.

 

SUCESOS DE LA GUERRA DE ÁFRICA (1859-60) 
(Diario de Clemente Borobio)
Pedro Sanz Lallana

Edita: Centro Soriano de Estudios Tradicionales
Colección: Cosas de Soria nº 10
SORIA 2002

Me piden que haga un comentario al libro "Sucesos de la Guerra de África", escrito por el soriano (breto para más señas), Pedro Sanz Lallana, recién publicado en la Colección "Cosas de Soria", por el Centro Soriano de Estudios Tradicionales. Se trata de una historia familiar contada al alimón, entre Pedro y su bisabuelo, Clemente Borobio, quien, a buen seguro, se encontraría muy satisfecho, si viviera, de que uno de sus muchos sucesores rescatara del olvido las memorias de los dos años que hubo de pasar en aquellas tierras de África.

Pedro Sanz, con su directa y hermosa forma de relatar, en su afán por profundizar en los sucesos, para darlos a conocer una vez asumidos, e incluso revividos por él mismo, debió dar un respingo emocional y hasta físico, cuando encontró el diario de su bisabuelo. Para los que escribimos fabulando o fabulamos lo que tocamos, encontrar el diario de un antepasado es, cómo lo diría, aquello con lo que soñamos pero que casi nunca conseguimos. Pero Pedro encontró un diario "fabricado con todo esmero a base de unos pliegos de papel de barba cosidos en cuartos, forrados después con un trozo de hule negro aprovechando un retazo de una capa aguadera –seguramente del ajuar de algún comilitón muerto en campaña- que solían usar para protegerse de las inclemencias del tiempo en los días de trinchera".

Y allí, en aquel pobre pero pulcro diario de Clemente Borobio (uno de tantos mozos que fue a la Guerra de África para "lavar la honra de España") estaba relatado con todo detalle los dos años –seguramente eternos para Clemente- que discurrieron en el Norte del continente vecino. "El día 29 salimos en acción de guerra ocupando la línea derecha del ataque. Gracias a la marinería pudimos cargar la bayoneta rechazando al enemigo, obligándole a retroceder refugiándose en los Altos de la Marquesa retirándonos al campamento a las 7 de la noche con la pérdida de 4 muertos y 28 heridos", recoge Clemente en su diario de guerra.

Pedro Sanz se mete en el papel de su antepasado, comprende las limitaciones de una persona que vive estos acontecimientos a mediados del siglo XIX y ayuda a su bisabuelo a completar lo que él vivió, lo que sintió, pero que tal vez, sobrecogido por los acontecimientos, no pudo narrar. Por eso decía líneas arriba que se trataba de un trabajo hecho al alimón.

El diario de Clemente Borobio no caerá en el olvido. Pedro Sanz, como apunta al final del libro, se empeñó en ello, y aquí está, convertido en un pequeño libro –por el tamaño- ameno e interesante, como suelen resultar siempre las cosas sencillas pero echas –en este caso escritas- con amor.

© Isabel Goig

Pedro Sanz Lallana es ya por fortuna conocido del público soriano. Obtuvo el premio de narrativa soriana "Gervasio Manrique" en su primera convocatoria por un excelente trabajo sobre su Covaleda natal ("El último lobo") y fue de nuevo galardonado en la segunda por "Susana, la bruja de Barahona". En el año 2000 publica "Muerte a mano airada –vida y leyenda del tío Melitón-", con prólogo de Fernando Sánchez Dragó y ahora nos sorprende con esta reelaboración literaria del diario de su bisabuelo Clemente Borobio, natural de Almenar y soldado que fue en la guerra de África (1859-60). Fresco histórico y documento inapreciable del pasado de una tierra y sus avatares, la colección Cosas de Soria se honra con esta nueva aportación al elenco de la Cultura Soriana.

© Antonio Ruiz Vega

"Ahora nos llega un Diario, repleto de contenido humano, escrito por un mozo de Almenar –Clemente Borobio- que, sin comerlo ni beberlo, se ve, como tantos otros españoles, enzarzado en una guerra absurda; en el mejor de los casos, sólo para complacer los anhelos de grandeza de la alta clase militar".

© Emilio Ruiz Ruiz
(del prólogo del libro)

Ficha del autor

Narrativa Soriana

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com