.

 

EL CENTRO EXCURSIONISTA SORIANO. 1952-2002
Medio siglo creando historia

José Antonio Martín de Marco

Edita: Diputación Provincial de Soria
280 páginas
SORIA 2002

 

José Antonio Martín de Marco, archivero municipal de Soria, caballero de Yuste, miembro del CES, e historiador, nos ofrece este nuevo volumen con el rigor que le caracteriza, donde se recoge, de manera exhaustiva, la historia del centro.

Comenzaremos dando a conocer el disgusto que el autor se llevó cuando comprobó que la dedicatoria a su madre, recién fallecida, había sido sustituida, sin ni tan siquiera consultarle, por otra más del gusto de quien o quienes tomaron la decisión de mutilar de esta forma una parte del texto. Nada mejor que recoger sus propias palabras dichas el día de la presentación:

“... he comprobado que en ocasiones no vale la pena coger la pluma ya que si los pequeños detalles hacen grandes a las personas, a la viceversa, cuando se usan torticeramente les envilece. Y viene a la sazón tan filosófico y moralista prolegómeno con motivo de que, al abrir el libro que presentamos en sociedad cuando se ve que en los créditos, en el copy right hay tres nombres: el de la editora, la Excma. Diputación Provincial; el del autor; y el del CES, y continuando en la paginación, llegando a la dedicatoria, aprecio que de forma premeditada se ha quitado lo que el autor había escrito: “A Aurora, mi madre. In memoriam”. Me explico, el fallecimiento de mi madre ocurrió días antes de escribir la dedicatoria mencionada. Y también cito y hago mía la dedicatoria que con un 33% del copy rigth se puso: “A todos los socios”, haciendo saber que ambas eran compatibles”.

El libro, que en principio se pensó como un folleto conmemorativo, se convirtió al final en un volumen con más de un millón de datos.

La pretensión de Martín de Marco ha sido, según sus propias palabras “hacer un libro con noticias interrelacionadas sociológicamente con la Soria coetánea, la de siempre, partiendo de, en argot gerardiano, de aquella capitalilla de 1952 en la que el ocio había que soñarlo por mor de la falta de dinamismo de una Soria adormida y perezosa, timorata, de interior, autárquica, encerrada en sí misma, casi aldeana, agraria, santurrona de estampita y procesión, uniformada, siempre callada incluso cuando practicaba el “Colladiano”: Paseo de portales/Horas dulces y lentas/Mirar, charlar, soñar/y dar vueltas, más vueltas”.

Ficha del autor

 

Estudios sobre Soria

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com