabildo la pueda franquear a los enfermos y en los demás días que se acostumbra; y en caso que se sustraigan de entregar una llave como va dicho la Ciudad retire las concurrencias que acostumbra tener en la iglesia Colegial por ahora, y entre tanto que otra cosa determine; y así mismo use de todos los demás remedios y recursos que tuviere para la prosecución de este intento y fueren conforme al derecho y justicia que le asiste.
El señor Miguel de Torres dijo que se conformaba con lo acordado por la Ciudad menos en la parte de dejar de concurrir como hasta aquí en la iglesia Colegial, y en particular a la festividad de su Patrón San Saturio, y esa resolución siente sería acertada después de seguirlo en justicia.
El señor corregidor se conformó con lo acordado por la Ciudad y votado por todos los caballeros capitulares menos el señor don Miguel de Torres.

Acuerdo del 24 de Diciembre de 1685

La Ciudad dijo que habiendo visto la planta que mandó hacer de las festividades y procesiones a que asiste en forma de Ciudad en el discurso del año que es del tenor siguiente:
Memoria de las funciones que esta Ciudad ha tenido, asistiendo el Cabildo General, en cada un año, que son en la manera siguiente:
- El día dos de Febrero ha asistido a la Iglesia Colegial de San Pedro a recibir las velas de la Candelaria.
- El día veinte y dos de Febrero hay procesión general para la publicación de la Bula, y predica el magistral de dicha Iglesia, asistiendo la Ciudad.
- El día Domingo de Ramos baja la Ciudad a tomar ramos a dicha Colegial y sube en procesión general hasta el Collado. Y vuelve a dicha iglesia donde oye Pasión en forma de Ciudad.
Dicho día por la tarde baja a dicha Colegial y el Cabildo General sale al Humilladero de donde se baja a Nuestra Señora y los pasos a San Agustín, y vuelve a dicha Colegial.
- Viernes Santo por la tarde baja a San Pedro de donde sale y se llevan los pasos al Humilladero y se baja a dicha Iglesia con el Santo Sepulcro.
- El día veinte y cinco de Abril hay procesión general de Letanía a las Carmelitas; hay sermón de tabla.
- Los días de Letanías: el primero se va a Nuestra Señora del Mercado. Segundo a Nuestra Señora de las Viñas; hay sermón de tabla. El tercero día a la ermita de Nuestro Patrón San Saturio. Y el día de la Ascensión se va a la parroquia de San Salvador donde hay sermón de tabla.
- El día de El Corpus es procesión de Ciudad, por convidarse en su nombre a las Comunidades.
- La Octava es del Cabildo y asiste la Ciudad.
- El día de San Roque se va en procesión a su iglesia de San Salvador.
- El Domingo de las Calderas se sube a la Iglesia de El Mercado.
- El día ocho de Septiembre se sube a dicha Iglesia de El Mercado; hay sermón de tabla.
- Para el día de San Saturio se sale con el Cabildo y se va a su ermita de donde se trae su santa reliquia a dicha Colegial; y para llevarla va la Ciudad con el Cabildo hasta la ermita y vuelve a dicha Iglesia.
- El día de Nuestra Señora de la Concepción, ocho de Diciembre, se baja a dicha Iglesia Colegial y se sube en procesión general a Nuestra Señora del Espino, de donde se vuelve en procesión con dicho Cabildo General.
Acordó que los señores don Juan Zapata y don Antonio de Salcedo hablen, de parte de esta Ciudad, a los curas de las parroquias de los cuales se compone el Cabildo que llaman de Arriba, con los Beneficiados de dichas Parroquias, pidiéndoles asistan a la Ciudad en las dichas festividades y procesiones con todo el resto de sacerdotes, respecto de tener determinado el no concurrir esta Ciudad en la Iglesia Colegial, por las razones contenidas en los acuerdos antecedentes; y de la respuesta den cuenta a esta Ciudad para que en su vista se determine lo que más convenga.

