Luis Alberto Romero

Pintor

 

Luis Alberto Romero y el realismo de su pintura

 

CLICK!! para ampliar la foto
Luis Alberto Romero nació en Soria en 1970. En 1985 comenzó a exponer su obra. En 1995 se trasladó a Málaga, dedicándose profesionalmente al óleo e impartiendo clases de Dibujo y Pintura en el ámbito escolar. En 1998 se estableció en el pueblo malagueño de Alhaurín de la Torre, compaginando la pintura y las clases con su academia de arte que abrió en 1999 en el centro histórico de Málaga. En 2004 regresó a Soria donde instaló su estudio y su nueva academia, a la vez que imparte cursos de pintura al óleo a través de varios organismos.

Ha recibido varios premios de Arte, ha estado seleccionado en otros concursos y ha sido miembro del jurado de diversos certámenes nacionales.

Tiene en su haber numerosas exposiciones a nivel nacional e internacional, tanto individuales como colectivas (Soria, Málaga, Marbella, Madrid, Aranjuez, Zaragoza, Santander, Miami, La Habana, Holguín...) y ha participado en diversas ferias de arte (Sevilla, San Sebastián, Almazán, Agrigento, Gante, La Haya,…).

En 2010 inició los estudios de Grado en Bellas Artes en el CES Felipe II de la Universidad Complutense de Madrid, en Aranjuez. 

CLICK!! para ampliar la foto

Texto de una de sus exposiciones

La obra de Luis Alberto Romero puede enmarcarse –siempre dentro del arte figurativo- en el realismo, y en estos años va dirigiéndose hacia un realismo mágico con mucho simbolismo y onirismo.

Con una factura prácticamente hiperrealista en cuanto a la técnica, abarca una temática muy amplia: paisajes naturales, paisaje urbano, interiores, naturalezas muertas, marinas y la figura humana; con ella en especial, pero extensible al resto de su temática, pretende ante todo mostrar un tipo de vida y de costumbres con cierto aire nostálgico, natural y sosegado, difícilmente presente en el mundo real actual, por lo que se inspira en la propia fantasía y en otros tiempos y otros lugares, sin dejar por ello de considerarse un artista contemporáneo y actual, tanto por las ideas como por la concepción de las composiciones de sus cuadros.

Dentro de sus obras utiliza a menudo dobles imágenes, efectos imposibles dentro de la física clásica, y juegos con la simetría y la forma-contraforma.

Por otro lado, los formatos que utiliza son con frecuencia especiales: muy alargados, cuadrados, redondos, en triángulo, en trapecio o en hexágono.

En definitiva, arte personal, muy meditado, muy elaborado, íntimo y universal.

Una de sus colecciones es la titulada “Pinceladas de un Trovador”, veinte óleos donde interpreta las canciones del cantautor cubano Silvio Rodríguez, con quien coincidió en La Habana. El poeta, agradecido, le envió la siguiente carta: 

“Querido Luis Alberto: 

            Grata noticia la de tu proyecto generoso, más cuando veo tus imágenes de un realismo por momentos interrumpido. Tus paisajes y rincones tienen esa virtud que cristaliza lo poético. 

            Ver reinterpretadas mis canciones me produce una extraña sensación, porque es sentir otra presencia en una región muy privada. 

            Muchas gracias por pensar en mí, por tenerme como compañía, por haberte acercado a mis sueños y ahora brindarme los tuyos.”

 

Para ampliar esta breve reseña y disfrutar de sus cuadros en una buena resolución, recomendamos visitar el blog de Luis Alberto

www.arteluisalberto.blogspot.com

©soria-goig.com