.

 

SORIA SUCEDIDA

Gerardo Diego

Edita: Diputación Provincial de Soria

SORIA 2011

 

 

LETANÍA

Soria sucedida.

Soria sorprendida.

Soria equivocada.

Los ojos azules,

negra la mirada.

Soria penitente,

Soria diferente.

Una pena larga sin amanecida.

Soria recoleta,

Soria quieta, inquieta,

Soria palpitante.

Altos van los sueños del durmiente amante.

Soria entra-si-quieres,

Soria sal-si-puedes,

Soria que-te-pierdes.

Unos ojos verdes, verdes, verdes, verdes.

Soria a toda hora,

Soria sucesora,

Soria verdadera,

Soria trascendida.

 

El Departamento de Cultura de la Diputación Provincial de Soria ha reeditado el texto del poeta cántabro, vinculado a Soria durante años, Gerardo Diego, “Soria sucedida”. Las ilustraciones pertenecen al Archivo Gerardo Diego, el dibujo de portada y otras ilustraciones a Carmen Pérez Aznar, y la maquetación e impresión se ha llevado a cabo en la Imprenta Provincial de Soria.

La presentación está firmada por quien fuera hasta su fallecimiento presidente de la Diputación, Domingo Heras López. Elena Diego, hija de Gerardo, en el prólogo, agradece a la Institución Provincial, a las personas responsables del Departamento de Cultura –Ascensión Gómez, Yolanda Martínez y su equipo- la generosa iniciativa y el cuidado con los textos e ilustraciones, y a Pedro Sanjuán, responsable de la Imprenta Provincial “que lleva en la sangre el amor a su noble tarea”.

La catedrática Esther Vallejo de Miguel ha sido la encargada de elaborar un estudio de introducción a esta obra fundamental sobre Soria. En ella, documentada con numerosas fotos e ilustraciones alusivas al texto, Esther Vallejo da a conocer todo aquello que es necesario saber sobre la estancia y relación de Gerardo Diego en Soria y con Soria. Son más de sesenta páginas en las que la profesora recoge testimonios de antiguos alumnos en el Instituto general y técnico de Soria.

Profundiza en la vida social y cultural de la época, años veinte. Una ciudad de siete mil quinientos habitantes, donde un grupo numeroso de intelectuales daban lustre a la vida, mediante periódicos, el Ateneo de Soria, representaciones teatrales, veladas musicales, conferencias, y todo tipo de manifestaciones culturales.

Duró poco la estancia de don Gerardo en Soria, pero como escribe Esther Vallejo “… su vinculación afectiva con esta ciudad en la que tantas vivencias y afectos dejó, duró lo que duró su vida”. Siguió relacionándose, en especial, con José Tudela y su cuñado, Bernabé Herrero, a quien acogería en el exilio durante la Guerra Civil, en Francia. Juntos Gerardo y Bernabé, años antes, editarían las revista “Carmen” y “Lola”, al cuidado del último, en la villa de Sigüenza. Visitó Soria en muchas ocasiones, la última vez en 1981, cuando impartió la conferencia “Soria Sucesora”, y dijo: “Una vez más vuelvo a vosotros, regreso a vosotros, a nuestra Soria, a mi Soria, mía también por derecho de fidelidad, por ley de amor. Y vuelvo obedeciendo la señal de vuestra llamada, la ya tradición que no hay Gerardo sin Soria ni se concibe Soria sin Gerardo”.

Por último, la profesora Vallejo hace un estudio sobre la obra reeditada, “Soria Sucedida”: “… es su libro poético más extenso y prolongado en el tiempo de cuantos ha escrito sobre una sola ciudad y que recopila los libros que anteriormente había editado sobre Soria, más otros poemas que habían aparecido en diferentes publicaciones”.

De “Soria Sucedida”, dice la autora de la introducción: “… es un libro por variado y diverso de difícil clasificación. Es un libro con paisaje: Urbión, Sierra Cebollera, Numancia, ‘Por tus carreteras largas’, ‘Monte de las Ánimas’. Son numerosos los poemas dedicados a sus amigos, de amistad, en el sentido que Cicerón daba esta palabra, ‘un común sentir con bienquerencia y afecto’, que era el sentir que le unía a José Tudela, Mariano Granados, Bernabé Herrero, Pedro Chico, Blas Taracena, y que inspiraría ‘Epístola a mis amigos de Soria’”.

 

Poesías y Leyendas Sorianas

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com