V CERTAMEN LITERARIO

 "Un Soneto para Soria"

 

El jurado calificador del V Certamen "Un Soneto para Soria" que organiza el Círculo Amistad Numancia de Soria ha fallado, la tarde del pasado viernes, al Soneto "Castroviejo" de Andrés García Motos como el ganador.

El autor es nacido en Granada pero vive en Castelldefels (Barcelona) y está casado con una soriana de Adradas.

El premio se entregará en una lectura del Soneto allá en el mes de Agosto y consiste en un trofeo del caballo de Soria.

El jurado, un año más, estuvo compuesto por José María Martínez Laseca , César Ibáñez París y César Millán.

Se recibieron un total de 36 sonetos al concurso que llegaron de diferentes partes de España y del extranjero.

Desde la organización queremos agradecer a todos los participantes y al jurado calificador, así como, felicitar al ganador.

 

 

IV CERTAMEN LITERARIO

 "Un Soneto para Soria"

Ya tenemos Soneto ganador del IV Certamen "Un Soneto para Soria" que convoca el Círculo Amistad Numancia.

En esta ocasión el premio es para la turolense, afincada en Alicante, Teresa Rubira Lorén que se presentó al concurso bajo el pseudónimo de Sabina.

Han participado 39 Sonetos y el jurado estuvo compuesto por los profesores José María Martínez Laseca y César Ibáñez París y el librero César Millán.

La entrega del trofeo ganador y de la lectura del Soneto se realizará, como indican las bases, en la primera quincena del mes de Agosto.

 

 

 III CERTAMEN LITERARIO

 "Un Soneto para Soria"

 

Antonio Gutiérrez Gonzáles de Mendoza
Ganador del III Certamen "Un Soneto para Soria"

En la edición actual el premio recayó en el poeta y profesor extremeño, pero residente en Ciudad Real, Antonio Gutiérrez Gonzáles de Mendoza que acudió a Soria a recoger su premio.

En la primera edición  el premio recayó en el poeta colombiano Reinaldo Bustillo y en la pasada edición en el uruguayo Luis Antonio Beauxis (ver más abajo). Ambos "cruzaron el charco" para recoger su galardón.

 

II CERTAMEN LITERARIO

 "Un Soneto para Soria"

 

El Jueves día 7 de Agosto, el poeta uruguayo Luis Antonio Beauxis Cónsul recog su premio como ganador del II CERTAMEN LITERARIO "Un Soneto para Soria" que organiza el Círculo Amistad Numancia. El acto se desarrolló en el salón Gerardo Diego.

El poeta (nacido en Montevideo el 4 de Enero de 1960)  vino a nuestra ciudad desde Uruguay expresamente a recoger este premio y a conocer Soria y España en la que no ha estado nunca.

Su obra, "El Rayo de Luna" fue la ganadora de este II Certamen al que se presentaron 22 Sonetos. El jurado que dictaminó en el mes de Mayo pasado estuvo formado por los Profesores Andrés Martín, José María Martínez Laseca y el crítico literario César Millán.

Se dá la paradoja que por segundo año consecutivo el Soneto ganador ha recaído en un poeta del otro lado del charco, pues hay que recordar que la primera edición la ganó el poeta colombiano D. Reynaldo Bustillo Cuevas que vino a Soria, en Agosto del  pasado año, desde Cartagena de Indias (Colombia) al Casino de Soria a recoger su premio.

Desde el Círculo Amistad Numancia mandamos la felicitación más sincera al ganador, con el que estamos en contacto, y  nuestro agradecimiento tanto al jurado como a los participantes del Certamen, y queremos invitar a todos los sorianos a que nos acompañen en esta entrega del Trofeo, consistente en un Caballo de Soria.

 

I Concurso "GAYARRELATOS"

 

Leonor Lahoz y David Botija,
ganadores de la primera edición de Gayarrelatos

El pasado 23 de agosto, la Asociación Gaya Nuño de Tardelcuende, entregó los premios de la I edición de Gayarrelatos, de los que fueron ganadores Leonor Lahoz Goig, con “La sombra de la demencia”, y David Botija Ibáñez, con “La elección”.

Los relatos debían comenzar con la frase “Lo que les sucede a los desgraciados”, inserta en el capítulo “Los labriegos”, del libro “El Santero de San Saturio”, obra de la que diremos, sin temor a equivocarnos, que es la más significativa de la narrativa soriana, escrita por un autor, Gaya Nuño, quien tal vez, todavía, no ha sido suficientemente reivindicado.

De ello, de reivindicarle, se ha ocupado desde hace muchos años, y muy bien, el escritor e investigador soriano, de Almajano, José María Martínez Laseca, quien fue el encargado de abrir el acto de entrega de los premios con una conferencia sobre Gaya, un repaso a su vida y su obra, con anécdotas sobre Concha de Marco, esposa de Gaya, con quien Laseca mantuvo una gran amistad hasta el final de la vida de ella.

Gaya Nuño nació, en 1913, en Tardelcuende, y la Asociación que lleva su nombre, fundada en 1986 con el fin de dinamizar ese pueblo, ha querido iniciar los actos que tendrán lugar en ese año, con la convocatoria de micro relatos, que tuvo muy buena acogida, respondiendo a la llamada los concursantes con casi cincuenta relatos. Fueron cinco los seleccionados definitivamente, entre los que se encontraba otro de la ganadora del primer premio, Leonor Lahoz, titulado “Las voces del monte”.

1 Premio

“La sombra de la demencia” LEONOR LAHOZ GOIG

“Lo que les sucede a los desgraciados”, escuché, pero no acerté a adivinar de cuál de aquellas mujeres provenía la voz susurrada. El director continuaba sus explicaciones sin tan siquiera mirarlas, sin sorprenderse porque caminaran descalzas. Avanzamos por el interminable pasillo seguidos por las tristes miradas. Los camisones blancos se empequeñecían hasta llegar a confundirse con las paredes encaladas. El resto de la visita la hice sobrecogida no tanto por la dantesca estampa como por la indiferencia del hombre. “Sería buena idea aceptar aquel trabajo?”. Cuando me acompañó a la salida la voz susurrada apareció en el recibidor “... a los desgraciados” y con ella las mujeres descalzas de mirada triste. En el exterior y con el reflejo de los camisones blancos en el cristal de la puerta, el director me recordó que los ancianos llegarían a la residencia la semana siguiente y apuntilló:

-Preferiría no mencionarles que el edificio fue un manicomio.

 

2º Premio 

"La elección” DAVID BOTIJA IBÁÑEZ 

Lo que les sucede a los desgraciados que se atreven a pulsar ese botón sólo mi loro y yo lo sabemos –dijo la vieja bruja dejando escapar una siniestra carcajada.

-Sólo mi loro y yo lo sabemos- repitió el pajarraco dando un saltito.

Contemplé el rústico tablero de madera que hacía las veces de consola. Nada inducía a pensar que aquello pudiese accionar algún artefacto maligno. El botón rojo reclamaba fuertemente mi atención.

-¡Venga; elige de una vez! – insistió la bruja.

Un rato después, entró en la caseta uno de mis amigos, preguntando a la vieja si me había visto por allí.

-Si tienes valor, pulsa un botón, muchacho. –animó ella.

Yo quise advertirle, pero en lugar de hacerlo me encontré repitiendo:

-Sólo mis loros y yo lo sabemos. Sólo mis loros y yo lo sabemos.-

Ahora, Dani elegía

Asociación Cultural Gaya Nuño

Biblioteca Soriana

inicio del web
© soria-goig.com