.

 

NOCHE DE ENIGMAS
Ignacio Sanz

Edita: Editorial Edelvives, colección Ala Delta
Páginas: 125
1995

Edelvives es, entre otros muchos autores, la editora de la mayor parte de los libros de Avelino Hernández Lucas. La colección "Ala Delta", donde el propio Avelino ha publicado algunos de sus mejores libros, está dirigida al mundo de la infancia y adolescencia, distinguiéndose los volúmenes por el color de la encuadernación, en función de la edad hacia la que van dirigidos. Este que nos ocupa está catalogado como adecuado para 13 años o más. Es claro que estas clasificaciones son relativas puesto que es bien difícil establecer criterios claros sobre lo que es la llamada literatura infantil o juvenil. En cualquier caso Noche de enigmas es una novela corta escrita muy dignamente y en la cual, como no debería ser menos en cualquier tipo de libro, "se dicen cosas".

Además de esto resulta que Ignacio Sanz aborda aquí una temática que al soriano no puede serle ajena, como son los pueblos abandonados (más de medio centenar en la provincia), e incluso es en Soria donde este cuento está ambientado. Aunque sea en un pueblo apócrifo - Cenagra- no tan diferente fonéticamente a, por ejemplo, Cenegro (cerca de San Esteban de Gormaz). Este Cenagra lo sitúa no muy lejos de Berlanga y está descrito con el primor de quien, sin duda, conoce bien de cerca lo que es un pueblo desierto.

El libro está escrito en primera persona y la trama, en pocas palabras, hace venir a un profesor madrileño a un pueblo de la provincia de Soria que, finalmente, resulta estar abandonado por sus habitantes. Recorriendo sus calles el alma del visitante va poco a poco impregnándose con los fantasmas de las vidas vividas allí en tiempos pretéritos. Una presencia, sobre cuyo carácter real o irreal nunca acabamos de decidirnos, Donila, irá ilustrando al protagnista de los dramas sangrientos que acaecieron en Cenagra, de cómo sus habitantes acabaron abandonándolo, etc.

En un mundo de duermevela, donde no se llega a divisar claramente el limite entre el sueño y la realidad, el profesor va entrando en un mundo apasionante, que también se va apoderando de nosotros. Conmovido por las vivencias que descubre irá trazando una encuesta que le dará las claves de la historia que, finalmente, se despeja aunque no sin dejar un regusto amargo y desolado.

Noche de enigmas, perfectamente ilustrada con los dibujos de Manuel Gómez Zía, es una obra válida que viene a sumarse a esa literatura especializada en mundos rurales en agonía como puedan ser los libros de Avelino Hernández o los de Julio Llamazares. Por su temática y escenario entre con honor en la literatura de tema soriano.

© Andrés de Acosta
(Publicado en ABANCO/COSAS DE SORIA Nº 12)

Ficha del autor

Narrativa Soriana

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com