Acuerdo del 26 de Marzo de 1686

Bajo el epígrafe 'Memorial que envió la Ciudad a su Ilustrísima', se hace una relación al señor Obispo de los motivos por los que la Ciudad acordó dejar de acudir a la iglesia Colegial. Entre ellos hace constar la lejanía de la Colegial al centro de la ciudad; también argumentan la falta de ceremonia de urbanidad por la falta de consideración que en ocasiones tienen los miembros del Cabildo con los representantes de la Ciudad. Y después de algún argumento más plantean el que en realidad desencadenó la discordia.

Y últimamente ha acabado de conocer la Ciudad la falta de hermandad y buena correspondencia que hasta aquí ha tenido con el dicho Cabildo, porque habiéndole pedido una llave de la reliquia del glorioso San Saturio su Patrón no la ha concedido, siendo cosa tan graciable, y aún con tantos fundamentos en derecho para que esta petición fuese de justicia; porque este glorioso santo fue natural de esta ciudad y murió en ella, y la devoción continuada uniforme en nombre del pueblo lo canonizó de más de mil y doscientos años a esta parte, y de aquí resultó el tomarle por su Patrón esta Ciudad, y porque celebra sus festividades así en lo espiritual como en las fiestas públicas con mucha esplendidez y gastos considerables, y porque a causa de tener la llave de la reliquia tan solamente el Cabildo, que la encarga al tesorero y otro prebendado que regularmente son forasteros, y no está la reliquia con la custodia y guarda necesaria, porque como forasteros no atienden a que se conserve todas las partes del cuerpo del glorioso santo, de que ha resultado estar muy disminuido y falto por haber quitado de la urna donde está colocado muchas reliquias, que si hoy se reconocen se hallará falta más de la tercera parte de las reliquias del cuerpo santo, que no hubiera sucedido si la Ciudad tuviera una de las llaves donde está la dicha reliquia; y deseando ocurrir a tan perjudicial inconveniente pidió dicha llave como arriba va dicho; sin que haya bastado para evitar el referido inconveniente tener censuras pontificias contra el que quitare alguna reliquia.

Acuerdo del 4 de Marzo de 1702

... el dicho maestre escuela en nombre del dicho Cabildo dio las gracias a esta Ciudad de la demostración devota y generosa que ha hecho de la consignación de setecientos ducados para fenecer la ermita del glorioso Patrón San Saturio, y que en reconocimiento de este devoto celo correspondía el Cabildo ofreciendo desde luego a la Ciudad una de las tres llaves que tiene para custodia del Santo Cuerpo, deseando corresponder a la unión y concordia con esta Ciudad, y conservar recíproca correspondencia perpetua, y que sobre esta misma dependencia el Cabildo había tenido carta del Ilustrísimo señor obispo de este obispado que es la que exhibe y entrega a esta Ciudad para que le conste coadyuva al mismo fin.
Y oída la proposición por la Ciudad retornó las gracias al Cabildo aceptando con sumo aprecio su demostración y oferta que hizo de la entrega de la dicha llave para el día de la colocación del cuerpo del Santo en su ermita. Y se copie la carta en este acuerdo, y el señor don Leonardo responda a su Ilustrísima dándole las gracias de su celo, así en esta presente ocasión como lo ha hecho en todas las demás que se han ofrecido y para que tenga efecto la concordia de las demás cosas hechas entre ambas comunidades que se desea para ellas, se da comisión para que se trate de ello a los señores don Pablo Miranda y don Joseph Ortiz quienes den cuenta a la Ciudad de lo que se vaya ejecutando para en su vista determinar lo que convenga.
(Volver al texto)

 
(6)

