Manuel Madrid

 

"A Leonor"

“A Leonor”, es el epitafio que figura en la sepultura de Leonor Izquierdo, la que fuera joven esposa del poeta Antonio Machado. En la lápida, debajo de ese nombre, otro con igual sencillez: “Antonio”.

Esta lápida, cierra el capítulo de la vida del poeta en Soria. Son poco más de cinco años, desde su llegada en 1907 hasta su marcha, pocos días después de la muerte de Leonor en agosto de 1912.

Este recital quiere presentar una pequeña parte de la obra de Antonio Machado, en el entorno de la tierra castellana, en la que vivió intensamente durante esos pocos años y en el amor feliz que le acompañó.

Dos obras nos van a permitir hacer este viaje: La “Cantata de la Tierra de Alvargonzalez” y “Canciones para un Centenario”. Estos dos trabajos corresponden a sendas grabaciones que, de su puesta en música, hice a los textos en verso de la Tierra de Alvargonzalez, que se recogen en el libro “Campos de Castilla” y las canciones que en homenaje a Leonor escribió la letrista gaditana Inma Maine, con motivo de la conmemoración de los cien años del fallecimiento de la joven esposa de Machado.

Manuel Madrid

 

"Poesía necesaria"

“Conocer a los poetas y su historia. Interpretar, enseñar y aprender. Esto es ‘Poesía Necesaria’”. Así se lee en el folleto explicativo de Manuel Madrid.  “Poesía necesaria/como el pan de cada día,/como el aire que exigimos trece veces por minuto,/para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica”, escribía Gabriel Celaya, quien maldecía “la poesía de quien no toma partido hasta mancharse”.

También Machado desdeñaba el coro de los grillos que cantaban a la luna. La Poesía, como casi todas las actividades de la vida intelectual, cuanto más comprometidas, más favor hacen a quienes las reciben. Y así lleva años entendiéndolo Manuel Madrid quien, a lo largo del mes de octubre, junto con el violoncelo y el piano de Néstor Paz, ha ofrecido en Soria, El Burgo de Osma y Almazán, unos recitales con poemas de Miguel de Unamuno, Antonio Machado e Inma Maine.

Ha elegido espacios que han cobijado muy bien su trabajo y el de Néstor, por ejemplo el del pasado martes, día 22, en el patio de columnas del palacio de los Ríos, donde está ubicado el Archivo Histórico Provincial de Soria. Allí estuvieron acompañados por alumnos de los colegios San José y Escolapias. Los muchachos, sin perder detalle, no sólo escucharon la música de Madrid y Paz y las letras de los poetas, también tuvieron ocasión de entender esos poemas, desentrañados por Manuel. El confinamiento y destierro de Unamuno en la isla de Fuerteventura, la avaricia de algunas personas capaces de llegar hasta el parricidio en La Casa de Alvargonzález, o el conocimiento más profundo de quien fuera esposa de Machado, Leonor Izquierdo.

Muy interesante, sin duda. Precioso, también.

Fotos: María Morales (Archivo Histórico Provincial de Soria)

Manuel Madrid

"Canciones íntimas de confinamiento y destierro"
"Cantata de la Tierra de Alvargonzález"

volver a arte

©soria-goig.com