.

 

TOPONIMIA DE LA TIERRA DE SORIA
Eleuterio Carracedo Arroyo

Ediciones de la Diputación de Soria
Colección Temas Sorianos nº 32
Páginas: 469
SORIA 1996

 

El presente volumen está dividido en varios apartados. En la introducción analiza la formación de las Comunidades de Villa y Tierra Castellanas y Sorianas: formación, extensión y evolución. Continua con un Estudio de la toponimia de la Tierra de Soria; Estudio Lingüístico, dividido en varios apartados: Análisis del sistema consonántico y cambios fonéticos esporádicos. Continua con la morfología, para llegar a las conclusiones, bibliografías, abreviaturas, mapas e índices.

Esta tesis doctoral, publicada por la Diputación soriana, es, como la mayoría de las tesis, un elaborado trabajo. Pero, si la mayoría de las tesis doctorales acostumbran a ser áridas, tanto por el contenido como por la exposición, la presente ofrece al lector de a pie una parte, el estudio de la toponimia, perfectamente entendible y, hasta amena.

A todos nos interesa saber de dónde procede el nombre de nuestro lugar de residencia, ese nombre tan familiar para nosotros, y sobre el que nos hemos preguntado tantas veces cuál será el origen.

Se hallan estos topónimos ordenados según su devenir: relacionados con el terreno: Portillo, de portu "puertos". Hidrotopónimos: Almazul, de la voz árabe que significa "depósito o venero de agua". Los que indican situación y aspecto: Ventosa, femenino del latín ventosus "ventoso, lleno de viento". Fitotopónimos: Alconaba, de origen árabe "cañamal". Zootopónimos: Gallinero, del latín Gallinariu "gallina". Relacionados con la agricultura: Almarza, voz árabe que significa "el prado". Topónimos que indican procedencia: Borobia, del celtíbero Virovia. Topónimos que indican agrupamientos de población: todos los nombres comenzados por Villa o Quintana, por ejemplo. Los que indican construcciones: Almarail, del árabe al-marahil "las posadas". Los que indican actividades del hombre: Carbonera, lugar de carboneo. Antropónimos: Miñana, se trataría de un nombre de poseedor romano adjetivado por el sufijo –ANA, utilizado para formar nombres de fincas o posesiones agrícolas pertenecientes a una familia. Hagiotopónimos: Fuentelmonje, referido a personas relacionas con la religión.

Finaliza el estudio con varios índices, cómodos e ilustrativos, por orden alfabético para cada uno de los apartados.

© Isabel Goig

 

Estudios sobre Soria

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com