Hacer fiesta votiva la de San Saturio
25 de Septiembre de1626

En la ciudad de Soria, en el ayuntamiento de ella a veinte y cinco días del mes de Septiembre de mil y seiscientos y veinte y seis años.
Este día estando juntos los caballeros, concejo, justicia y regimiento de la dicha ciudad en la sala de su casa como lo tienen de costumbre de se juntar para entender en las cosas y negocios tocantes a la dicha Ciudad y su Tierra; y siendo y estando presentes su merced del licenciado Marco Antonio de Oviedo corregidor, don Francisco Rodríguez de Morales, don Iñigo López de Salcedo, regidores; y Francisco de San Juan procurador general del Común, y Francisco Sanz, vecino de Herreros, procurador general de Tierra de Soria; en presencia de mí Miguel de la Peña, escribano del rey nuestro señor y del ayuntamiento y número de Soria, se acordó lo siguiente:
Vino al ayuntamiento don Francisco de Salazar fiel de la Tierra.
[Acuerdos que no vienen al caso y omitimos]
Vino al ayuntamiento don Francisco Baltasar de Río regidor.
En el ayuntamiento entraron don Juan Morales de Arévalo tesorero y el doctor don Justo Calderón prior de la Colegial de esta ciudad, y de parte del Cabildo dijeron a la Ciudad que el Cabildo trata de hacer fiesta a señor San Saturio a dos de Octubre que viene que es su día; que piden a la Ciudad, pues la devoción del santo es tan grande en ella, y ha favorecido a la ciudad en muchas ocasiones de necesidades en que ha acudido al santo, acudan a la dicha fiesta la Ciudad, y la vote para que se guarde y escriba al señor obispo sobre ello y para que dé licencia para traerlo de donde está a la iglesia mayor.
Y la Ciudad, habiéndose salido los dichos comisarios, confirió y platicó sobre ello; y acordó la Ciudad que se vaya a la iglesia mayor el día del santo a dos de Octubre en forma de Ciudad a la fiesta que el Cabildo hiciere, y se escriba al señor obispo las particulares obligaciones que la Ciudad tiene al santo, y cómo la Ciudad trata de votar su día para que se guarde por ser natural de esta ciudad, y estar en ella su cuerpo santo, y que si el señor obispo lo confirma lo hará, y que en esta conformidad se escriba. Y se cometió a los señores don Francisco Rodríguez de Morales y don Iñigo López de Salcedo regidores, y para que den la respuesta al Cabildo.

 

Nombramiento de San Saturio como Patrón de Soria
1628

Es curioso que no se conserve entre los acuerdos del Ayuntamiento el que tuvo que celebrarse para el efecto del nombramiento de Patrón de Soria a San Saturio, así que reproducimos el que hace referencia a este asunto en la Diputación de los Doce Linajes, y el acto de proclamación que tuvo lugar en la iglesia Colegial de San Pedro el día 2 de Octubre de 1628, que fue transcrito por Vicente Jiménez Zamora y publicado en 'Revista de Soria nº14' en el año 1996, siendo ese texto el que incorporamos.

