.

NOS VEMOS EN NOVIEMBRE
- poemario-
Víctor Angulo

Edita: Millán Las Heras Ediciones
Imagen de portada: Jesús María Muñoz Monge
Colección Cuadernos de Poesía, 4

Imprime: Graficolor-Las Heras
SORIA, Agosto 2012

 

“Con lo que Víctor escribe, siempre me pasa. No sé si relato o poema.

Hace unos días, por la cosa de este prólogo, me puse a releer unos cuentos cortos y enseguida me pareció escuchar el sonido de la poesía en mis oídos; después cogí este poemario que usted tiene ahora entre sus manos, y lejos de hallar el ritmo tozudo de las rimas y el verso prisionero, me topé con historias, con prosas habitadas de personajes, tiempos y nostalgias.

Tanto da. Prosa que versículo, poema que relato. Qué afán por las taxonomías.

Además, en cuanto entras en Nos vemos en noviembre, no sabes si andas por las calles sin ángel de Rock Springs de Richard Ford, o por uno de esos Springfield (¡hay tantos en América!) donde John Cheever plantó a un granjero, o acaso el lugar donde se ovillan los gatos en el suelo sea un teleclub de pueblo; Tardajos, por ejemplo.

Y es que en el libro de Víctor vas de la ciudad al campo, y del calor a la nieve, y de la primavera al invierno, con su preámbulo otoñal, un noviembre con lluvia que no se detiene. Ahí, detrás de la geometría del cemento y de las cristaleras donde se aburren los oficinistas, se muestran los gatos esquivos o las cebadas que ya quieren espigar. Y en todas partes hay nostalgias similares, y una luz con una tenue veladura de sombra, y el intento por saber qué pasa, qué nos pasa, el empeño en apreciar la belleza que se consume tan pronto se presiente.

Como la vida, como la buena literatura, es este poemario una mezcla de reconocimientos y extrañezas. En unos versos te proponen inventar ciudades sin nombre, mientras que en otros te animan a elegir ramales o estribaciones por donde conducir tu viaje; apenas has empezado a ver una chica que se encamina hacia los Pirineos cuando a un perito bisoño le ofende el sol fuerte en medio de una parcela de cereal.

La luz pese a noviembre. Y mucha ternura a pesar del cansancio. Y vuelo aunque los pájaros se acordonen en el cable eléctrico.

Ya es hora de que pases esta página. Y veas todo esto. Y lo demás. Todo lo demás”.

Prólogo de Julio Izquierdo Asensio, soriano de Candilichera, profesor de Instituto y escritor.

Víctor Angulo (Soria, 1978), profesor de Lengua y Literatura. Ha publicado el poemario Materia prima (II Premio de Poesía Joven Ildefonso-Manuel Gil) y Cierra despacio al salir (Premio Nacional de Poesía “Fundación Cultural Miguel Hernández” 2012). Ha obtenido otros premios: Certamen Jóvenes Creadores del Ayuntamiento de Salamanca; premio Letras Jóvenes de la Junta de Castilla y León; Certamen Jóvenes Creadores del Ayuntamiento de Madrid.

Este número 4 de la Colección Cuadernos de Poesía, empeño del librero César Millán, indica la voluntad del editor de ofrecer lo mejor de la poesía soriana, que se va cumpliendo con rigor. La presentación tuvo lugar en el Casino de la Amistad y contó con la presencia del editor, del prologuista y del propio autor, quien leyó alguno de los poemas ante un público que llenó el salón, y donde se pudo ver al autor de la fotografía de portada, Jesús María Muñoz Monge; al escritor González Sáinz; a la cineasta Mercedes Álvarez; a Inés Tudela; al fotógrafo César Sanz Marcos; al poeta César Ibáñez París, entre otros componentes de la cultura soriana, arropando al poeta de Tardajos, Víctor Angulo.

soria-goig.com

Poesías y Leyendas Sorianas

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com