Fuentearmegil

   Enramada, 2013

 

En el Oeste de Soria, unos pueblos que forman parte de lo que fuera Coto Redondo de Fuentearmegil, tierras de señorío, emparentadas con las hermanas de Burgos, cuentan en su haber ritos y tradiciones que hacen las delicias para quienes, como nosotras, discurrimos por ellas con los ojos bien abiertos, por donde se nos cuelan hasta el alma las imágenes sencillas de unos pueblos que se resisten a perder tanta historia y tantas costumbres. Formas de vivir, maneras de entender la naturaleza, comportamientos rurales –y por tanto auténticos, con sentido- que nos dicen, sin hablar, de unos tiempos recordados sin nostalgia, pero con cariño y reivindicación.

Día grande en Fuentearmegil, el de su patrona Santa Isabel, que el pueblo celebró con la alegría propia que impregnan las fiestas patronales, donde se mezclan los ritos religiosos con los profanos. En el caso de Fuentearmegil, la enramada para las mozas, y la formación de arcos vegetales para la imagen, manifiesta claramente esta dicotomía.

Enramada en Fuentearmegil, 2013

Las enramadas y, en general, todos los ritos en los que participan árboles, ramas de ellos, o elementos vegetales en general, están relacionados con aquellas ceremonias primaverales de la Europa precristiana dedicadas a la fertilidad. O, sencillamente, a la alegría de la llegada de la primavera y, con ella, la vida de nuevo, el calor y el agua.

En Fuentearmegil se enraman las casas de las mozas. En general. Pero antes, cuando la población se contaba con cuatro cifras –en 1950 pasaban los habitantes de mil doscientos, y en la actualidad residen o están censados doscientos treinta- los ramos de los novios a las mozas se adornaban más, se les añadía cerezas, por ejemplo, y nos contaban que los mozos se quedaban vigilantes hasta la mañana para que los pájaros no las picotearan antes de ser vistas por sus novias. Preciosa costumbre.

El pasado sábado, 6 de julio, las calles anchas y limpias de la villa de Fuentearmegil, amanecieron adornadas con grandes ramas de chopos que los mozos habían ido a cortar el día anterior y, antes del amanecer, habían colocado delante de las casas, del Ayuntamiento y de la Iglesia.

Enramada en Fuentearmegil, 2013

Después, antes de la misa, tuvo lugar el rito religioso. Pendones, una magnífica cruz de plata y la imagen de la santa patrona, procesionaron por el pueblo, discurrieron por debajo de los arcos vegetales. Estuvieron acompañado por los alcaldes de pueblos vecinos –San Esteban, Langa, Burgo de Osma con Antonio Pardo en la doble representación de alcalde de el Burgo y presidente de la Diputación- Marimar Angulo y otros a quienes no conocíamos. Todos ellos arroparon a las autoridades municipales de Fuentearmegil con respeto para ellos y los habitantes de este pueblo cargado de historia, una historia que nadie, pese al descenso de la población, podrá nunca quitarles.

Enramada en Fuentearmegil, 2013

Varias veces, durante el recorrido, se subastaron los banzos, acendrada costumbre rural, casi siempre relacionada con alguna promesa, exvoto vivo. En un momento del camino comenzaron a bailar jotas hasta la entrada de la iglesia. Antes era costumbre que sólo bailaran los hombres. Lo hacían –y lo hacen- sin darle la espalda a la santa, de cara a ella, danzando hacia atrás. Lo hemos visto también en Espejón y Trébago. Son, como nos diría Enrique Antón, “jotas de procesión”, distintas a las otras que se bailan sin caminar, como la propia de Fuentearmegil, que danzan en el baile. “La galana”, “La niña”, “La serranita”, y “La peona”, con música de gaiteros, son jotas propias para esta forma de danzarlas, y esas se bailaron en Fuentearmegil. Hemos de recordar que Fuentearmegil contó con un grupo musical de fama reconocida, y que paseó el nombre de la villa por muchos lugares.

Fiestas sencillas, rurales, cargadas de sentido, las que vivieron en este interesante rincón de las tierras de Soria.

 

© soria-goig.com

turix

lolaVolver a Fuentearmegil

lolaVolver a index Pueblos

 

FORMULARIO  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com