Arte en los Pueblos

 

Conquistando Soria
Asómate a Tierras Altas
 

 


(CLICK!! sobre las fotos para ampliar)

 


Montes Claros, Alba, San Miguel, Alcarama, Las Cabezas, nombres de sierras que suenan tan viejas como el mundo. Antes, todas ellas, animadas (porque tal vez los animales tengan alma, como sentido sensitivo), por miles de ovejas que bajaban y subían en busca de hierba que hiciera crecer la lana, hasta que el valor de la lana (mejor dicho, el precio), no compensaba ese ir y venir, ese trabajo que mayorales, pastores, ayudadores y zagales, llevaban a cabo lejos de las familias. Colgaron los zahones y la sierra se quedó, para siempre, triste y oscura. Sólo los rebaños de Eduardo del Rincón, de Los Campos, y de los hermanos Pérez, de Navabellida, adornan durante el verano los pastos de Tierras Altas, que también alimentan a ganado bovino. 

A lo largo de los últimos años, el CIT y la Mancomunidad de Tierras Altas se han empeñado en convertir esa extensa y despoblada zona en un a modo de museo al aire libre, que muestre aquello que fue y esto que es hoy. Se han encendido hornos comunales, se ha recreado el llegar de los trashumantes, el acebo ha ocupado el lugar que le corresponde. En recintos cerrados, en los museos, se muestran desde hace muchos años los tapices de Oncala, el Museo Pastoril, más recientemente el del juego de Valloria. Albergue, icnitas, reproducciones de dinosaurios, en fin, un esfuerzo que poco a poco va dando sus frutos. 


Ahora mismo, el toque joven, divertido, distinto, colorista, está recalando en las vetustas sierras que forman parte del Sistema Ibérico. La protagonista es una simpática oveja a la que han bautizado como Pelendona. Se trata de una nueva ruta turística que, como artistas, están llevando a cabo Numanguerrix (Rubén García) y alpARTgata (Julita Romera). Un proyecto participado que cuenta con la colaboración directa de los ayuntamientos implicados, la Caja Rural de Soria, y el Centro de Iniciativas Turísticas de Tierras Altas. La ruta la va a componer murales artísticos y nexos: la Pelendona. 

A la Pelendona, encargada de dirigir la ruta, la veremos, luciendo atributos propios y definitorios de cada localidad, en Soria, Almajano, Pobar, Villarraso, Valtajeros, Valdelavilla, Oncala, Aldealices, Carrascosa de la Sierra, Aldealseñor, Los Campos y Vizmanos. 

En cuanto a los murales, se van a encontrar en Soria, Almajano, Suellacabras, Magaña, Valtajeros, San Pedro, Yanguas, Los Campos y Bretún, formando un anillo que direcciona toda la ruta. En ellos se da la participación vecinal. 


Existirá también un pasaporte a Tierras Altas, un a modo de tésera de la hospitalidad, o más cerca, el del Camino de Santiago. Un pasaporte que deberá ser sellado en cada pueblo a fin de justificar que la ruta se ha realizado completa para obtener un premio pequeño, pero simbólico. La falta de población ha puesto a trabajar el ingenio, y en el propio mural el viajero, mediante un a modo de troquelado, podrá él mismo sellar su pasaporte. 

Gracias a las gestiones de la Diputación Provincial, podremos ver también en esta ruta la explotación de Taniñe con vacas negras serranas, que vuelven a pastar por Tierras Altas, tras un tiempo sin hacerlo.

 

Fotos: julita romera

soria-goig.com, 2016

VOLVER

©soria-goig.com