.

LA MANCOMUNIDAD DE LOS 150 PUEBLOS
DE LA TIERRA DE SORIA
Enrique Díez Sanz y
José Antonio Martín de Marco
Ilustraciones: Juan Cruz-Plaza
Fotografías: Alejandro Plaza
Edita: La Diputación Provincial de Soria
Páginas: 133
SORIA 1998

 

Es difícil entender la historia de Soria sin conocer previamente lo que fueron las Comunidades de la Extremadura Castellana y más en concreto la Universidad de Villa y Tierra de Soria, germen y columna vertebral de lo que luego ha sido la provincia, hasta nuestros días.

La pervivencia de una institución como esta a lo largo de los siglos nos da una idea de su importancia. La existencia de estas instituciones que configuran la Castilla más antigua, la que se curte en las fronteras, conforma un cierto sentido de la vida, una civilidad y un espíritu franco y sencillo que se plasma en máximas como "En Castilla, nadie es más que nadie". Idealizado a menudo, a veces torcidamente combatido "a posteriori" (por historiadores como Julio Valdeón, defensor de concepciones "imperiales" y "leonesas" de Castilla), esta Castilla Gentil, "república de hombres libres" es clara heredera del libertarismo racial de los vascos, plasmado en sus anteiglesias y merindades y sería fácil determinar hasta donde llega la verdadera Castilla por la pervivencia de estas instituciones modélicas. Por cierto que como Carretero y otros se preocupan de recordarnos, existieron también en el llamado "Aragón Comunero", que viene a coincidir con la Celtiberia del otro lado del Ebro. Punto de vista y línea de investigación todavía no abonada pero que pudiera ser de gran interés ¿Cabría hablar de una raíz prerromana en estas comunidades de Villa y Tierra? Hay quien lo querido así.

En cualquier caso, si nos pasmamos de su largo pasado y de su pervivencia a través de los tiempos, no podemos dejar de lamentarnos de su presente. La variedad foral de las Españas, de la que se reclaman Carretero y Gimpera entre otros (o nuestro Mariano Granados) fue ya laminada por las constituciones liberales del siglo pasado, influidas por el centralismo jacobino. El desgraciado divorcio - que pervive - entre progresismo y respeto a la diferencia puede que sea el quid de la cuestión. en efecto, la tradición igualitaria tiene raíces desgraciadamente monoteístas, claramente judeo-cristianas, que desembocan en los ideales de la Revolución Francesa y luego, sin solución de continuidad en el marxismo internacionalista. De ahí al Centralismo Democrático o a lo Políticamente Correcto no hay más que un paso y la línea foral-libertaria (que un lúcido Bakunin intentara fugazmente revitalizar) queda en vía muerta. La Europa de los Pueblos queda, como ideal, en manos del Nacionalsocialismo que trata de llevarla a cabo oportunistamente en la segunda mitad de la Guerra Mundial. Con su derrota queda también yugulado este intento desde la Derecha. Desde entonces, Discurso Unico, es el reino de lo igualitario, de lo cosmopolita, del mestizaje multinacional (Un Sólo Mercado).

El riquísimo legado de usos, costumbres, tradiciones, instituciones de autogobierno, arquetipos raciales en suma sin los cuales un ser humano no puede producirse como persona va quedando subsumido en las leyes universales de la Igualdad. Suprimida la diferencia, avanzamos hacia un horizonte de mestizaje, cultural que viene a coincidir, sospechosamente, con los intereses del Imperio. No hay lugar a la Diferencia.

No cabe extrañarse, por lo tanto, que instituciones como nuestra Mancomunidad queden hueras de contenido y que sus locales, la Casa de la Tierra, se utilicen para usos que nada tienen que ver con los originarios. Que ya no sea el germen de una Soria Autónoma del mañana, sino algo adocenado del pasado, cuando nuestros ancestros eran todavía capaces de vivir con el decoro y la dignidad que supone ser fieles a la Tradición.

Podemos, por tanto, hacer pura arqueología más o menos erudita pero, por nuestra parte, al hablar de instituciones sagradas como ésta preferimos tener, lo más vívidos posible, Recuerdos del Futuro... ¡Usos y costumbres!

© María Villanañe
( Publicado en ABANCO/COSAS DE SORIA nº 23)

 

Estudios sobre Soria

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com