.

 

LA SAGA DE LOS MACHADO

Luis Cabrejas Fernández

Imprime: Ochoa Impresores
Páginas: 676
SORIA, 2007

 

 

“El libro que ahora tiene en sus manos, lector (…) es una prueba de la tenacidad, exhaustividad, atención a los detalles y original concepción de lo que pueda ser una biografía. Luis Cabrejas ha emprendido una tarea que habría hecho detenerse a muchos de los estudiosos de la literatura. Se trata de facilitar a expertos y aficionados al poeta de Sevilla cuantos datos puedan resultar relevantes a la hora de comprender su obra. Cabrejas se remonta a los bisabuelos del poeta para suministrarnos las mayores y menores peripecias de los predecesores del poeta para intentar completar el universo machadiano”. Este párrafo pertenece al prólogo que para “La saga de los Machado” ha escrito el político Alfonso Guerra.

Con el auxilio en la redacción y un extenso prólogo de José Antonio Martín de Marco, lo que agradece cumplidamente Luis Cabrejas, se ha publicado este año el estudio más original que se haya hecho hasta la fecha sobre la vida de Antonio Machado Ruiz.

Por las casi setecientas páginas de la obra, se reproducen todos y cada uno de los documentos rastreados en archivos de todos los lugares por donde nacieron y vivieron los miembros de esta saga de ilustres que fueron los Machado. Un trabajo digno de las mayores alabanzas.

Por él sabemos que sus bisabuelos maternos eran extremeños. Él, José Álvarez Guerra, fue el primer gobernador civil de Cáceres, ocupando el mismo cargo, del 5 de diciembre de 1835 al ocho de septiembre del año siguiente, en el Gobierno Civil de Soria.

En cuanto a los abuelos paternos, Antonio Machado Núñez y Cipriana Álvarez Durán, hay que resaltar que ella, doña Cipriana, “llego a obtener una gran reputación como folklorista, publicando cinco cuentos en una revista”. El abuelo, con un amplio currículo académico, fue gobernador de Sevilla.

El único hijo de este matrimonio, Antonio Machado Álvarez, y su esposa Ana Ruiz Hernández, fueron los padres del poeta. Él murió joven, en 1893, a causa de una esclerosis medular, pero les daría tiempo a engendrar seis hijos: Manuel, Antonio, José, Joaquín, Francisco y Cipriana. Su madre, doña Ana, falleció a los 85 años, en 1939, en Colliure, tres días después de fallecer Antonio Machado. El acta de defunción fue firmada por el Cónsul General de España, el soriano Antonio García Abad. Los últimos años de don Antonio se hallan también descritos, así como su paso a Barcelona, desde Valencia, y su muerte en Colliure, al igual que su madre.

En cuanto a Leonor Izquierdo Cuevas, la mujer del poeta, puede el lector saciar su curiosidad, pues también los documentos referentes a ella se encuentran reproducidos. Nació el 12 de junio de 1894, contrajo matrimonio el 30 de julio de 1909 y falleció en 1912 por “consunción”. Algunas fotos acompañan el trabajo.

Con todo y ser, todo el trabajo, del mayor interés, me he detenido al final de él, en las páginas 675 y 676, las últimas, para, una vez más, reforzar la teoría de la infamia y la inquina de los vencedores, una vez con el poder en las manos para muchos años. Son dos informes de la Comisión Superior Dictaminadora de Expedientes de Depuración. En el primer documento esta comisión propone la separación definitiva del servicio y baja en el escalafón respectivo, la segunda dictamina eso mismo, dos años después de la muerte del filósofo-poeta don Antonio Machado Ruiz.

 Isabel Goig

Antonio Machado en SENDEROS IMAGINADOS

Biografías

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com