Exposiciones para recordar

 

Pintar Sarnago

 


(CLICK!! sobre las fotos para ampliar)

 

La ya proverbial hospitalidad de los sarnagueses acogió, el pasado domingo día 29 de Mayo de 2011, a más de sesenta componentes del Taller de Pintura Jaime del Huerto, que acudían, unos a pintar al aire libre la belleza que desde más de mil doscientos metros de altura se cuela por los ojos, otros a cocinar migas y caldereta para todos los asistentes, y aún otros para colaborar con las labores de infraestructura que corrieron a cargo de los miembros de la Asociación Amigos de Sarnago.


Pintar SARNAGO

Coincidió el comienzo del día con el traslado de la pila bautismal desde el atrio de la iglesia hasta el edificio multiusos que un día fuera Casa del Concejo y escuela, y en la actualidad sirve para Museo Etnológico, biblioteca, sala de exposiciones, y todas aquellas actividades, que no son pocas, que tienen lugar en Sarnago. Este edificio ha sido objeto recientemente de otra rehabilitación más, la instalación de servicios con duchas incluidas, que fueron estrenados por todos los que acudieron ese día a la cita de Arte y Cultura.


Pintar SARNAGOPintar SARNAGOPintar SARNAGO

Los componentes del Taller editaron para esta jornada un periódico titulado “La Voz de Sarnago”, donde aparecen eventos relacionados con el día, experiencias de los alumnos, y poemas dedicados a este hermoso rincón de Soria, sin olvidar los toques de humor.


Pintar SARNAGOPintar SARNAGOPintar SARNAGO

Por cualquier lugar de Sarnago se podía ver a los alumnos del taller tratando de captar, y consiguiéndolo, todo aquello que mereciera plasmarse en el lienzo, que es mucho. Mientras unos pintaban, otros se encargaban de una intendencia propia de las fiestas populares: dulces y moscatel para entonar el día; migas pastoriles para dar fuerza; y una exquisita caldereta de cordero acompañada de ensalada y finalizada con tarta, café de puchero y licores. Era de ver la plaza ocupada por tres largas mesas y alrededor de cien personas, entre visitantes y residentes.


Pintar SARNAGOPintar SARNAGO

Por la tarde se celebró el concurso de pintura. Los encargados de discernir quienes se merecían los premios fueron José María Carrascosa –de la Asociación de Amigos de Sarnago-; Ángel Egido Martín –arquitecto-;  Toñy Albarrán Ruiz –relacionada con el mundo del Arte-; y Jaime del Huerto, pintor y profesor de todos ellos.


Pintar SARNAGOPintar SARNAGO

Los premios fueron para María Múgica, del grupo de pintura de Almazán, primero; Charo Hernández, del grupo de Soria, segundo; y dos accésits para Conchi Ruiz, y Pedro Sánchez, ambos del grupo de Soria. Los niños, que fueron muchos, tuvieron todos sus premios por el hecho de participar. Los premios consistieron en dos diplomas con dibujos de Sarnago que realizó Charo Hernández, la que a su vez consiguió el segundo premio, y libros, que fueron donados por la Diputación Provincial de Soria y la Fundación Gaya Nuño.

Para el evento, el Taller de Jaime del Huerto encargó unas tazas impresas con un dibujo de Sarnago, como no podía ser de otra manera, todo rezumaba Sarnago.


Pintar SARNAGO

Colofón del día fue la actuación de la cantautora vallisoletana Amparo García-Otero quien despidió el día con “Ya se van los pastores”, canción tradicional que, escuchada en la gran plaza central de Sarnago, donde tienen lugar todos los eventos, rodeada de las alturas más importantes de La Alcarama, donde tradicionalmente se ha ejercido el más que oficio de la Trashumancia, emocionó a todos los asistentes.

soria-goig.com

Pintar Sarnago (previa)

Bien mediado el mes de septiembre (2009) fuimos Jaime del Huerto y yo a visitar San Pedro Manrique. Mi querencia por Tierras Altas es algo que no he escondido nunca, antes bien, me complace reconocerlo siempre que puedo. Recorrimos la villa, admirando las casonas de los ganaderos, entre ellas, la más importante y mejor conservada, la de la familia Hidalgo. Salimos extramuros y subimos hasta la iglesia de San Miguel, en ruinas, amparando al cementerio. Comimos en la Pensión Pili un sabroso arroz y escabechados, y nos enteramos de que la propietaria, Pilar, vislumbra ya su jubilación.

Ya de vuelta quise enseñarle Sarnago a Jaime. Y Jaime, como ha sucedido con otros artistas y escritores, se enamoró de Sarnago. Es lo que tienen los pueblos deshabitados –ahora éste en proceso de rehabilitación- para los espíritus sensibles. Se cree ver en ellos la vida todavía, aunque en realidad se imagina, y al hacerlo, aparece idealizada.

Sarnago se distingue de otros pueblos deshabitados por su ubicación, por lo que se une, al caserío desdentado, a los muros derruidos, a las viejas puertas entre abiertas, a la hierba creciendo por entre los guijarros de las calles, las vistas de montes redondeados, prados, pinos de repoblación y “el castillo”, donde los primitivos habitantes de Tierras Altas se asentaron para, de manera ininterrumpida, generación tras generación, vivir y morir en ellas.

Cuando bajábamos los escalones de la pequeña iglesia románico-rural, en ruinas, aunque todavía mostrando su puerta con arco de medio punto y los nervios de las bóvedas, Jaime me dijo que iba a pintar Sarnago.

Volvimos unos días después para hablar con José María Carrascosa sobre la posibilidad de organizar una exposición para el próximo verano de 2010. José María se mostró entusiasmado y Jaime, recorriendo de nuevo el pueblo con él como cicerón, se reafirmó en su proyecto.

Pasamos en Sarnago el domingo siguiente, Jaime haciendo ya bocetos, yo tomando apuntes para, tal vez, apoyar esa exposición con algún relato, ya veremos. Fue un día hermoso, con algunos árboles amarilleando entre el verdor de los pinos. Descubriendo una piedra con signos por aquí –estudiadas por Eduardo Alfaro- un arco medio derruido de una gran casona de merineros, las mejores vistas de conjunto matizada la límpida luz por filamentos de nubes, mientras bebíamos un Ribera y comíamos un dulce de alfajor llegado de Jaén.

El proyecto “Pintar Sarnago” está en marcha.

LINKSarnago 

LINKWeb de Sarnago

LINKJaime del Huerto

VOLVER

©soria-goig.com