.

 

LA CIUDAD LEOPARDO

Subhro Bandopadhyay

 

Edita: Olifante, Ediciones Poesía, con la subvención del Ministerio de Cultura y el apoyo del Ayuntamiento de Soria y la Fundación Antonio Machado

Traducción del autor y de Violeta Medina

2009

 

Esta publicación del poeta bengalí Subhro Bandopadhyay, es el resultado de la I Beca Internacional Antonio Machado 2008, convocada anualmente por la Fundación Antonio Machado con el patrocinio del Ministerio de Cultura. El objetivo es traer a Soria a un poeta internacional y que escriba en el ambiente soriano un libro de poemas. El autor escribe unas palabras “antes de empezar”:

“Esta “ciudad leopardo” tiene dos barrios: “El diálogo de los creyentes” y “La ciudad leopardo”.

El primero está construido en el entorno soriano con los personajes y memorias de India usando la gran tradición de la poesía narrativa de mi país (allí nacieron los dos grandes poemas épicos: Ramayana y Mahabharata) como propuse ante el jurado de la Beca Internacional Antonio Machado. En este barrio medité sobre la piedra, su gris. Al igual que yo me instalé en esta ciudad, quise traer a la gente de India al ámbito soriano. Un experimento similar al que se propone en las bases de esta beca, cuyo objetivo es que un poeta extranjero viva y escriba seis meses en Soria. Más claro aún si se consulta a modo de ejemplo Un poema cruel (que verán al final de este “barrio”), que ilustra lo que quiero decir. Aunque Soria no tiene nada que ver con la época de mi niñez en la India pro-soviética, algo provocó en mi memoria un paralelismo. En ese tiempo nos llegaban los periódicos propagandistas de la ex Unión Soviética, cada niño conocía Misha, la revista infantil que publicaba la máquina propagandística de la ex URSS, casi todos trabajaban para el Estado, y cada viernes nos esperaba una película de Europa del Este en los televisores en blanco y negro. Pese a la diferencia evidente con esa realidad, el bosque de la Laguna Negra produjo un cierto tipo de memoria ilusoria de los bosques de la ex Unión Soviética que nos llegaba a través de la máquina propagandista en los años ochenta en India.

El segundo “barrio” es la ciudad leopardo, mi interpretación de Soria: la ciudad que me pareció perfecto refugio para la poesía, para las palabras en general. Esta parte del libro recoge mi diálogo con todo lo soriano, con toda su gente.

Por último quiero explicar por qué este libro se titula La ciudad leopardo. En los primeros días de mi estancia en Soria yo vivía en la planta más alta de la Residencia Juvenil Gaya Nuño. Desde allí solía ver La Dehesa, toda verde, brillando en verano. Un día, al levantarme, este parque me pareció un leopardo que estaba durmiendo. Fue por el juego de luz y de sombra. Para alguien que ha vivido mucho tiempo en la parte norte de Bengala y en Assam (en la región oriental de India) el leopardo no es un animal feroz, sino otro felino más del entorno. En general, en India los animales y los árboles forman parte de nuestra vida cotidiana y esa cotidianidad me llegó de golpe en esta mezcla de luces en la que Soria es más de una ocasión se desdibuja mutando así su bella piel”.

Subhro Bandopadhyay

Kolkata 1.10.2009

 

Poesías y Leyendas Sorianas

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com