 22 de Septiembre de 1628 
Acuerdo de la Diputación de los Doce Linajes

En la ciudad de Soria a veinte y dos días del mes de Septiembre de mil y seiscientos y veinte y ocho años, ante mí el presente escribano y testigos, estando juntos los caballeros hijos de algo de los doce Linajes en la sala de sus casas para conferir y tratar las cosas tocantes al bien del dicho Estado, y siendo y estando presentes señaladamente don Juan Morales de Arévalo, el licenciado Martín Ortiz de Escobosa, Francisco González de Santa Cruz, don Antonio Morales de Setién, don García de Medrano y Camargo, Alonso de Albiz, Diego Rodríguez de Morales, don Antonio de Salazar y Barnuevo, diputados del dicho Estado, y prestando caución por los ausentes acordaron lo siguiente:
[Un primer acuerdo sobre la compra de unas puertas para la casa que no transcribimos]
El dicho señor don Antonio de Salazar propuso cómo el ayuntamiento de esta Ciudad y los demás estados tratan de nombrar por Patrón de esta ciudad al glorioso San Saturio y recibirle por su protector y que el dicho ayuntamiento le ha ordenado lo haga notorio a este estado de su parte para que concurra con los demás estados al dicho recibimiento de Patrón y a las fiestas y procesiones que se ofrezcan en el caso.
Acordaron que el dicho estado con mucha devoción está de parecer de hacer el recibimiento de tal Patrón y para que en nombre de este estado dé su voto y parecer nombraron por comisario al dicho señor don Antonio de Salazar al cual le dieron el poder por este acuerdo que en tal caso se requiere. Y que se dé de limosna un toro para la fiesta y que éste lo compre el dicho señor comisario don Antonio de Salazar y que el mayordomo de este estado le dé el dinero necesario para él en virtud de este acuerdo.
Nombraron por comisarios para la colación de la fiesta que se ha de hacer para el recibimiento de Patrón de señor San Saturio a los señores licenciados Martín Ortiz y Francisco de Santa Cruz... [sigue sobre el uso de los 150 reales que destinan para esa colación o refresco]
(Nota.- Los apellidos en letra pequeña no constan en la cabecera del acuerdo pero sí en las firmas del mismo)Fin de la nota

Acuerdo del Cabildo de la Colegial del 2 de Octubre de 1628
(Transcripción de Vicente Jiménez Zamora)

El dos de Octubre de mil seiscientos veintiocho vino la ciudad en forma desde las Casas del Ayuntamiento a esta Iglesia, y estando en la Misa, acabado el Evangelio, subió al púlpito uno de los escribanos del Ayuntamiento, Miguel de la Peña. Y en voz alta e inteligible dijo: "En esta ciudad de Soria, cabeza de provincia, a gloria y honra de Dios Nuestro Señor, por las muchas mercedes que tiene recibidas de su Divina Majestad por los méritos e intercesión de San Saturio (cuyas reliquias están sobre el altar mayor), desea recibirle por su Patrono y Abogado, para en sus necesidades tener a quien acudir y mandar, y luego se tocaron las chirimías y el órgano, y, acabando, la Capilla le cantó un Villancico dándole el parabién por el patronazgo, y a la tarde se fue de procesión por las calles que se hace la del Santísimo el día del Corpus, a la cual se hallaron los lugares de dos leguas a la redonda, al otro día hubo juegos de cañas y toros y un escuadrón de los labradores que al traerle y llevarle fueron con el Santo delante de la procesión; toda la octava estuvo en la Iglesia, hubo fiestas y músicas y otros regocijos, a gloria de Dios Nuestro Señor y del bendito Santo; también el Cabildo lo recibió por Patrón".
Libros Capitulares de la Concatedral de San Pedro, año 1628. Publicado en 'Revista de Soria nº14' el año 1996

Ese escuadrón de los labradores que se cita, sin duda, se refiere a la soldadesca que el día 2 de Octubre representaba el Cabildo de los Heros de los labradores sorianos.

(Volver al texto)
 
(7)

Traslado de las reliquias de San Saturio a la Colegial
Acuerdo del Ayuntamiento del 29 de Mayo de 1693

Habiendo conferido la Ciudad sobre la traslación de los huesos del glorioso patrón San Saturio a la Colegial de San Pedro sobre que tantos acuerdos y dificultades hay vencidas y hecho concordia con el Cabildo de dicha Colegial y con el Cabildo General, la cual para en poder y archivo del dicho Cabildo de San Pedro, teniendo presente la Ciudad los grandes motivos que ha tenido para poner en efecto la dicha traslación para lo cual tiene nombrados comisarios, acuerda que en el primer ayuntamiento después de las fiestas de San Juan se cite a los capitulares de este ayuntamiento para tratar la dicha traslación, en cuyo ayuntamiento no se confiera de otra materia, y para él se traigan apuntados los acuerdos que hay en esta razón, y que yo el escribano pida la escritura a quien la tiene entregada y no dándola ocurra el señor corregidor para que le hable y facilite el que se entregue.

