“Trastos”

homenaje a Alberto Manrique

 

Según el Diccionario de la Real Academia, trasto es “Cosa inútil, estropeada, vieja o que estorba”. Para personas tocadas por la varita, una cosa así puede convertirse en Arte. Y eso es lo que puede verse en el Espacio Valdeavellano, de la localidad del mismo nombre, con el apellido de Tera. Ernesto Martínez de Francisco, Miguel Ángel Rodríguez y Alberto Manrique han colgado en las paredes de ese espacio una obras realizadas con material de desecho, trastos que se pueden encontrar en las escombreras, o entre los cascotes de las ruinas de las casas en los pueblos deshabitados: clavos, cerraduras, herraduras, pequeñas puertas, un mundo, en fin, que nos habla de épocas pasadas, de cómo se vivía y qué se utilizaba para esa vida. Como puede leerse en el cartel de entrada a la exposición, el proyecto “Trastos” nació en 2002, en Fuentepinilla, pero se torció con el fallecimiento de Alberto Manrique en 2004, a la temprana edad de 46 años. El pasado año se retomó como homenaje recordatorio a Alberto, amigo común de Miguel Ángel y Ernesto.

La exposición puede visitarse en el Espacio Valdeavellano de lunes a sábado en horario de 18.30 a 20.30 horas y una vez que finalice su estancia en el Valle se podrá visitar en Ledesma, durante la primera quincena de agosto, y en San Pedro Manrique durante la segunda.

 


(CLICK!! para ampliar las fotos)

Fotos: Leonor Lahoz

©soria-goig.com