Acuerdo del Ayuntamiento del 13 de Diciembre de 1694

(Antes de este acuerdo, como puede verse por la fecha desde la que se plantea el traslado de los huesos de San Saturio, hay otros acuerdos en fechas intermedias que omitimos)

En la ciudad de Soria, en el ayuntamiento de ella a trece días del mes de Diciembre de mil y seiscientos y noventa y cuatro años. Estando junta la Ciudad, presentes los señores Conde de Gómara, alférez mayor caballero del orden de Calatrava y teniente de corregidor en esta dicha ciudad por ausencia del señor propietario; don Miguel de Torres y la Cerda, don Luis Antonio Zapata Palafox y Beteta caballero de la dicha orden, don Pablo Miranda y don Nemesio Diego Hurtado de Mendoza, regidores de ella; y Gaspar de Salazar y Alava procurador general del estado del Común; estando juntos para efecto de ver el acuerdo que se ha hecho por el Cabildo de la Santa Iglesia Colegial de esta dicha ciudad sobre haberse de traer los huesos y reliquias del cuerpo de nuestro Patrón San Saturio a dicha Iglesia para el depósito y en ínterin de que se reedifica su ermita; por ante mí el escribano acordaron lo siguiente:

(Se inserta íntegro un acuerdo del Cabildo de la Colegial en el que se expone, entre otras cosas, que no es intención del Cabildo mantener las reliquias en la Colegial, que sólo es un depósito mientras se reedifica la ermita, y que por tanto no hace falta demorar la traslación para hacerla ostentosa. Del extenso acuerdo destacamos sólo dos puntos que sirven para nuestro fin:)

... no sería prudencia quietarnos con las esperanzas de que se podría mantener algún tiempo la ermita estando advertidos del riesgo de su caída habiéndose de derribar como es preciso...
... que las reliquias de nuestro Patrón se coloquen en la capilla de Nuestra Señora de San Millán de esta iglesia...

Acuerdo del Ayuntamiento del 17 de Diciembre de 1694

La Ciudad en atención a haberse traído las reliquias del cuerpo del Santo Patrón San Saturio a la iglesia Colegial de señor San Pedro en ínterin que se reedifica su ermita, acordó que el señor corregidor disponga con los del Cabildo de dicha iglesia se le diga una misa votiva el domingo que viene que se contarán diez y nueve del corriente y que bajará a ella Ciudad a las once de la mañana. Y que se haga que el mayordomo remita a dicha iglesia media arroba de cera para alumbrarle.

Creemos que queda claro que las reliquias de San Saturio no se trasladaron a la Colegial hasta Diciembre de 1694. Y por otro lado parece quedar de manifiesto que aunque en 1698 el Común diga que hacía 4 años que se habían empezado las obras, en estas fechas aún no se había derruido la antigua ermita.

 

Obras de restauración de la ermita
Acuerdo del Común del 12 de Julio de 1698

El dicho señor Procurador [Manuel Trocóniz de Alava] hizo memoria y representación al Estado que la obra y fábrica de la ermita del Patrón San Saturio se halla en notable atraso a causa de no haber medios con que poder finalizarla después de cuatro años que ha que se comenzó, y atendiendo al celo del Estado le suplica se sirva de nombrar dos jurados para que le asistan a pedir limosna en esta ciudad algunos días, los que pareciere más conveniente, y de esta suerte se promete se ha de lograr una limosna muy correspondiente. Y en esta dicha proposición que le asistan a lo referido el dicho Francisco de Valdecantos y Francisco Santana Izana. Así lo acordaron y firmaron.
(Volver al texto)


** Introducción y Artículos de HistSoria Archivada

 

 



 (Archivo Municipal de Soria - Acuerdos Municipales) 
(Otras Fuentes según se citan en el texto)


 José Ignacio Esteban Jauregui 
 Publicado en soria-goig.com 



Historia de Soria
soria-goig.com